El país creyó que conocía todas las artimañas de las EPS contra los prestadores y los millones de colombianos usuarios del servicio de salud en Colombia, en cuanto a glosa de facturas, dilatar citas con especialistas y procedimientos de todo tipo, especialmente terapias y quirúrgicos, además de evadir la entrega completa de medicamentos.

Sin embargo, a raíz de la gran cantidad de recursos anunciados por el Gobierno nacional para fortalecer la red hospitalaria de Colombia, por motivo de la peor crisis sanitaria del mundo moderno a causa del Covid-19, las EPS están asignando a dedo los porcentajes de pagos de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), dejando a muchos hospitales públicos con cero pesos o en el mejor de los casos, desembolsos parciales, justo cuando más dinero necesitan.

La denuncia fue hecha por voceros de la Asociación de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos de Colombia, Acesi, ante la evidencia del giro incompleto de recursos para los prestadores en todo el territorio nacional, en medio de la contingencia del coronavirus.

Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora Ejecutiva de Acesi alertó que en estos momentos por los cuales atraviesa el país y el sector salud, se hace más que nunca necesario el giro oportuno de los dineros hacia los prestadores de servicios de salud, situación que no está ocurriendo.

“El gobierno anunció un giro de $2.1 billones de pesos a los prestadores para poder responder a la emergencia y para organizar los servicios, no obstante vemos con preocupación que el giro realizado por la ADRES, correspondiente al mes de abril en algunas partes del país y por parte de algunas aseguradoras, no lo realizaron completo, correspondiente a los contratos suscritos con los hospitales, disminuyendo así, su capacidad de respuesta, que de entrada se encuentra diezmada por los recursos que actualmente tienen en cartera las EPS con los prestadores de servicios”, sostuvo la médica.

Publicidad

La situación es tan extrema que en la capital del país en donde se concentra el mayor problema de la pandemia en el país, tres EPS no autorizaron el giro completo de la ADRES: Nueva EPS, Compensar y Sanitas. En Arauca cinco EPS: Sanitas, Capresoca, SaludVida, Capital Salud, y Asociación mutual Ser, no autorizaron ni un peso en esta zona de Colombia. En Córdoba Coosalud EPS no autorizó pago alguno y Comparta EPS solo giró el 80%.

En Santander los giros incompletos están afectando seriamente a la red hospitalaria local.  Comparta EPS no autorizó el 25% del giro y Coosalud EPS continúa con la repetida práctica de glosas anticipadas de promoción y prevención, por lo que igualmente no aprobó el 20% del giro total.

Para visibilizar la situación, el gremio le envió una comunicación a la contralora Delegada para la Salud de la Contraloría General de la República, Lina María Aldana Acevedo, en donde le relatan que lamentablemente en estos momentos en donde se anuncian recursos para los prestadores, es preocupante que esos dineros queden atrapados en las EPS, que en últimas son las responsables de definir qué valores y a quién debe girar la ADRES, información que debería estar acorde con los contratos suscritos con los prestadores.

El panorama en el resto del país es muy parecido, por lo que pidieron la intervención de los organismos de control.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.