Publicidad

Por: Edgar Lora Figueroa (Ingeniero Químico)

El pasado 23 de abril hubo un hecho interesante durante la rueda de prensa en la Casa Blanca, Bill Bryan, Director de Ciencia y Tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos comunicó algunos resultados obtenidos en el Laboratorio de Biocontensión Avanzada, relacionados con los efectos de la temperatura, la humedad, la luz solar y algunos desinfectantes sobre el SARS-COV-2.

En consecuencia recomendaba a sus ciudadanos unas buenas prácticas en el sentido de tener en cuenta el calor y la humedad para suprimir el COVID-19 tanto al interior como en el exterior de las casas. También aconseja mover las actividades al aire libre debido a que la luz solar impide la transmisión del virus y finalmente, manifiesta los muy buenos resultados con el uso de desinfectantes como la lejía y el alcohol isopropílico.

Seguidamente, el presidente Trump le sugiere a Bryan sobre la posibilidad de investigar si es posible llevar luz solar, ultravioleta u otra luz poderosa dentro del cuerpo para eliminar el virus. También se pregunta si sería posible la inyección segura de algún tipo de desinfectante, para lo cual tendrían que involucrar a doctores en medicina para que investiguen eso.[i] [ii]

Como todos pudieron observar, esto generó gran revuelo en los medios de comunicación masivos y las redes sociales. Circularon grandes cantidades de comentarios y memes muy creativos burlándose de los comentarios de Trump especialmente en lo relacionado con el uso de desinfectantes.

Creo que esto hay que tomarlo con mayor seriedad y mirar qué evidencias, conocimientos científicos y experiencias concretas existen en esta materia. En consecuencia, me quiero referir a dos blanqueadores que he experimentado personalmente con buenos resultados.

Publicidad

Uno es el gas ozono, cuya molécula está integrada por tres átomos de oxígeno y que es muy usado para la desinfección del agua que nos llega a través del acueducto.

Lo utilicé unos dos años a partir de 2003 en una clínica en Bogotá en dos modalidades, en la primera extraían medio litro de sangre, la saturaban de ozono en una máquina de tecnología alemana y luego la volvían a introducir. En la otra forma, aplicaban el ozono en una bolsa de suero y luego lo aplicaban vía intravenosa.

El otro desinfectante que he usado en los últimos tres años es el dióxido de cloro en la forma de CDS (Chlorine Dioxide Solution) para mantenimiento, y detener procesos de gripa y proceso diarreico.

La solución de dióxido de cloro puro en agua se obtiene a partir de clorito de sodio y un ácido como el clorhídrico.[iii] El clorito de sodio se ha usado por más de 100 años para la desinfección de agua para su potabilización. Lo sorprendente fue que curó en pocas horas a tres personas de la malaria y por eso le pusieron el apodo de Solución Mineral Milagrosa (MMS). Posteriormente evolucionó a dióxido de cloro (CD), a solución de dióxido de cloro (CDS) y dióxido de cloro inyectable (CDI) desarrollados por Andreas Kalcker en un laboratorio suizo.

https://lbry.tv/@TestinoniosCLO2:0/y2mate.com—Testimonio-de-curaci%C3%B3n-de-c%C3%A1ncer-con-CDS-(otra-forma-del-MMS)—Descargarlo-antes-de-que-lo-borren._O5jvEpe7Gyo_360p:a

He aquí un testimonio de los buenos resultados de un tratamiento con CDS.

La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos, FDA prohíbe la ingesta de dióxido de cloro debido a sus “efectos adversos mortales” al afirmar que: “La FDA ha recibido reportes de personas que experimentaron eventos adversos graves después de tomar un producto de dióxido de cloro, incluyendo:

  • Insuficiencia respiratoria causada por una condición grave en donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente (metahemoglobinemia);
  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales;
  • Baja presión arterial mortal causada por deshidratación;
  • Insuficiencia hepática aguda;
  • Conteo bajo de células sanguíneas, debido a la rápida destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica), lo que requiere una transfusión de sangre;
  • Vómitos severos; y Diarrea severa”. [iv]

¿Cómo se explica que cauce metahemoglobinemia y anemia hemolítica si es la sustancia recomendada para desinfectar sangre y sus componentes como sustenta una patente en este sentido desde 1991? [v]

¿Por qué a nivel personal y de todas las personas amigas que lo han consumido, ninguna ha presentado alguno de estos efectos adversos mortales?

¿Dónde están publicadas las evidencias científicas sobre los efectos adversos del dióxido de cloro manifestados por la FDA?

A nadie le recomiendo el consumo de dióxido de cloro pero sí le sugiero que investigue por si mismo mediante información confiable soportada en ciencia y en resultados (no en opiniones) para que tome la decisión de consumirlo o no, con fundamento en conocimiento. Hay miles y miles de personas en todo el mundo que manifiestan haber superado enfermedades crónicas que no fueron curadas con medicamentos alopáticos.

A nivel nacional, los medios de comunicación masivos han publicado en los últimos días el caso de un médico que le suministró dióxido de cloro a pacientes con coronavirus en un hospital de Bogotá.

¿Por qué sólo se centra la atención en el “error grave” de procedimiento de un médico al aplicar un “suplemento”(o medicamento huérfano) que no está autorizado por el hospital, el Invima, la FDA y la OMS?.

¿Por qué no miran también que las cuatro personas que tomaron dicho “suplemento” (el médico y tres pacientes) “se encuentran en buenas condicones de salud”?

¿Será que esas cuatro personas tuvieron los efectos adversos que dice la FDA y que han sido copiados textualmente por el Invima?

¿Será que se está usando la estrategia “cuando no puedes detener el mensaje atacas al mensajero”?

¿Dónde están publicadas las evidencias científicas sobre los efectos adversos del dióxido de cloro manifestados por la FDA?

¿Qué hace cada uno de nosotros cuando algo nos gusta y nos genera beneficios?. ¿Lo recomendamos?.

¿Será que ese médico valiente se merece nuestro reconocimiento por arriesgar su profesión y credibilidad frente al sistema, pero toma la decisión de salvar vidas a partir de su experiencia consigo mismo?


[i] Tomado de rueda de prensa en inglés: https://www.youtube.com/watch?v=7DEiXWZrEak&t=5404s (a partir de 1:22:20 hasta 1:30:00)

[ii] Tomado de la traducción al español en: https://www.youtube.com/watch?v=AK2So2Hz2SY (entre el minuto 2:50 al 28:00)

[iii] Tomado de: https://www.youtube.com/watch?v=g-iHZGXQXxE&feature=youtu.be

[iv] Tomado de: https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/actualizacion-del-coronavirus-covid-19-la-fda-advierte-empresa-que-comercializa-productos-peligrosos

[v] Tomado de: https://patents.google.com/patent/US5019402A/en?oq=5019402

 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

2 Comentarios

  1. […] Seguidamente, el presidente Trump le sugiere a Bryan sobre la posibilidad de investigar si es posible llevar luz solar, ultravioleta u otra luz poderosa dentro del cuerpo para eliminar el virus. También se pregunta si sería posible la inyección segura de algún tipo de desinfectante, para lo cual tendrían que involucrar a doctores en medicina para que investiguen eso.[i] [ii] […]

  2. […] Seguidamente, el presidente Trump le sugiere a Bryan sobre la posibilidad de investigar si es posible llevar luz solar, ultravioleta u otra luz poderosa dentro del cuerpo para eliminar el virus. También se pregunta si sería posible la inyección segura de algún tipo de desinfectante, para lo cual tendrían que involucrar a doctores en medicina para que investiguen eso.[i] [ii] […]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.