Publicidad

En Colombia son muchos los casos en los cuales las obras públicas se convierten en elefantes blancos, debido a la corrupción, los sobrecostos o el incumplimiento de los contratistas; en pocas ocasiones, esos llamados elefantes blancos logran ser concluidos y entonces terminan en el abandono.

Son muchos los casos, pero uno de los más emblemáticos es el Parque de las Aguas en Yopal (Casanare), un proyecto que comenzó a ejecutarse en el año 2000, con una inversión de siete mil millones de pesos; por los líos judiciales de los diferentes gobernadores que ha tenido Casanare, la obra nunca avanzó durante 17 años. El actual gobernador del Casanare, Alirio Barrera, pidió el acompañamiento del contralor general, Felipe Córdoba, y de todos los organismos de control, y tras varios meses de trabajo, se logró el milagro de terminar la obra. El propio contralor Córdoba y el gobernador Barrera pondrán en operación el Parque de las Aguas el próximo 23 de julio.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.