Publicidad

Brinsa, Quimpac, Trichem y Mexichem son las cuatro empresas que sancionó la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por implementar un sistema restrictivo de la competencia en el mercado de cloro y soda cáustica en Colombia. Las sanciones en total ascienden a una suma superior a los 125.527,4 millones de pesos.

La investigación inició en 2017 y contó con la colaboración de Brinsa como compañía delatora, quien confesó su participación en las dos conductas sancionadas (cloro y soda cáustica), reconociendo su responsabilidad y colaborando con la investigación sobre la existencia y el funcionamiento del cartel empresarial, según constató la autoridad mediante un comunicado.

Entre 2002 y 2014, dicha organización se repartió junto con Quimpac los clientes a nivel nacional de cloro, sustancia química utilizada especialmente por acueductos del país para el tratamiento y potabilización del agua.

En cuanto al mercado de la soda cáustica, esas dos compañías junto con Trichem y Mexichem acordaron implementar un sistema tendiente a limitar la competencia a través de la salida coordinada de Mexichem del mercado en Colombia.

También, pactaron la distribución de sus volúmenes de importación, entre otras conductas encaminadas a impedir la entrada o expansión de nuevos competidores.

Monumentos de la corrupción
Andrés Barreto, superintendente de Industria y Comercio.Foto: Camilo Suárez Echeverry

Además de las multas a nombre de las compañías, fueron sancionados 13 funcionarios activos y exfuncionarios de las cuatro empresas cartelizadas por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado las conductas violatorias de la libre competencia económica.

Contra esta decisión de la Superindustria procede recurso de reposición, conforme a lo indicado en el artículo 74 de la Ley 1437 de 2011.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.