Esta semana que termina le estalló otra “papa caliente” al gobierno de Iván Duque y a su mentor el senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, luego de que el periodista Gonzalo Guillén en su portal La Nueva Prensa revelara que Samuel David Niño Cataño, quien fuera piloto de confianza de Uribe y Duque, pues hay suficientes evidencias de que los movilizaba en los aviones que piloteaba, habría fallecido el 24 de noviembre y en la frontera de Guatemala y México, presuntamente en un accidente de una avioneta que llevaba una carga de coca. 

Según versiones en aquel entonces de las autoridades guatemaltecas, el avión en que viajaba, transportaba desde Colombia una remesa de cocaína para el cártel de Sinaloa fue encontrada en 3 de diciembre.      

De acuerdo con La Nueva Prensa, fuentes políticas del Meta que prefirieron el anonimato precisaron que el piloto desapareció a finales del año pasado en un “vuelo negro” que transportaba narcóticos por Centroamérica. 

Para ese entonces, en el Meta, en Villavicencio se comentaba la desaparición del piloto y que podría ser uno de los cadáveres encontrados por las autoridades del país centroamericano y que fueron hallados totalmente calcinados. 

Los medios locales de Villavicencio había publicado la desaparición de Niño.

Las versiones circulaban por una razón aún más poderosa, Niño Cataño era medio hermano del reconocido político metense, Hernán Gómez Niño, quien en su cuenta de twitter en enero de este año recibió mensajes de condolencias por la desaparición de su familiar

Publicidad

En una primera entrega La Nueva Prensa relató detalles de lo ocurrido, con fotografías que muestran la aeronave siniestrada en Guatemala, los cuerpos calcinados y de paso, imágenes que muestran tanto a Uribe como a Duque en una aeronave con el piloto de marras meses atrás. 

Revelan que el profesional de la aviación era un seguidor del Centro Democrático y que les prestaba sus servicios a ambos. Que además trabajó en Aerolíneas del Llano. De hecho el piloto fue invitado especial en la posesión presidencial de Iván Duque, el 7 de agosto de 2018. Compartió tarima con el difunto narcotraficante José Guillermo Hernández Aponte,  alias ‘El Ñeñe’, jefe político de la banda criminal de Marcos de Jesús Figueroa, alias `Marquitos´. 

El piloto Niño fue invitado especial en la posesión del presidente Iván Duque.

Ese día en sus cuentas en redes sociales montó un video mostrando su total respaldo a Duque y su evidente felicidad por estar presente en el acto de posesión. 

El accidente

Cuenta el portal que la primera noticia del accidente –en la que Niño Cataño no fue mencionado– la irradió el 4 de diciembre de 2019 el Ejército de Guatemala a través de su cuenta de Twitter, en los siguientes términos: 

“#ÚltimaHora | #EjércitoGT a través de los radares de la #FAG detectó traza ilegal violando espacio aéreo nacional. Unidades de las Fuerzas de Tierra se movilizaron hacia posibles puntos de aterrizaje en Sayaxché, Petén, localizando una aeronave incendiada”. 

El trino va acompañado de estas fotografías de un bimotor turbohélice con matrícula mexicana XB-PGP, la que podría ser falsificada. 

Uno de los dos tripulantes fue identificado como Lino Nevado Sthormes, natural del estado venezolano de Zulia y ex piloto de la Fuerza Aérea venezolana de donde aparentemnte fue expulsado años atrás. El avión no reportó su presencia en el cielo de Guatemala a las autoridades aeronáuticas locales pero fue detectado por un radar.  Los medios venezolanos reportaron la muerte de Lino Nevado.

Entre los despojos del bimotor fueron encontrados los cuerpos calcinados de los dos tripulantes, los cuales fueron trasladados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses en el departamento guatemalteco de Petén. La que sigue es fotografía de lo que quedó del cuerpo de uno de ellos. 

Restos del piloto colombiano.

Y revela que diversas marcas del bimotor indican que sería de fabricación estadounidense, de acuerdo con el ministerio de defensa guatemalteco. 

Samuel Niño Cataño solía pilotear aviones de la empresa Llanera de Aviación S.A.S., con sede en el aeropuerto bogotano de Guaymaral, principalmente el Cessna 208 Gran Caravan (ver siguiente fotografía) que solía transportar a Uribe Vélez, quien no utiliza mayormente vuelos comerciales. 

En una segunda entrega sobre el caso, la Nueva Prensa confirma que esa empresa de aviación está es investigada actualmente por la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, DEEED, de la Fiscalía General de la Nación. Un despacho de esa unidad en Medellín la investiga por lavado de activos. Además, indican que el piloto Niño Cataño había donado 20 millones de pesos a la campaña de 2018 que reeligió a Álvaro Uribe Vélez en el Senado. 

Llanera de Aviación S.A.S. se ofrecía como operadora de transporte aéreo regular de pasajeros y fue fundada el 3 de diciembre de 2001. Su casa matriz se encuentra en la Autopista Norte de Bogotá, kilómetro 16, vía al aeropuerto de Guaymaral, contiguo a la torre de control. 

Volviendo al accidente en Guatemala coincidió con la noticia que comenzó a circular en medios de los Llanos Orientales de Colombia nueve días después del desastre aéreo. En esa fecha, por ejemplo, Villavicencio Día a Día reportó:  

“El piloto llanero Samuel Niño Cataño, hermano del dirigente político Hernán Gómez Niño, se encuentra desaparecido desde hace varios días. Se teme que sea una de las víctimas de una avioneta siniestrada en frontera entre Guatemala y México. Las autoridades de Guatemala reportaron un vuelo que estaría violando el espacio aéreo nacional y alertaron a la aeronave”. 

Y agrega la publicación que Petén es un departamento de Guatemala, situado en el extremo norte de ese país y limita con los estados mexicanos de Quintana Roo y Campeche. Es un punto crucial para el trasiego de la cocaína colombiana que va para Estados Unidos. El año pasado en esa región fueron hallados calcinados en pistas clandestinas 46 aviones del narcotráfico. 

Cuando esas naves se accidentan, la cocaína es retirada para llevarla a su destino final por otras rutas y los aparatos son incinerados con el fin de tratar de borrar rastros de sus orígenes. 

Junto a estas versiones de la Nueva Prensa, el controvertido periodista Gustavo Rugeles escribió en su cuenta de twitter: “Desde 2019 advertimos sobre Hernán Gómez Niño, hoy se conoce que su hermano pereció en un bimotor que transportaba 500 KG de Coca a México. Cercanos a @AlvaroUribeVel y @IvanDuque. les advirtieron que esa empresa de aviación es de alias Taladro. Ignoraron”.  

Según las autoridades centroamericanos el paso por Petén es un camino que le pertenece al cartel de Sinaloa, hoy al mando de dos hijos del Chapo Guzmán, conocidos como Los Chapitos. Allí en el último año fueron detectadas más de 47 aeronaves, algunas siniestradas, otras incineradas y otras capturadas por las autoridades de ese país, todas con cargas de narcóticos que buscan llegar a Estados Unidos a través de México. 

Según la Nueva Prensa el político Hernán Gómez Niño no quiso contestar preguntas por escrito sobre este hecho. No obstante, varias fuentes dijeron que la desaparición de su hermano se la ha atribuido a un supuesto secuestro de las FARC en Vichada. 

Una fuente de la Registraduría Nacional del Estado Civil en Bogotá dijo a este medio que “al ingresar a la información de Samuel Niño Cataño sale un recuadro que dice: INFORMACIÓN EN PROCESO JUDICIAL. ANEXO FISCALIA GRAL DE LA NACION”. 

“Ese aviso –agregó– aparece cuando autoridades como Interpol o la CIA procesan investigaciones en asocio con Fiscalía y Presidencia” 

El hermano político

En cuanto a Hernán Gómez Niño, fue candidato a la gobernación en el 2015 perdiendo frente a su contrincante Marcela Amaya quien luego lo acusó de persecución política porque permanentemente le endilgaba a su gobierno presuntos y frecuentes casos de corrupción. 

Pasado este período, Gómez quiso volver a aspirar a la Gobernación con el aval del Centro Democrático, movimiento del que hacía parte desde sus inicios, pero no se le dio porque le negaron el apoyo tras los audios que aparecieron en los que se le escucha conversando aparentemente con un empresario que invertía en las campañas políticas. 

“Nosotros invertimos en las campañas. Te voy a explicar, déjame te explico algo. Esto, el que mete un peso lo multiplica por tres” se escucha y lee en los subtítulos. 

Agrega que “entonces, un candidato a la Alcaldía, ¿cuánto le vale su campaña? Vale $5.000 (millones), entonces aquí hay un grupo de empresarios que manejan contratación que tienen esa empresa”. 

En el audio se menciona al llamado zar de las contrataciones en el Meta, Iván Pérez, de quien asegura el interlocutor de Gómez que invirtió $3.000 millones de pesos en la campaña a la Gobernación de Marcela Amaya. 

Según esto, la red recibiría en contratación dividendos de hasta tres veces su inversión, una vez el candidato al que respalda sea elegido. 

Asimismo, el audio da a entender que dichas transacciones ya se habrían dado en municipios como Cumaral, y en otros departamentos como Vichada y Arauca. 

Por estos audios, el Centro Democrático le retiró su respaldo y acto seguido el político ganadero, decidió apartarse de la colectividad. 

Otra coincidencia 

Volviendo a Niño Cataño, esta semana también se conoció la desaparición de José Alberto Quintero, amigo del piloto, justo para la misma fecha en que se perdió rastro de Niño. 

Diana Milena Quintero hermana del joven aseguró que desapareció el pasado 27 de noviembre luego de viajar desde Villavicencio a Puerto Carreño Vichada, donde desarrollaría actividades labores, confirmó que desde esa fecha no han vuelto a saber nada de su familiar. Aquí toca recordar que otras versiones que se manejan están relacionadas con una supuesta desaparición del piloto en Vichada. 

Diana Quintero aceptó que su hermano sí era muy amigo de Samuel David Niño y que, según lo dicho por su hermano, se iría a la capital del Vichada a desarrollar actividades laborales, pero en ningún momento mencionó tener negocios con su amigo Samuel Niño Cataño. 

“Efectivamente sí se conocían, negocios nunca tuvieron, pero si era conocida la amistad que tenían desde muy jóvenes”, señaló la hermana de José Alberto Quintero. 

Diana Milena Quintero pidió a las autoridades que esclarezcan lo ocurrido y le expliquen a su familia qué pasó con su hermano José Alberto Quintero. 

Sin embargo, esta última versión es la que menos fuerza tiene pues a principios de diciembre del año pasado, medios de comunicación locales y regionales del Meta, desconociendo quizás las circunstancias en que se produjo el accidente en Guatemala reseñaron el hecho lamentando la presunta muerte del piloto. 

Lo cierto de todo esto es que el profesional de la aviación cuya desaparición o muerte son tema de controversias por su posible vínculo con el tráfico de estupefacientes, sí fue militante activo del Centro Democrático y le prestó sus servicios en varias oportunidades tanto al senador Uribe como al presidente Duque durante su campaña, lo que termina de enrarecer aún más el ambiente político y de legalidad que se cierne sobre el partido de Gobierno. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.