Por: Hernando José Escobar Medina

 

Mientras la gran mayoría de la clase política y dirigente del Departamento del Magdalena, como cómplices o testigos mudos, ha participado del “festín de contratos” y de la repartija de lo público en las administraciones presididas por Luis Miguel “Mello” Cotes y Rosa Cotes Vives, asumimos con decisión y carácter la tarea de denunciar penal y disciplinariamente a los emergentes y descarriados gobernantes, dada la comisión de delitos y faltas disciplinarias gravísimas, con dolo, con ocasión de la estructuración, implementación, licitación, adjudicación y ejecución del proyecto “Vía de La Prosperidad”.

En este espacio, tribuna libre de expresión para confrontar, denunciar y combatir la corrupción, muy a pesar de las múltiples amenazas, seguimientos e instigación para asesinarnos, advertimos sobre “La prosperidad del “Mello” Cotes y su tía Rosa, la gobernadora del Magdalena”. (https://corrupcionaldia.com/la-prosperidad-del-mello-cotes-y-su-tia-rosa-la-gobernadora-del-magdalena/)

La Procuraduría General de la Nación ha formulado pliego de cargos a la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes de Zúñiga, y al exmandatario departamental, Luis Miguel “Mello” Cotes Habeych, su sobrino, por múltiples irregularidades en la ejecución del proyecto de inversión pública conocido como “Vía de la Prosperidad”, cuya construcción fue proyectada en el gobierno de Cotes Habeych, por un valor de $466.900 millones de pesos.

El órgano de control cuestiona la transgresión de los principios de economía y responsabilidad que deben regir la contratación estatal y el de eficacia de la función administrativa, ante las deficiencias presentadas en la implementación y ejecución del proyecto que pretendía el mejoramiento de la vía Palermo – Sitio Nuevo – Remolino – Guaimaro, en el Magdalena.

La Procuraduría cuestiona falencias técnicas en la planeación del proceso de construcción del corredor vial, la cual se habría realizado con estudios y diseños desactualizados, elaborados en 2008 y 2009 para ser ejecutados a partir del año 2013, sin tener en consideración la ola invernal de 2010 y 2011, lo que cambió las condiciones físicas de la carretera.

Asís mismo, la Procuraduría censura a Rosa Cotes y a su antecesor y sobrino, Luis Miguel Cotes, la falta de oportunidad y eficacia para regularizar la ejecución del Contrato 617 de 2013, previsto inicialmente para ser ejecutado en 35 meses; para atender la advertencia sobre las acciones exigidas, hacer frente a los incumplimientos del contratista y la falta de observancia de los planes de mejora presentados ante el Departamento Nacional de Planeación, que ocasionaron la suspensión del giro de los recursos del Sistema General de Regalías para ese proyecto de inversión pública.

A juicio de la Procuraduría no se cumplieron los fines del proyecto “Vía de la Prosperidad”, por las deficiencias en la planeación contractual, que es imputable al exgobernador Luis Miguel “Mello” Cotes, lo que terminó por afectar el alcance físico del proyecto que pretendía intervenir 52.6 kilómetros del carreteable, en tres tramos.

La ineptitud de la gobernadora 

El órgano de control ha considerado que la gobernadora, en su condición de ejecutora del proyecto y garante de la correcta vigilancia y ejecución del Contrato 617 de 2013, no emprendió las acciones necesarias para que la ejecución de la obra tuviera resultados reales y efectivos, y reprochó la demora en atender la solicitud de inicio de un proceso sancionatorio y de multas al contratista Consorcio Ribera Este, teniendo en cuenta que los incumplimientos se presentaron desde el 2016.

La falta para los mandatarios territoriales fue calificada provisionalmente como gravísima a título de culpa gravísima, por desatención elemental de principios que rigen la contratación pública.

(https://www.procuraduria.gov.co/portal/index.jsp?option=co.gov.pgn.portal.frontend.component.pagefactory.ProcesoMisionalComponentPageFactory&action=nh5uHq3evojOVSTts/J0Br/BC/c5tajtPvKK8cQvSfk=&ky=3R8p9R1j&opt=CofJGpHkb5g=&dr=07t91j)

Ahora, corresponderá a la Fiscalía Cuarta Delegada Ante la Corte Suprema de Justicia pronunciarse en el proceso con radicación No. 10016000102-2018-00052, con los necesarios elementos materiales probatorios y la evidencia física recaudada, sobre la comisión de los delitos tipificados como CONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES, INTERES INDEBIDO EN LA CELEBRACION DE CONTRATOS, FALSEDAD IDEOLOGICA EN DOCUMENTO PUBLICO, FALSEDAD EN DOCUMENTO PRIVADO, ENRIQUECIMIENTO ILICITO, LAVADO DE ACTIVOS, ENRIQUECIMIENTO ILICITO DE PARTICULARES y Otras conductas conexas que pudieran ser imputadas al indiciado LUIS MIGUEL “MELLO” COTES, con ocasión de las investigaciones penales que se adelantan en su contra con ocasión de la estructuración, licitación, adjudicación y ejecución del proyecto “Vía de la Prosperidad”.

Mientras todo ello acontece, el “Mello” Cotes, sin ruborizarse, con impudicia avanza en la recolección de firmas con la pretensión de ser avalado para una nueva candidatura a la Gobernación del Magdalena ante la imposibilidad de que algún Partido o Movimiento Político pueda garantizar su apoyo legal en virtud de las múltiples investigaciones penales y disciplinarias que se adelantan en su contra; en espera de ser juzgado, en los próximos días, en la Sala Especial de Primera Instancia (Sala de Juzgamiento) de la Corte Suprema de Justicia, bajo el radicado No. 10016000102-2017-00181-01, al haber sido responsabilizado de corrupción en la estructuración e implementación de la licitación y adjudicación del Contrato del “Chance”, en el 2012; y sin saber qué ocurrirá con la investigación y juicio por la muerte de Jairo Alberto Zapa Pérez, Director de Regalías de Córdoba.

La ciudadanía está notificada: al igual que en Córdoba, Guajira y San Andrés, entre Otros departamentos, en el Magdalena los corruptos y pillos ¡TAMBIEN CAERÁN!

 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.