Adam Isackson, director de la veeduría de defensa de la oficina de Washington para América Latina, WOLA, encontró una Colombia más pobre y con menos control gubernamental.

Anuncios

Isackson visitó al país a principios de mes de octubre de 2021 para verificar y elaborar un informe sobre seguridad y el avance logrado en el Proceso de Paz que en el 2017 firmó el Gobierno con las Farc.

Tras recorrer varios departamentos, entre ellos, Nariño y Cauca, el delegado de WOLA criticó al Gobierno y dijo que el presidente Iván Duque tuvo la oportunidad de fortalecer el acuerdo, y no lo hizo y criticó que ahora el mandatario colombiano llegue a Washington a decir que se lo entregaron un acuerdo débil.

«Ahora el país está más pobre, menos gobernado, especialmente en sus zonas rurales, la polarización es más alta y la población está más atemorizadas de sus propias fuerzas de seguridad», afirmó.

Aseguró que en estos tres años de gobierno el presidente Duque no pudo implementar adecuadamente los acuerdos de paz, «es curioso que el Estado no llenó los vacíos dejados por las Farc después de la movilización, y tres años después cuando el país está muy violento, ingobernable, venir a Nueva York a echar la culpa a un acuerdo que ni siquiera implemento, es deshonesto, no hay otra palabra», agregó.

Durante su visita se reunió con líderes sociales, defensores de Derechos Humanos y víctimas de la violencia.

«Ellos no ven ni una gota de empatía de su propio Estado, no hay una palabra de solidaridad y por el contrario son atacados», comentó.

En efecto, en el último reporte conocido por la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas solo entre el 26 de junio al 24 de septiembre de 2021, fueron asesinados 14 excombatientes de las Farc-EP, lo que eleva la cifra de fallecidos desde la firma del Acuerdo a 292.

La continua violencia también provocó desplazamientos masivos y confinamientos, en especial en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Cauca, Chocó, Córdoba y Nariño, afectando particularmente a comunidades indígenas y afrocolombianas.

Organizaciones de Derechos Humanos registraron en el 2020, 91 masacres y solo en el 2021 han sido asesinados 163 actores, entre líderes ambientalistas, sociales y firmantes del proceso de paz y en lo que va corrido del año se han perpetrado 76 masacres.

El directivo de Wola afirmó que contará al congreso de Estados Unidos lo visto, para que conozcan la situación que viven las comunidades rurales en Colombia.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.