Luego de más de cuatro años de investigación administrativa, la Contraloría General de la República anunció un fallo contra varios exdirectivos y multinacionales por detrimento patrimonial en el caso Reficar, que asciende a $2,9 billones de pesos. 

El ente dictaminó responsabilidad fiscal de dos presidentes y tres vicepresidentes de la empresa, siete miembros de su Junta Directiva y cuatro empresas contratistas. 

Los señalados son: los entonces presidentes de la Refinería de Cartagena Reyes Reinoso Yanes y Orlando José Cabrales. También fueron hallados responsables los vicepresidentes Carlos Eduardo Bustillo, Andrés Virgilio Riera y Magda Nancy Manosalva Cely

En cuanto a los miembros de la junta directiva los mencionados en el fallo fueron: Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy (expresidente de Ecopetrol), Pedro Alfonso Rosales Navarro, Diana Constanza Calixto, Henry Medina González, Hernando José Gómez Restrepo, Natalia Gutiérrez Jaramillo y Uriel Salazar Duque

Las multinacionales contratistas implicadas en los hechos fueron: Chicago Bridge & Iron Company CB&I UK Limited, CBI Colombiana S.A. (en liquidación), Foster Wheeler USA Corporation y Process Consultants INC

Publicidad

El daño patrimonial determinado y cuantificado en el fallo de la Contraloría General, se produjo con ocasión de las acciones y omisiones de la junta directiva de Reficar y su administración, contratista y supervisor del proyecto, quienes en ejercicio de la gestión fiscal directa o indirecta, de manera antieconómica, ineficiente e inoportuna, contribuyeron a esta billonaria pérdida de  recursos públicos, que se convierte en el mayor detrimento patrimonial del Estado colombiano en toda su historia.  

Al llegar al final de la investigación por la construcción de la nueva Refinería de Cartagena, Reficar, el megaproyecto de modernización del sector petrolero más importante del país, son llamados a responder fiscalmente los miembros de la Junta directiva de Reficar que aprobaron las mayores inversiones en los controles de cambio 2 y 3 y miembros de la administración de Reficar, contratistas y supervisores que participaron en el proyecto.  

Pérdida de valor por mayores inversiones  

La Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción de la CGR determinó que, en la modernización de la Refinería de Cartagena, se presentaron mayores inversiones que no le agregaron valor al proyecto en cuantía de $997 millones de dólares, que equivalen aproximadamente a $2.9 billones de pesos.   

La pérdida de valor de las mayores inversiones, repercute negativamente en el valor de la Refinería en el mercado, además de que gran parte de los recursos no se encontraron invertidos en mayor capacidad y mejor tecnología que le aportara valor.  

En lugar de eso, se dieron gastos que no tuvieron relación con el proceso de modernización de la Refinería, se comprobó una baja productividad de la mano de obra directa, mayores gastos en contratación de personal y demoras en las actividades propias del proyecto causadas por acciones y omisiones, por parte de la Junta Directiva de Reficar, la Administración de Reficar, contratista y supervisor del proyecto.   

Algunas de estas mayores inversiones consistieron en retrabajos, reprocesos, sobrantes excesivos en inventarios y gastos no asociados a la construcción del activo de refinación.  

El marco de análisis del proceso de responsabilidad fiscal tuvo en cuenta las decisiones presupuestales formalizadas en los controles de cambio 1 al 5 y la verificación que se realizó a la ejecución de dichos recursos, los cuales alcanzaron al control de cambios 5 una cuantía de 8.016 millones de dólares.   

Otra posible afectación presupuestal  

Se encontró que adicionalmente fueron realizadas erogaciones por valor de 904 millones de dólares, con lo cual el monto de los recursos incorporados al proyecto ascendió a la cuantía de 8.920 millones de dólares, hechos que son objeto de otra investigación para revisar si hay una posible afectación fiscal.   

Los siguientes datos dan cuenta de las diferencias que se presentaron entre la formulación inicial y la ejecución del proyecto hasta el control de cambio 5:  

CONCEPTO   Formulación inicial  Ejecución CC 5  
CAPEX   3.777 MUSD  8.016 MUSD  
CONTRATO EPC  2.821 MUSD  5.944 MUSD  
COSTOS DEL DUEÑO  367 MUSD  1.512 MUSD  
MANO DE OBRA   528 MUSD  1.522 MUSD  
SUBCONTRATACIÓN   96 MUSD  1.287 MUSD  
FECHA DE TERMINACIÓN   GARANTIZADA   FEB. DE 2013  NOV. DE 2015  
TIR  16,1% EA  4,35 % EA  
VPN  2.369 MUSD  (-)5,812 MUSD  

Controles de cambio 2 y 3  

En primer lugar, se profirió fallo con responsabilidad fiscal por el control de cambio 2 y 3 en contra de:   

Control de Cambio 2, en cuantía indexada de $1.329.555.296.567, en forma solidaria y a título de culpa grave en contra de las siguientes personas:   

Funcionarios de Reficar: Carlos Eduardo Bustillo Lacayo, en calidad de vicepresidente de proyecto para la época de los hechos; Andrés Virgilio Riera Burelli, ciudadano venezolano, vicepresidente de proyectos de Reficar; Reyes Reinoso Yanes, ciudadano venezolano, en calidad de presidente de Reficar y representante legal para la época; Orlando José Cabrales Martínez, presidente de Reficar; Magda Nancy Manosalva Cely, vicepresidente Financiera Y Administrativa de la época. 

También se responsabiliza a los miembros de la junt6a directiva de Refticr de la época: Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy, Pedro Alfonso Rosales Navarro, Diana Constanza Calixto Hernández, Henry Medina González y Hernando José Gómez Restrepo. 

Entre los contratistas figuran: Chicago Bridge & Iron Company Cb&I Uk Limited; Cbi Colombiana S.A. (en liquidación);  Foster Wheeler Usa Corporation. (Integrante Joint Venture Foster Wheeler Usa Corporation And Process Consultants, Inc. For The Pmdc O Fpjvc) y Process Consultants Inc. (Integrante Joint Venture Foster Wheeler Usa Corporation And Process Consultants, Inc. For The Pmdc O Fpjvc).   

Y en el caso del control de cambio 3, se profirió fallo con responsabilidad fiscal en cuantía indexada a la fecha de la decisión de $1.615.854.487.168, en forma solidaria y a título de culpa grave en contra de los mismos funcionarios y contratistas. 

Finalmente, se declaró como terceros civilmente responsables a las compañías de seguros: Compañías Aseguradoras de Fianzas S.A. Confianza, Chubb de Colombia, Compañía de Seguros S.A y AXA Colpatria Seguros S.A.  

Cabe destacar que este fallo con responsabilidad fiscal es susceptible del recurso de Reposición ante la Contralora Delegada No. 15 de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción y el de apelación ante la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría General de la República.   

Adicionalmente, una vez se encuentre en firme la decisión tomada por segunda instancia, se procederá enviar el expediente al Consejo de Estado para que ejerza el control automático e integral de legalidad previsto en el artículo 23 de la Ley 2080 de enero 25 de 2021.  

La investigación contra la empresa Reficar empezó en 2016 cuando la Contraloría sospechó que hubo sobrecostos en la implementación de la infraestructura de la refinería. d fiscal no tiene como fin castigar a servidores públicos o particulares. 

De encontrarse culpables, las señaladas podrán estar reportadas en el Boletín de responsables Fiscales y en el Sistema de Información de Registros y Sanciones de la Procuraduría General. Además, se podría iniciar un cobro coactivo para el pago del detrimento. 

Exmiembros de la Junta 

Pocas horas después de que la Contraloría diera a conocer el fallo, un grupo llamado “La verdad Caso Reficar”, creado por exmiembros de la Junta Directiva de Reficar, emitieron un comunicado con 12 razones que refutan lo dicho por la Contraloría. 

Aunque esta no es la posición oficial de la compañía, este grupo aseguró que apelarán la decisión y “de ser necesario, acudiremos a otras instancias para referir el fallo proferido por la Contraloría”

Agregaron que el anuncio es contradictorio pues la Procuraduría, después de ocho años de investigaciones, “destacó la actuación diligente y acertada de los miembros de la Junta Directiva y demás administradores de Reficar”

Precisan: “El costo inicial proyectado en 2009 por CB&I de US$3.777 millones, no puede ser el punto de referencia para determinar lo que en realidad costaría construir la Refinería, pues el tiempo probó que el estimado de costo y tiempos eran errados y subestimados”

El abogado penalista Carlos A. Gómez, relacionado con el caso, dijo que no sabe de dónde proviene el valor de la Contraloría “porque la Fiscalía habla de un valor distinto, pues la entidad asegura que no hubo ninguna posibilidad de pérdida patrimonial que sea imputable a los miembros de la junta directiva de la empresa”. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.