Publicidad
Por: Jorge Vergara Carbó

El presupuesto público es fundamental para el gobierno central y las entidades territoriales. A través de él, debe verse reflejado el cumplimiento de los planes de desarrollo aprobados por el legislativo. Su cálculo debe hacerse sobre bases reales y orientado fundamentalmente a cumplir lo prometido en campañas políticas y, a su vez,  incluirse en el respectivo plan de desarrollo.

Para el 2021, la gobernación del Atlántico, bajo la dirección de Elsa Noguera, por lo demás experta en finanzas, presentó un presupuesto ambicioso, superando en un 51,2% al presupuesto del 2020. Noguera ajustó un presupuesto de $1.542.598.000.

En su elaboración debieron: participar todas las entidades que hacen parte de las respectivas administraciones y tener en cuenta el comportamiento de las distintas variables macroeconómicas que inciden en el crecimiento del PIB, especialmente para el presupuesto del gobierno nacional, dado que gran parte de los recursos provienen del Sistema General de participación (SGP) y de la cofinanciación de proyectos prioritarios de inversión.

En Colombia, no se puede ejecutar un gasto que no esté debidamente presupuestado. Hacerlo implica para el funcionario público, sanción disciplinaria y penal. Por eso es de vital importancia para quienes rastreamos las huellas y orígenes de la corrupción conocer la estructura y proyección de los presupuestos de las entidades públicas.

Desde los presupuestos podemos rastrear qué hacen los gobernadores, alcaldes, gerentes de entidades públicas, directores de entes descentralizados, etc, con el dinero público, o sea, el dinero de todos nosotros.

Publicidad

Con relación al presupuesto del departamento del Atlántico, al parecer está sustentado sobre bases reales al proyectar sus ingresos corrientes teniendo en cuenta las variables macroeconómicas, el efecto pandemia sobre sus ingresos y la situación económica y fiscal del país. Lo mismo acontece con el cálculo de los desembolsos  del crédito que se recibirán durante el año, la mayoría producto de las negociaciones que se hacen en el año anterior que no fueron desembolsados por las entidades financieras.

MONTO DEL PRESUPUESTO 2021 ”ATLÁNTICO PARA LA GENTE”

El monto estimado del presupuesto para la vigencia 2021, es de $1,5 billones, superior al del 2020, que fue de $1,0 billones, lo que implica un crecimiento del 50%. A simple vista podría uno afirmar que es un presupuesto desfasado, pero al analizar los argumentos que esgrimen para justificar ese monto, encontramos que son creíbles, por lo siguiente: El primero es que esperan recibir desembolsos del sector financiero del orden de $139.600 millones. El segundo  que esperan recibir del gobierno nacional recursos de cofinanciación por $334.264 millones.

Si bien la situación financiera y fiscal del país, no es la mejor, no dudamos de la capacidad de gestión de la gobernadora y su equipo de trabajo para lograr convencer al gobierno central de la necesidad parar que financie una serie de programas de inversión orientados a cerrar la brecha social existente en los 23 municipios del departamento y en especial a los de la provincia.

Su énfasis se centra en programas de saneamiento básico, donde ya cuenta con 34 proyectos diseñados, algunos en ejecución. Otro programa trata sobre la recuperación del sector agrícola del departamento, destacándose la recuperación de dos distritos de riego, que ya tiene vía libre debido a que recientemente se firmaron los créditos respectivos para la ejecución de ese programa. No podía quedar por fuera los programas de vivienda digna y el medio ambiente, temas que cuentan con gran experiencia por parte de la gobernadora al adquirirla en la alcaldía de Barranquilla y en el ministerio de vivienda. Complementan estos programas el plan vial, orientado a la conectividad del campo con los centros de consumo.

El único inconveniente que tendría la ejecución de los programas de inversión contemplados en el Presupuesto, sería si la situación económica del país sigue en signos negativos por la pandemia. No somos tan optimistas como el ministro Carrasquilla que aspira a que el PIB de este año, sea de menos 5.5%, y el año entrante del 6.6%.

De no cumplirse los estimativos del gobierno central, es posible que parte de los recursos de cofinanciación no se reciban durante la ejecución del presupuesto 2021. Estimamos que el presupuesto  para el 2021, se ejecutará por lo menos en el 90%, porcentaje excelente dado los resultados obtenidos en años anteriores tanto en presupuesto de la Nación como de las entidades territoriales.

La administración departamental tiene claro  que su presupuesto es limitado, al igual que lo han sido los anteriores, de ahí el empeño en conseguir recursos del crédito dado el bajo endeudamiento de la gobernación del Atlántico, que según el ministerio de Hacienda, en el 2019, fue de $420.000 millones, y una calificación de AA+.

ATLÁNTICO CON CAPACIDAD DE ENDEUDAMIENTO Y DE PAGO

De acuerdo al informe de viabilidad fiscal que prepara la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda al comparar los gastos de funcionamiento con los ingresos propios, el departamento del Atlántico presenta el porcentaje más bajo del país el 30%, cuando a nivel nacional es del 43%(Ley 617/2000).

Al revisar los parámetros establecidos en la Ley 358/97, los cuales están en el proyecto de presupuesto calculados hasta el año 2030, el Departamento en todo el horizonte presenta capacidad de endeudamiento y capacidad de pago positiva.

La capacidad de pago para el 2021, es del 7.6%, cifra que sale al dividir el monto de los intereses ($25.136 mill) a pagar sobre el monto del ahorro operacional ($332.500 mll). Este último sale de la diferencia  entre los ingresos corrientes menos las vigencias futuras y gastos de funcionamiento. La sostenibilidad del pago de la deuda para el 2021, es del 91.6%, cifra que se obtiene al dividir el servicio de la deuda (SD $491.665 millones) sobre los ingresos corrientes ajustados ($536.429 millones). Es bueno anotar que en los tres años, que le hacen falta a la actual administración, esos índices son positivos, a pesar de la disminución de sus ingresos corrientes por la pandemia alrededor del 35%. Lo que muestra el buen manejo que se la ha dado a los recursos públicos.

La gobernación del Atlántico, cuenta con dos entidades descentralizadas el Instituto Departamental de Transporte y Tránsito y el de Recreación y Deporte. Este último con un presupuesto de tan solo $5.129 millones, insuficiente para la preparación de nuestros deportistas y menos de construir escenarios deportivos o contratar buenos entrenadores. Esos bajos recursos reflejan el bajo rendimiento de nuestros atletas y la poca importancia que los anteriores mandatarios le han dado al deporte. Esperamos que la gobernadora ajuste el presupuesto de este año y los dos restantes de su mandato asignándoles mayores recursos, para que cumpla con lo prometido en su campaña política.

  INGRESOS PRESUPUESTADOS “ATLÁNTICO PARA LA GENTE”2021

CONCEPTOPRESUP 2020PRESUP 2021DIFEREN%
Libre Destinación283.970257.280-2.5
Destinación Específica418.085388.803-7.1
SGP Salud27.71623.994-13.4
SGP Educación269.522325.62720.8
SGP Agua Potable20.09119.800-2,4
Otros12.56922.438-2,4
Recursos de Capital8.494505.0595.846
TOTAL PRESUPUESTO1.020.4471.542.59851.2%
Cifras en millones de pesos

Como se puede apreciar, este es un presupuesto que en su exposición de motivos está bien sustentado y calculado sobre bases reales, a excepción de los recursos de cofinanciación que pueden tener problemas por la situación financiera del gobierno central.

De sus ingresos tributarios ($436.981 millones), los impuestos al vicio representan para el 2021, el 42.9%, de sus ingresos, las estampillas representan el 25.5%,( recursos que  tienen destinación específica), vehículos el 13.9%, y Registro el 11.7%. Esos cuatro ingresos representan el 94%, del presupuesto.

Los recursos recibidos por el SGP, equivalen al 25.2%, del total del presupuesto para el 2021. En el año 2020, representaban un 41%.

Los programas de cofinanciación por parte de la Nación suman $334.264 millones, discriminados así: el 50.4%, para redes viales, el 21.2%, para el sistema carcelario, el 9%, para adecuación distritos de riego, el 7.4%, para el programa de alimentación escolar (PAE) y el 12%, para saneamiento básico (agua y alcantarillado).

Se espera que los diputados enriquezcan el documento en sus debates sobre el tema, y le den su aprobación  de acuerdo a la Ley, lo antes posible para que la administración empiece a trabajar desde ya, para el 2021.

RECURSOS FINANCIEROS PARA UNIATLÁNTICO 2021

Respetuosamente le solicitamos a la señora gobernadora, que conjuntamente con el rector de la Universidad del Atlántico gestione ante el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla los recursos que el Ministerio al Igual que el Departamento dejaron de girarle a la Institución por concepto del pago pensional al cual estaban obligados, forzándola a entrar en ley de quiebra.

Esta suma de dinero es de aproximadamente $500.000 millones, sin contar intereses moratorios, de los cuales a la fecha se han girado por Minhacienda, aproximadamente unos $130.000 millones, dinero que se encuentra en una Fiducia a nombre de la Universidad.

Esos recursos se consiguieron gracias a ASOJUA (Asociación de Pensionados de la Universidad del Atlántico), que impetró con recursos propios una Acción Popular en contra del Ministerio de Hacienda y la gobernación, por no cumplir con el %, que por Ley tuvieran que aportar anualmente a la Institución. Esa Acción Popular fue fallada en primera y segunda instancia a favor de ASOJUA.

A pesar de dichos fallos, el Ministerio de Hacienda no le ha dado cumplimiento al mandato de pago que autoriza el acto demandado. Es un fallo de estricto cumplimiento al cual se niega el Ministerio a cumplir, entrando en la figura del desacato.

Ese dinero, gobernadora, es importante para la universidad y para la Unidad de salud, entidad según la Ley, adscrita a la universidad y que presenta un déficit financiero el cual puede ser resuelto con esos recursos, e incluso con parte de los dineros recibidos, pero no se contó con la voluntad política del anterior mandatario como tampoco del rector de turno.

Finalmente, la comunidad universitaria le agradece a usted, todos los esfuerzos que ha hecho, para devolverle institucionalidad al Alma Mater, y la orientación dada a los recursos de la estampilla universitaria y por supuesto al manejo del presupuesto en época de pandemia. Estamos seguros que en el 2021, se elegirá un rector en propiedad por los estamentos universitarios de acuerdo a sus nuevos estatutos.

Los pensionados afiliados a ASOJUA, como la comunidad universitaria esperan que usted coadyuve a resolver sus problemas para que la universidad recupere su gobernabilidad y vuelva a hacer la gran formadora del recurso humano del Departamento y la Región Caribe.

Creemos que usted si puede conseguir esos recursos y sanear la Unidad de Salud.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.