Un verdadero revuelo ha causado en el país el decomiso de 440 kilos de cocaína en el aeropuerto de Providencia que eran transportados en el avión N722KR, serie LJ-1065 que había partido del aeropuerto de Guaimaral en Bogotá. 

Revelaciones hechas por el periodista Gonzalo Guillén, dan cuenta de que la empresa Interandes Helicopters SAS, dueña de la nave, es propiedad de Miguel Jaramillo Arango y Fernando Alonso Escobar

Fue incautada por la Policía luego de inspeccionarla y encontrar el alcaloide, pese a que sus tripulantes no iban a permitir su revisión argumentando que llevaban tapabocas. 

Hasta ahí la historia parece una más de las que ya están acostumbrados los colombianos, pero el asunto pasó de castaño a oscuros al conocerse quiénes es su dueño. 

Resulta que Jaramillo Arango es el esposo de la presentadora y humorista Adriana Azcárate, quien en varias ocasiones en redes ha expresado su simpatía por el partido político del presidente Álvaro Uribe e incluso le hizo campaña al hopy presidentenIván Duque.

Publicidad

Pero quizás de lo más llamativo de este nuevo escándalo es que el cargamento de alucinógenos salió del hangar de Interandes Helicopters SAS que está ubicado muy cerca de los hangares que tiene la Policía Antinarcóticos en el aeropuerto de Guaymaral. 

En el proceso de incautación se decomisaron $102 millones y la droga que tendría un valor de $5.000 millones, que se dirigiría a los Estados Unidos, donde se cobraría por ella un precio promedio de US$35 millones

El hallazgo del estupefaciente se produjo el pasado 23 de mayo en el aeropuerto El Embrujo, de Providencia y Santa Catalina (Archipiélago de San Andrés), a donde habría llegado la avioneta con supuestas ayudas humanitarias y cajas con tapabocas”, señaló la Fiscalía a través de un comunicado de prensa. 

Un juez de Providencia envió a prisión preventiva en centro carcelario al piloto Juan Camilo Cadena y a su colaborador Harold Darío Rivera Toledo, piloto y copiloto, respectivamente, mientras que a Jaramillo, representante legal de la empresa propietaria el juez le negó la solicitud de ser reconocido como víctima en el proceso. 

Cabe decir que sin mayores argumentos jurídicos, ya la Fiscalía de Francisco Barbosa, le había concedido ese tratamiento a Jaramillo. 

Sin embargo, el juez señaló que en esta etapa procesal no se podía resolver la petición y enfatizó que el tema podría ser discutido en la audiencia de acusación.  

En diálogo con la W Radio, la presentadora Alejandra Azcárate aseguró que el avión pertenece a la empresa de la cual su esposo es el representante legal y tiene una sociedad con Fernando Escobar, de quien dijo era el encargado de contratar a los pilotos y que su esposo no conocía a profundidad al piloto Cadena. “Fernando Escobar contaba en esa empresa con cinco pilotos autorizados por la Aeronáutica Civil (…) es una persona que se dedica a la agricultura”, indicó la actriz en el medio radial. 

Azcárate también manifestó que la media tonelada de cocaína estaba camufladas en cajas con el logo de una Fundación para aparentar que eran insumos médicos. “El piloto toma el avión y paga a la empresa los servicios del vuelo. Arranca con el avión porque nunca se había presentado una situación desagradable. El material de las cartas era uno que el piloto llevaba. Eran cartas ficticias y fueron utilizadas para aparentar que se estaban llevando insumos médicos (…) tengo entendido que el señor despegó para San Andrés y Providencia. Cuando el piloto llama a Fernando, en ningún momento habla de tapabocas, habló fue de insumos médicos”. 

Y añadió que el avión se encuentra en un contrato de comodato y pertenece a Interandes, empresa en la que su esposo figura como representante legal. “Pertenece a la empresa, pero no es directamente de mi esposo”, dijo. 

De acuerdo con la Agencia de Periodismo Investigativo, Interandes Helicópteros S.A.S. es una sociedad constituida en diciembre de 2012 con un millonario capital aportado, en su 50%, por Miguel Jaramillo Arango.  

El caso ha dado para recordar el accidente aéreo donde murió Samuel David Niño Cataño, quien prestó sus servicios como piloto de la campaña electoral de Iván Duque y de confianza de Álvaro Uribe Vélez. 

La nave donde viajaba se precipitó a tierra y desapareció el martes 3 de diciembre pasado en la frontera de Guatemala y México y según versiones conocidas, transportando desde Colombia una remesa de cocaína para el cartel de Sinaloa. 

Niño Cataño era natural de Villavicencio y hermano de Hernán Gómez Niño, dirigente llanero del Centro Democrático y ex candidato a la gobernación del Meta. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.