Por: Jorge Vergara Carbó

Es mucha la información sobre el contrato 1043 de diciembre de 2020, del Mintic, por un monto de $1.07 billones, y el pago de un anticipo de $70.243 millones, el 6.55%, establecido como anticipo en el  contrato,  y el no pago de un segundo anticipo por $21.000 millones, que se negó la Ministra entregar a pesar de haber sido avalado por la firma Interventora y la firma contratada sobre riesgos, y por supuesto por la Oficina Jurídica de Mintic.

Anuncios

Es bueno mencionar, que este proyecto se gestó desde el DNP, por parte de Iván Mantilla Gaviria, un ingeniero electrónico, con PHD y una alta experiencia, que fue nombrado en el año 2018, viceministro de Conectividad y continúo en el cargo con Karen Abudinem, hasta el 11 de febrero del 2021, siendo reemplazado por el Barranquillero Walid David Jalil.

  • El responsable de la licitación de la conectividad de las  14.745, escuelas en el país, fue por supuesto el gestor del proyecto el viceministro Iván Mantilla Gaviria. Él dirigió todo el proceso licitatorio y estuvo en la adjudicación del contrato 1043, el 20 de diciembre del 2020, cuando salió favorecida la UT “Campos Poblados” constituida por las empresas, que relacionamos en el siguiente cuadro con la participación en el negocio de cada una de ellas, y el nombre de sus representantes legales. Vale la pena anotar, que el abogado Carlos Páramo Samper, le hizo llegar una comunicación a la ministra donde le notificaba, que él nada tenía que ver con ese contrato, ya que no era el representante legal de dicha firma, desde el 21 de diciembre del año 2020. El representante a partir del 23 de diciembre, es Robert Antonio Gómez Cuello.
pastedGraphic.png
Tomado del periódico  EL TIEMPO

Tres  de las cuatro empresas  no tenían experiencia en el ramo. La que tenía experiencia NOVATIC (NIT 900485861-0), era el disfraz de la empresa FUNTIC (NIT 900485861-0) implicada en irregularidades en los contratos de bilingüismo en la Guajira Magdalena, Norte Santander, Lorica y otras entidades territoriales, tal como lo denunció a tiempo el Portal “Corrupción al Día”: “El Descaro de Mintic”, denuncia a la que no le prestaron atención, ni la ministra, y mucho menos los organismos de control.

El representante legal y propietario de FUNTIC, es Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona, (Ver su historia en Mega Contratistas de Colombia), quién a su vez es el dueño del 70%, de la empresa que le giraron $58.302 millones, del anticipo en una cuenta del  CITIBANK en Delaware, un paraíso fiscal, y el otro 30%, es del barranquillero Efraín Humberto González Hamburger.

Juan Carlos Cáceres Bayona

No deja de llamar la atención, que en la investigación del contrato 1043, no se haya incluido al cerebro y gestor del proyecto y por supuesto de la licitación y adjudicación del contrato. Hasta ahora no lo mencionan para nada.

Quiero referirme al  columnista Analista en Tendencias  Digitales Nicola Stornelli García, quién en un artículo publicado en Portafolio  “La alegría de Karen Abudinem” hace una defensa de la licitación de la conectividad de las 14.745 escuelas, y por supuesto elogia al Viceministro Iván Mantilla, por ser él el cerebro de tras de esa licitación, a pesar de las voces discordantes con dicha adjudicación y  la denuncia de “Corrupción al día” y de la “Silla Vacía” . El columnista resalta a la empresa NOVATIC, como de gran experiencia cuando no se le dio por investigar tanto él, como el Viceministro Mantilla, que esa empresa era la antigua FUNTIC. ¿Qué dirá ahora el Analista en Tendencia Digitales?

Iván Mantilla Gaviria, ex vice ministro de Conectividad

Sorprende, que al ex viceministro Mantilla no se le menciona para nada, en este lío, nadie lo menciona, cuando él fue el que estructuró todo y estuvo en la adjudicación. Toda el agua sucia ha caído sobre la ministra, quién ha puesto la cara y  ha tomado decisiones como la de declararle la “caducidad al contrato”, con las implicaciones jurídicas y económicas que ello implica, como también proceder a embargar sus cuentas e instaurar las respectivas demandas.

Lo que no se puede entende por qué la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría no involucran en sus investigaciones al Ex viceministro Juan Mantilla Gaviria. Funcionario Juan Mantilla Gaviria, persona que debe tener buena información sobre ese contrato. Igualmente celebramos que en dicha investigación se hay involucrado al personal del ministerio TIC, que participó en todo el proceso contractual.

Sobre ese contrato caben muchos interrogantes, que ameritan una respuesta del presidente Duque,  de la Ministra Abudinem, la DIAN, la UIAF, la junta directiva del BR, y por supuesto los entes de control.

¿Cómo es posible que en pleno siglo 21, se pueda abrir una licitación y el ministerio no se diera el trabajo de averiguar quiénes son los propietarios reales de las firmas participantes y su experticia en el tema a  licitar?



¿Cómo es posible que el Departamento jurídico del ministerio no verificara la legalidad de las pólizas exigidas para otorgarle el contrato?

¿Cómo es posible que no se cumpliera con el Estatuto cambiario del país, y no se dijera nada por sacar $58.302 millones, del anticipo a un paraíso fiscal, localizado en Delaware-EEUU. Qué Organismo del gobierno autorizó esa transacción internacional?

¿Cuál fue el concepto que emitieron: Control Interno, Departamento jurídico, comité de contratación de Mintic, sobre la garantía de la seriedad de la propuesta, la garantía del cumplimiento contractual, buen manejo del anticipo, y las otras pólizas que exige el Decreto 724 de 2012, en su título V, artículo 5.1.1 , y siguientes, y el informe técnico del grupo evaluador?

En el escrito publicado el 17, de agosto, del presente año titulado “Porque callan el BR, la DIAN y la UAIF” señalamos las falencias de estas instituciones en el cumplimiento de sus funciones, y les solicitamos una respuesta de cada una de ellas. La estaremos esperando.

Es que la fuga de capitales en el país, la calcula el FMI, el BID y BIRF, en unos US$300.000 millones, cifra superior al PIB del país, en el año 2019 y 2020. Ese desangre a precio de hoy del dólar, nos cuesta $1.162 billones, dinero suficiente para generar empleo y crear riqueza, que tanta falta nos hace.

Ese monto significa que no hay controles en la salida de divisas, el dinero se saca sin problemas por distintos medios, causándole un daño tremendo a la economía. Hoy somos exportadores de capital, lo que incide en la TRM, y en la falta de inversión productiva en el campo y el sector manufacturero, como en otros sectores económicos. 

¿Qué dicen estas Instituciones sobre la Fuga de Capital? No se puede aceptar el argumento que ha hecho historia en el país, de que como no se garantiza seguridad, se hace necesario sacar la plata para garantizar en el evento de un conflicto contar con recursos para vivir. Ese argumento lo utilizan los dueños de capital, para fines políticos.

Así lo hicieron en las elecciones pasadas con movimientos especulativos dispararon el dólar, y los medios de comunicación que les pertenecen titularon “no ha ganado Petro y ya el dólar se disparó”. Gano Duque y el dólar se ha disparado con la tasa más alta de nuestra historia, y se seguirá disparando porque en las encuestas sigue ganando Petro y Fajardo. Pregunto ¿será que todos los colombianos podemos sacar libremente millones de dólares del país? Como lo hacen, para llegar a la cifra mal contada de US$300.000 millones. Esos postulados, al igual de que roban pero hacen, no se pueden aceptar bajo ningún punto de vista

Como pueden apreciar, son muchos los interrogantes que necesitan respuesta, llegar a donde llegaron fue producto de una serie de errores de todos quienes participaron en el proceso, incluyendo a la Procuraduría que le hizo seguimiento al proceso de contratación. De esta entidad nada se puede esperar, ya que ellos parten de la premisa que “todos actuaron de buena fe, y no tienen experiencia en este tipo de contratos y  menos en la elaboración de presupuestos, tal como lo afirmaron en la investigación de Reficar a los miembros de la junta directiva de Ecopetrol, donde perdimos US$6.000 millones” 

CONTRATO DE FIRMA INTERVENTORA Y FIRMA DE RIESGOS

A pesar que el contrato contó con una firma interventora “PE2020 C Digitales” y una firma especializada en riesgos “SES Colombia SAS”contratada la primera para garantizar la ejecución del contrato, y la segunda para conceptuar sobre las pólizas de garantías exigidas en el contrato, ambas no cumplieron a nuestro juicio con el objeto de sus contratos.

La firma interventora avaló no solo el pago del anticipo por $70.243 millones, sino que también autorizó otro pago por $21.000 millones, el cual no se hizo efectivo. SES Colombia SAS, sí que lo hizo peor, aprobó las pólizas presentadas por el representante legal de “Centros poblados” Luís Fernando Duque Torres, un ingeniero electrónico, con experiencia en el ramo.

Con base a esos dos conceptos procedió el Mintic, a ordenar el giro del anticipo por $70.243 millones, a la Fiducia abierta por los contratistas en el Banco BBVA. Hasta ese punto, no se había destapado el escándalo de las pólizas, el cual se descubre debido al   incumplimiento en la ejecución por parte del contratista. Ante ese incumplimiento Mintic con su equipo de trabajo convocó al representante legal de “Centros Poblados” a una audiencia, invitando a la misma al gerente del banco ITAU. Por ser la entidad que supuestamente había otorgado las pólizas exigidas en el contrato 1043/20.

En esa reunión se destapó el escandalo al afirmar el gerente del Banco ITAU, que ellos no habían emitido ninguna póliza, y que las pólizas presentadas eran ilegales. Ahí, ardió Troya, al divulgar los medios de comunicación la noticia y en especial la denuncia de la periodista Paola Herrera de Blu Radio.

LA INTERVENTORÍA “YO CON YO”

Lo que uno no puede entender, es como el Departamento Jurídico, la oficina de Control Interno, el equipo evaluador y la Procuraduría no se les ocurrió llamar al banco para confirmar esas pólizas. Tampoco lo hizo la firma SES Colombia, ni la firma interventora PE2020 C Digitales, firmas que deberían responder por su negligencia.

Lo que sucedió, en este contrato, es lo que pasa en la mayoría de los contratos en este país. Se contratan firmas interventoras muy ligadas con el contratista, y muchas veces son firmas del mismo contratista. O se contrata y el mismo contratista supervisa el contrato. Hay muchas concesiones y contratos con esas irregularidades, en todo el país.

Es lo que se conoce “yo con yo”. Valdría la pena, que se revisaran varias pólizas en la mayoría de los contratos para verificar si las pólizas son legales o ilegales. Principalmente deben revisarse las pólizas de los contratos de la firma FUNTIC. En el corrillo, se afirma que hay muchos contratos ya ejecutados que se hicieron con pólizas falsas. ¿Quién investiga eso?

Son varios los casos, que se han dado en el país, Para la muestra un botón, en septiembre de 2006, Caracol Radio a nivel nacional denunció que el contrato de la remodelación y adecuación de las oficinas de la DIAN en todo el país, la  contrató con el grupo Nule y  Alex Char, que tenía el 61%, del  contrato, pero lo más grave fue que la DIAN contrató como interventora a una empresa de propiedad del grupo Nule “BITACORA”.

Resultado: las obras no se ejecutaron en su totalidad pero el contrato fue pagado  incluyendo los adicionales, al ser avaladas las cuentas por la firma interventora. Ni la DIAN, ni los organismos de control dijeron “esta boca es mía”. Para confirmar lo anterior, pueden verificar lo publicado por Caracol Radio, El Tiempo, La silla Vacía y otros medios.

LO QUE DICE GERMAN VARGAS LLERAS SOBRE CONTRATO MINTIC

Para reafirmar lo expresado en este documento, me permito trascribir parte de la columna habitual del día domingo en El Tiempo, de German Vargas Lleras:

Cada día se conocen nuevos hallazgos en torno a la adjudicación del contrato por más de un billón de pesos al tristemente famoso consorcio Centros Poblados. Ya empiezan a aparecer los verdaderos socios de este escandaloso atraco a la nación. Todos, viejos conocidos de los estrados judiciales. Así como no revisaron las pólizas, tampoco les interesó indagar por ninguno de los partícipes de este entramado.”

Siguió diciendo: “Este viernes, por fortuna, quedó en firme la caducidad del contrato. Como era de esperarse, Pino Ricci interpuso el recurso extraordinario de revocatoria directa y pidió acreditar a sus clientes como víctimas. Anuncia pleitos interminables en los que ojalá la Agencia de Defensa Jurídica de la Nación y su director, Camilo Gómez, se apersonen. Imposible dejar en manos de los abogados del Ministerio semejante pleito. Pero ahora lo importante es saber a las cuentas de quiénes fueron a parar los $70.342 millones del anticipo que nunca se recuperarán. ¿A alguien se le ha ocurrido preguntar por qué escogieron como epicentro internacional de esta operación el estado de Delaware, en Estados Unidos? Aquí no estamos tratando con principiantes, sino con verdaderos profesionales”.

A QUIENES LE CONSIGNARON EL ANTICIPO

Del anticipo, por $70.243 millones, se consignaron $58.302 millones, al Citibank en una cuenta de la empresa “NUOVO SECURITY LLC” en el paraíso fiscal de Delaware_EEUU, una firma de un contador llamado Diego Benjamín Aronis, que hace de testaferro, porque los verdaderos dueños de esa firma son los colombianos Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona, persona implicada en los actos de corrupción con el contrato de bilingüismo, en los Departamentos de la Guajira, Magdalena y Norte de Santander por más de $22.823 millones, a través de la firma FUNTIC, la misma que contrato con Eduardo Verano en el año 2011, por un monto de $6.500 millones, y en el Departamento de Córdoba. Denuncias hechas por el portal “La Silla Vacía” y “Corrupción al Día”.

El otro socio propietario es Efraín Humberto González Hamburger,  (denuncia hecha por El Tiempo agosto 18/21).  Con ese mismo nombre aparece una firma en Barranquilla en la calle 75 No 58-52 piso 2, teléfono 3562984 y 3562985. Ahora el señor González Hamburger oriundo de Barranquilla, en entrevista que le hiciera el periódico El Tiempo, afirma que a él, le falsificaron la firma y fue engañado por su socio mayoritario y por el Robert Gómez, representante legal de la firma de la UT, Fundación de Telecomunicaciones, Ingeniería, Seguridad e innovación(Novotic), la antigua FUNTIC, señalada anteriormente.

El resto del anticipo de $11.941 millones, se lo giraron a la empresa “INCELSA SAS” de Barranquilla, cuya dirección es calle 77 No 59-35 oficina 1101, celular No 3004518779.una empresa que tiene de capital unos $600 millones, y ventas inferiores a mil millones anuales.

RECUPERARÁN LA PLATA DEL ANTICIPO

Lo más seguro es  que el dinero depositado en el Estado de Delaware, deba encontrarse en otro paraíso fiscal.

Declararles la caducidad a los contratistas, y ponerles una multa de $39.400 millones, no garantiza para nada la recuperación de los $70.243 millones, y el pago de la multa. Tampoco lo recuperarán con el embargo de las cuentas de las empresas asociadas, no creo que alcancen a embargar $20.000 millones. Debe tenerse en cuenta que la plata que se perdió en los contratos de bilingüismo no se recuperaron, hablamos de más de $25.000 millones

Esperamos que esta licitación y adjudicación, sirva de lección par el  gobierno nacional y las entidades territoriales en sus procesos licitatorios para que no vuelvan a cometerse tanto errores como los cometidos en este contrato (1043) y los implicados como contratistas, y los funcionarios públicos intervinientes en el mismo sean sancionados ejemplarmente para que no vuelvan a ocupar un cargo público.

La verdad, no entiendo cómo se dejaron engañar de NOVATIC y FUNTIC, que si bien es legal utilizar el mismo NIT, eso significaba que eran la misma empresa con otra cara.

Por último comparto con Germán Vargas Lleras, que con los errores cometidos por el Mintic en esta licitación y adjudicación, una posible demanda de parte del consorcio, vaya a ser adelantada por su Departamento Jurídico, que en gran parte es culpable de todo lo sucedido en ese contrato. Esa defensa  debe quedar en manos de la Oficina de Defensa Jurídica del Estado, o contratar los mejores abogados del país.

Presidente Duque, necesitamos respuesta. Tenemos derecho a conocer la verdad, al igual que conocer el monto en que vendieron Electricaribe. No más secretos.. 

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.