Óscar Andrés Pérez, el candidato por el Centro Democrático, se convirtió este domingo en el nuevo alcalde de Bello en medio de una polémica tras la orden de que debía portar un brazalete del Inpec para ser monitoreado.

La situación se presentó el fin de semana por las amenazas de Pérez a la Juez Segunda Municipal del Circuito de Bello, quien llevaba el caso del aspirante, señalado por corrupción y delitos contra la administración pública. Mediante un fallo, la juez ordenó que el procesado tenía que portar un brazalete del Inpec para ser monitoreado. La decisión judicial fue proferida el 27 de septiembre por el Juzgado Segundo Penal Municipal de Bello, con función de control de garantías.

Los hechos que motivaron la investigación penal contra el candidato ocurrieron durante su primer mandato, en el período 2008- 2011, en el que lo señalan de presuntas irregularidades en el proyecto Galileo de educación superior, que habrían dejado sin la posibilidad de graduarse y con deudas a cinco mil estudiantes de este municipio el norte del Valle de Aburrá.

Le puede interesar: Estos son los nuevos alcaldes del Valle de Aburrá

Según Pérez, estos panfletos amenazantes que aparecieron pegados en las paredes del juzgado, la Registraduría, la Fiscalía y en por lo menos otros dos lugares del municipio, es una campaña de desprestigio frente a su nombre y campaña.

Publicidad

Desde las redes sociales, usuarios residentes del municipio de Bello dividieron las opiniones entre la indignación por esta elección y otros que creen en la plena inocencia de Pérez.

Hacia las 7 de la noche, Pérez tenía en total 40.165 votos, Juan Felipe Restrepo Tamayo: 24.825 votos, Hugo Alberto Builes Cuartas: 17.449 votos y William de Jesús Ortega Rojas: 8.587 votos.

TOMADO DE EL COLOMBIANO

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.