Fallo de responsabilidad fiscal por $1.632 millones contra tres corruptos exfuncionarios del Inpec

La Contraloría General de la República dejó en firme un fallo con responsabilidad fiscal por $1.632 millones contra tres exfuncionarios del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec), por un daño patrimonial relacionado con el manejo irregular de la caja menor de esta entidad.

El fallo confirmado en segunda instancia, y que en su momento fue proferido por la Dirección de Investigaciones 1, señaló como responsables fiscales a:
Yilda Yohanna Quijano Rodríguez, en calidad de profesional universitario de la Dirección de Gestión Corporativa del Inpec.

Héctor Giovanny Marín Bautista, dragoneante adscrito a la subdirección del Cuerpo de Custodia y Vigilancia (Comando GRI) del INPEC.

Y Carlos Eduardo Figueroa Burbano, Dragoneante adscrito a la Subdirección del Cuerpo de Custodia y Vigilancia (Comando Cores) del Inpec.

Anuncios

El proceso de responsabilidad fiscal, tuvo una cuantía de $4.740.936.795, suma que fue modificada, en atención al pago que hizo la Compañía Aseguradora La Previsora S.A., a favor del Inpec, por valor de ($3.346.833.622).

Transferencia de dineros públicos a cuentas personales

El daño patrimonial, se deriva del manejo irregular de la caja menor del Inpec, durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2010, al 31 de diciembre de 2013, a cargo de Yilda Yohanna Quijano Rodríguez, quien transfirió dineros públicos, desde la cuenta corriente del Inpec, a su cuenta personal y a las cuentas de los dragoneantes Héctor Giovanny Marín Bautista y Carlos Eduardo Figueroa Burbano, por concepto de pago de viáticos y comisiones a las que no tenían derecho.

Yilda Yohanna Quijano Rodríguez fue declarada responsable fiscal, a título de dolo, por $1.632.128.640. Por su parte, Carlos Eduardo Figueroa Burbano fue declarado responsable fiscal, a título de culpa grave, solidariamente hasta por $705.528.491, en proporción a su participación en los hechos; y Héctor Giovanny Marín Bautista, bajo el mismo título, por $518.695.697.

Estas tres personas permanecen privadas de la libertad desde el año 2014 por los mismos hechos.

Ese año, un juez les dictó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario tras encontrarlos culpables de un desfalco de más de $4 mil millones de pesos al Inpec, entre los años 2010 y 2013.

La Fiscalía indicó que entre los años 2010 y 2013, los implicados recibieron dinero de la cuenta principal del Inpec, dinero que giraba la encargada de la caja menor.

Yilda Johanna Quijano Rodríguez, quien para la fecha de los hechos se desempeñaba como la responsable del manejo de los dineros de la caja menor, fue quien transfirió a cuentas de otros funcionarios y de su padre la suma de por lo menos $4.800 millones de pesos.

Por estos hechos, fueron investigados Carlos Eduardo Figueroa Burbano, Héctor Giovanny Marín Bautista y Rubén Leonardo Montenegro, del Inpec, al igual que el padre de Johanna Quijano, Juan Martín Quijano, quien recibió en su cuenta particular $764 millones girados desde la cuenta del Inpec.

En ese entonces les imputaron los delitos de peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal, enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad material en documento público. La única que aceptó los delitos fue la mujer.

Yilda Johanna Quijano, al parecer, falsificaba los comprobantes y utilizando números de cedulas de ciudadanía de otras personas justificaba el pago de viáticos a funcionarios que no habían viajado o salido de la ciudad. Según la fiscal, la funcionaria del inpec manejaba el dinero de la entidad para cubrir deudas personales, inclusive.

Así se robaron a Colombia

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.