Después de años de denuncia la Contraloría General de la República abrió un proceso de responsabilidad fiscal por $23.308 millones de pesos por las deficiencias y daños en el puente vehicular Hisgaura, en Santander. 

Al proceso fueron vinculados 18 presuntos responsables fiscales entre los que figuran tres exgerentes del Fondo Adaptación (Carmen Elena Arévalo, Iván Fernando Mustafá y Édgar Ortiz Pabón), el actual director del Invías, Juan Esteban Gil, y su antecesor en este cargo, Carlos Alberto García

Asimismo, se vinculó al contratista (Sacyr Construcción S. A – Sucursal Colombia) y a las firmas WSP ingeniería Colombia S.A.S. y Estudios Técnicos y Asesorías S.A. -En Reorganización- ETA S.A.

El informe técnico del ente de control estableció las deficiencias constructivas presentadas en el desarrollo del contrato No. 285 de 2013, por lo cual consideró la existencia de un daño patrimonial.

Además, considera que “hay deficiencias o daños que dan lugar a la necesidad de cambio o reemplazo del tablero del puente Hisgaura, elemento por el que se pagaron $21.064 millones”. 

Asimismo, para la Contraloría, el Fondo Adaptación tuvo una gestión contractual ineficiente y antieconómica en ejecución del contrato que suscribió con la firma Sacyr Construcción S.A. -Sucursal Colombia. 

Otra de las advertencias es que la durabilidad de 75 años del puente Hisgaura se ha disminuido, en función de la presencia de fisuras/grietas que vienen desde la construcción del tablero puente y que permanecerán, con tendencia incremental, durante toda su vida útil. 

Resulta imprescindible concluir que la carpeta asfáltica del tablero del puente Hisgaura tendrá que ser reparada e incluso reemplazada totalmente de forma periódica, durante la vida útil del mismo, ocasionando costos muy superiores a los previstos para la operación y mantenimiento de esta estructura y causando que la proyección de vida útil del proyecto, en este caso la carpeta asfáltica, sea inferior a la presupuestada en los diseños del contratista Sacyr”, precisa la entidad. 

Así las cosas, el ente de control encontró: Deficiencias y/o daños que dan lugar a la necesidad de cambio o reemplazo del tablero del puente Hisgaura. El sistema de Instrumentación del puente Hisgaura fue pagado al contratista Sacyr, pero no fue puesto en funcionamiento ni entregado al Fondo Adaptación y al Invías. 

Deficiencias y/o daños que dan lugar a la necesidad de cambio o reemplazo de la totalidad de la carpeta asfáltica del tablero del puente Hisgaura. 

Hay deficiencias y/o daños que dan lugar a la necesidad de cambio o reemplazo del concreto de los andenes del puente Hisgaura. 

Así mismo la Procuraduría General de la Nación abrió también investigación a dos funcionarios del Fondo de Adaptación ya que su presunta mala gestión en informes, pud generar un detrimento patrimonial tras los incrementos de la ejecución y mantenimiento que pueda tener el puente Hisgaura. 

El ente de control calificó estos hechos como falta gravísima a título de culpa gravísima y tras todo lo que pueda suceder con esta obra de aquí en adelante, no existe la posibilidad de interponer algún recurso por parte de los exfuncionarios. 

Humillante

En la otra orilla, de humillante, catalogaron los veedores de la vía Curos-Málaga (Santander), la decisión de la Contraloría, pues se trata de una denuncia que hicieron hace más de siete años y solo hasta ahora, se buscan responsables. 

El abogado Danil Velandia, uno de los veedores, desde hace años ha mostrado los posibles daños en el pavimento del puente Hisgaura. Esta situación fue puesta en conocimiento de Tribunal Administrativo de Santander hace más de un año. 

Velandia en entrevista con la emisora W Radio indicó que luego de ocho años el ente de control encuentra falencias, cuando ya se habían advertido desde el 2014, esto sin contar con la prueba de patología en el 2018 y que solo tres años después anuncien las fallas de la mega obra. 

Es humillante el hallazgo de la Contraloría cuando ya se había advertido, en ese momento no quisieron investigar, es humillante que luego de la patología y tres años después detecten presuntas fallas. Es un fiasco a la verdad, realizaron esas revisiones y no se sabe con qué tipo de técnicos se hizo, se tardaron más de 10 años en realizar las investigaciones, se dedicaron al puente Hisgaura, y no a las otras obras, como el de la Judía, y el pr 29 que eran de casi tres mil millones de pesos, eso simplemente se llama que es una institución que no sirve en este país, son actos políticos, no actúan preventivamente, la prueba patología dio un resultado, cómo pretenden que se van a cambiar losas cuando un resultado va ser la mayor defensa de Invías, y de Sacyr, no entiendo esa contradicción”. 

Desde la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, siempre se hizo veeduría ante el sin número de irregularidades encontradas en el puente Hisgaura, ubicado en San Andrés. Desde esta entidad había terror de construir tres puentes y que el recurso solo iba para uno, que es el atirantado, Juan Carlos Rincón, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio, indicó que las advertencias no fueron tomadas en cuenta, en su momento. 

Vemos grandes preocupaciones frente al puente, nos preocupaba que se quedaban sin financiación dos de los puentes, y durante un tiempo estuvimos advirtiendo de la necesidad de dejar una obra con las mejores condiciones, esos anuncios de los entes de control son importantes, pero hay que esperar en qué avanzan las investigaciones , pero sin duda celebramos que los entes estén pendientes“, argumentó Rincón.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.