Alonso Acosta Osio, ex congresista del Atlántico y Álvaro Cotes Vives, el poder detrás del “Mello Cotes, su hijo.

Por: Hernando Escobar Medina

El pasado 23 de abril, los barranquilleros se sobrecogieron con la matinal noticia difundida profusamente por medios de comunicación locales y nacionales: el ex representante a la Cámara por el Atlántico y ex Presidente Para América Latina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alonso Acosta Osio (Alonso Rafael del Carmen Acosta Osio), había sido capturado en Tegucigalpa, Honduras, en atención a una solicitud de extradición presentada por la Cancillería colombiana, dado el requerimiento de la Corte Suprema de Justicia, con ocasión del proceso penal con radicación No. 39766 (Derivado de la investigación penal No. 26.625), por sus presuntos vínculos con la “parapolítica”. (https://www.elheraldo.co/politica/en-video-capturan-en-honduras-al-excongresista-alonso-acosta-senalado-por-parapolitica)

La investigación contra el ex congresista Acosta Osío fue ordenada en una providencia dictada por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia en agosto de 2012 (Ver providencia), luego de recaudar algunos testimonios que aludían a vínculos de empresarios y miembros del Congreso de la República con el Bloque Norte de las Autodefensas y al conocerse el contenido del computador de Edgar Ignacio Fierro, aliasDon Antonio, con amplia y detallada información acerca de los compromisos que ese Bloque de las AUC tenía con empresarios, comerciantes y contratistas de la Costa Atlántica. (https://verdadabierta.com/don-antonio-el-hombre-computador/)

SALA DE CASACION PENAL CORTE SUPREMA DE JUSTICIA-ALVARO COTES VIVES

Los testimonios rendidos a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por Edgar Ignacio Fierro Flórez (“Don Antonio”), José del Carmen Gelvez Albarracín (“El Canoso”) y Mario Rafael Marenco Egea (“Rey” o “El Gordo”), quienes como miembros del Bloque Norte de las AUC se habían desmovilizado, acogiéndose a la Ley 975, de julio de 2005, con la obligación de dar a conocer toda la verdad sobre los delitos cometidos como integrantes de un grupo armado organizado al margen de la Ley, determinaron la investigación penal contra el ex parlamentario Alonso Acosta (https://www.elheraldo.co/politica/la-version-de-don-antonio-que-enreda-alonso-acosta-osio-623044).

Sin duda alguna la captura de Alonso Acosta Osio causó gran revuelo en Barranquilla y la Costa Caribe, habida consideración de su prestancia profesional, diplomática, política y empresarial como abogado constitucionalista, con maestría en Derecho Público, Teniente Coronel de la Reserva Profesional del Ejército, Secretario del Despacho de la Alcaldía de Barranquilla, Secretario del Despacho de la Gobernación del Atlántico, Gerente del Sena Regional Atlántico, Concejal de Barranquilla, Diputado del Departamento del Atlántico, Representante a la Cámara desde 1994 al 2010, Presidente y Vicepresidente de la Cámara de Representantes, Presidente y Vicepresidente de la Comisión Sexta Constitucional de la Cámara, miembro de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores del Gobierno Colombiano, miembro del Parlamento Andino, Embajador de Colombia ante el gobierno de Aruba y Presidente Para América Latina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del 2010 al 2018.

Mientras Alonso Acosta está sometido al escarnio público por cuenta de su detención y procesamiento penal, ¿en Santa Marta habría igual conmoción si la Unidad Antiterrorismo de la Fiscalía General de la Nación dispusiera la captura y detención de Alvaro Cotes Vives por cuenta de los testimonios entregados en su contra, ante la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, por parte de Edgar Ignacio Fierro Flórez (“Don Antonio”) y José del Carmen Gelvez Albarracín (“El Canoso”), quienes vienen a ser los mismos desmovilizados del Bloque Norte de las AUC que incriminaron a Acosta Osio?

Resulta desatinado intentar hacer un parangón entre las desigualadas trayectorias de ALONSO ACOSTA OSIO y ALVARO COTES VIVES (“El poder detrás del trono en la política del Magdalena”), por cuanto el Primero se destaca en virtud de su ya mencionada trayectoria y hoja de vida, y a Cotes Vives solo se le puede abonar su básica educación media vocacional, los vínculos con miembros de las AUC (https://www.elheraldo.co/y-por-que-ellos-no-132172), su oscura “trayectoria comercial” indagada por organismos de investigación de Colombia y los Estados Unidos de América (https://verdadabierta.com/los-para-memos-de-santa-marta/), las subrepticias financiaciones y sus oscuras actuaciones en la política del Magdalena para hacer elegir en el 2003, con el concurso de las AUC, a su cuñado José Francisco Zúñiga Riascos, a su hijo Luis Miguel “El Mello” Cotes y a su hermana Rosa Cotes Vives, como Gobernadores del Magdalena en tractos sucesivos, en el 2011 y 2015 (https://corrupcionaldia.com/el-poder-detras-del-trono-en-la-politica-del-magdalena/), y sus vínculos con ciudadanos que ostentan prontuarios criminales.

Pero, si es imposible confrontar sus ejecutorias y actuaciones, entonces ¿Qué va de Alonso Acosta Osio a Alvaro Cotes Vives?

 Pues bien, mientras la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenaba investigar a Acosta Osio, en atención a los testimonios entregados en su contra por Edgar Ignacio Fierro Flórez, José del Carmen Gelvez Albarracín y Mario Rafael Marenco Egea, desmovilizados miembros del Bloque Norte de las AUC, también hacía lo propio respecto de Alvaro Cotes Vives al valorar los testimonios que, en su contra, rindieron ante esa Corte los mismos desmovilizados que incriminaron a Acosta Osio: Edgar Ignacio Fierro Flórez y José del Carmen Gelvez Albarracín; en esos testimonios contra Cotes Vives fueron evidenciados sus vínculos con el Bloque Norte de las AUC, en particular con el Frente Resistencia Tayrona comandado por Hernán Giraldo Serna, en la Sierra Nevada de Santa Marta. (https://web.eventossantamarta.com/2019/02/08/el-mayor-aliado-de-las-autodefensas-en-el-magdalena-se-llama-alvaro-cotes-vives-alias-morrocoyo)

Alvaro Cotes Vives, haciendo gala de su poder económico, político y armado (públicamente exhibe en Santa Marta un grupo de treinta hombres provistos con armas automáticas y fusiles), manifiesta tener bajo su control las actuaciones de la Fiscalía General de la Nación y haber “arreglado” sus líos judiciales y los de su hijo Luis Miguel “El Mello” Cotes, ex mandatario departamental y actual candidato a la Gobernación del Magdalena, quien debe enfrentar el juicio que se iniciará en los próximos días en la Sala Especial de Primera Instancia (Sala de Juzgamiento) de la Corte Suprema de Justicia, bajo el radicado No. 10016000102-2017-00181-01, al haber sido responsabilizado de corrupción en la estructuración e implementación de la licitación y adjudicación del Contrato del “Chance”, en el 2012.

Cotes Vives, con inocultable desparpajo, asegura que en los comicios electorales del próximo 27 de octubre consolidará el poder político del “Clan Cotes” con la elección de su hijo, “El Mello” Cotes”, como Gobernador del Magdalena, que se hará al control político en 20 de los 30 Municipios del Magdalena con la elección de sus mandatarios municipales y al manejo de la Asamblea Departamental.

ALVARO COTES VIVES, “El Poder Detrás del Trono en la Política del Magdalena”, Jefe del “Clan Cotes”, está siendo investigado penalmente por sus vínculos con el Frente Resistencia Tayrona del Bloque Norte de las AUC, en atención a las consideraciones de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, tal como se ordenara en la providencia judicial que dispuso también el procesamiento penal contra Alonso Acosta Osio; eso tienen en común Cotes Vives y Acosta Osio. Sin embargo, mientras Acosta se encuentra recluido en una cárcel de Honduras, en espera de su extradición a Colombia, Alvaro Cotes Vives disfruta de la transitoria impunidad que dice haber comprado en la Fiscalía General de la Nación.

Próxima entrega: ¿Luis Miguel “El Mello Cotes”, Alvaro Jose Cotes Habeych, Alvaro Cotes Vives y Rosa Cotes de Zúñiga son responsables de incurrir en Enriquecimiento Ilícito, Lavado de Activos y Testaferrato?

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.