Publicidad

En mis diferentes escritos donde hacía referencia a Pablo Felipe Robledo, manifesté que podría ser considerado dentro de los llamados  “ladrones  de cuello blanco”. Es una persona que parece estuviera protegida  por los Organismos de Control del país, que no lo investigan a fondo para sancionarlo.

Lo que denunció el portal “Los Irreverentes”  el 28 de julio de 2020, sobre un contrato que firmó Robledo con el periódico El Espectador por $450 millones de pesos, para ejecutarse en tres meses, sin el lleno de los requisitos legales es uno de los tantos desafueros que ha cometido en su carrera como director de la SIC.

 Su vínculo con la familia Santo Domingo es de vieja data, viene desde Barranquilla con la Fundación Santo Domingo y su dominio de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio.

Con sus actuaciones, que denuncié en su momento ante la Procuraduría, por haber permitido que la Fundación Santo Domingo  siguiera imponiendo a los miembros de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla mediante el tramposo procedimiento de crear empresas pequeñas que afiliaba a la CCB con anterioridad, para ponerlas a  votar en las elecciones por los  candidatos que ellos escogían de las planchas que se presentaban.

Se logró demostrar  que el costo de la afiliación era asumido por la Fundación y además el día de las elecciones los iban a buscar para que votaran. Esto lo hicieron con el beneplácito de Pablo Felipe Robledo, quién además empezó a mostrar un comportamiento extraño para un Director de la SIC, con un apasionamiento bastante extraño con esta Cámara de Comercio.

Publicidad

Lo digo por mi experiencia como funcionario que fui de esta Cámara y por mi experiencia en Confecamaras.  Recuerdo que en mi programa radial me preguntaba constantemente sobre este interés particular de Robledo en la conformación de la Junta Directiva de la CCBE. No entendía como un profesional en tan alto cargo arriesgaba su posición al defender a la Fundación Santo Domingo y la permanencia en la CCB de ciertos funcionarios.

Su actitud y comportamiento no fue el mismo, cuando unos empresarios barranquilleros decidieron unirse para acabar con el monopolio del grupo Santo Domingo en la Junta Directiva, y por supuesto, en el nombramiento del presidente de la Junta y de la institución, montando ellos una junta directiva comprometida con el desarrollo económico y social la ciudad. No era su interés en hacer negocios de beneficio personal o pensar en negocios utilizando información privilegiada o  apoderarse del manejo del Carnaval de Barranquilla y de otras Entidades que dependen de la CCB.

Este grupo de  empresarios nuevos, estaban liderados por empresas y personas de gran reconocimiento en la ciudad, tales como el grupo Tecnoglass, el industrial de la moda y confecciones Samuel Tcherassi, el empresario Luís Fernando Acosta, los comerciantes Alejandro Duarte, Ramón Crespo y el distinguido docente y abogado Ricardo Varela Consuegra entre otros.

Para ganar las elecciones, estos empresarios utilizaron el mismo método utilizado por los Santo Domingo. Crearon una serie de empresas ”SAS” permitidas por la ley, empresas reales, las cuales fueron afiliadas a la CCB, participaron en una elección y lograron ganarlas, dándole pie para que destituyeran a su presidente Luís Fernando Castro Vergara y nombraran en su reemplazo a un industrial de verdad, Samuel Tcherassi.

Una vez conocidos los resultados Pablo Felipe Robledo se voló todas las escuadras para revertir la elección y designación del nuevo presidente y entregarle nuevamente la institución al mismo grupo que la venía usufructuado durante los últimos 30 años. Nombró una Junta Directiva de bolsillo, mientras se repetían las elecciones. Así lo hicieron y en reemplazo nombraron a María José Vengoechea. Procediendo la nueva Junta Directiva a desafiliar sin razón a las empresas que el grupo de nuevos empresarios habían constituido tipo SAS. Tal como escribí en el artículo” una loca pasión”. Anexo audio con denuncia de personas afiliadas por la Fundación Santo Domingo denunciando que ellos le pagaban la afiliación y los obligaban a votar por sus candidatos.

Después lo denunciamos por el manejo dado al “cartel del cemento” cuya multa  surgió a raíz de las distintas comunicaciones que le hicimos llegar para que tomara una decisión lo antes posible. Denuncia que hicimos extensiva a la PGN. Después de un tiempo largo decidió imponerles una multa de $201.616 millones, cifra  ridícula si la comparamos con el monto estimado de dinero que sacaron de nuestros bolsillos $2.2 billones. Qué bueno convertirse en un cartel en Colombia, porque cuando te comprueben que estas actuando como un cartel para fijar el precio de tu producto, si es que te descubren, ha pasado mucho tiempo beneficiándose de ese precio monopólico. Si de remate te imponen una multa ridícula como las impuestas por parte de pablo Felipe Robledo, la ganancia de los carteles es grandísima. Así motiva la SIC a los empresarios a convertirse en carteles.

La otra denuncia fue por su actuación en el caso Odebrecht, presionando al Director de la ANI(Agencia nacional de Infraestructura) para que ordenara la liquidación del contrato de la “Ruta del Sol II”. Con esta decisión Pablo Felipe Robledo y el Director de la ANI, terminaron favoreciendo a los contratistas, Odebrecht, Sarmiento Angulo y Soarte, ya que lo correcto era haberles declarado la “Caducidad del Contrato” lo que significaba aplicarles la multa contemplada en el contrato y quedar inhabilitados por cinco años para contratar con el Estado.

 En este acto administrativo actúo apoyado en una solicitud del hoy presidente Iván Duque, quién como senador el 23 de enero de 2017, le dirigió una misiva al Director de la SIC, pidiéndole que interviniera el contrato de la “Ruta del Sol Dos”. Con base en esa carta y en la posible recomendación del presidente Juan Manuel Santos, Robledo procedió lo antes posible a solicitar la liquidación de dicho contrato. Ese acto denunciado a la PGN y FGN, no se ha investigado a fondo.

A pesar, de que el hoy presidente Iván Duque, en el año 2017, le pidió a Pablo Felipe Robledo que interviniera en el contrato de la “Ruta del Sol II” el mandatario dijo lo siguiente “El Jefe de Estado hizo esta invitación a Superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto González, y al equipo de la entidad, de quienes demandó prontitud en esta tarea. Lo anterior, ya que el saliente SIC Pablo Felipe Robledo fue ‘blando’ y no declaró la caducidad al contrato de la Ruta del Sol II.

Como ven, el senador Iván Duque, esperaba se declarar la caducidad del contrato y no la liquidación del mismo, tal como lo hizo. Pero como no tenemos PGN, ni FGN. ¿Será que Pablo Felipe Robledo se la pasaba en su cargo haciendo favores sin beneficio alguno para él? ¿Ustedes que piensan?

Es el propio presidente Duque, quién confirma que Pablo Felipe Robledo fue blando en el caso Odebrecht, y nosotros añadimos que en los casos donde ha intervenido como en los carteles de: cemento, pañales, azúcar y otros. Sus multas dejan muchas dudas sobre su honestidad, fueron como dice el presidente de los colombianos “blandas”.

Donde no fue blando, fue en la metida de pata con el problema de las boletas de las eliminatorias de fútbol, ya que fue arbitraria hasta el punto de haber allanado las instalaciones de una empresa y sus ejecutivos  que generan valor al país y la ciudad. Las empresas del grupo Tecnoglass. Cuyos empresarios presentaron la respectiva demanda penal, que sigue como casi todas las demandas que se impetran en este país “el sueño de los justos” cuando se trata de condenar a los funcionarios de “Cuello Blanco”. Cuando se trata de funcionarios enemigos del régimen la justicia y los Organismos de Control le caen sin contemplación alguna, incluso violando la misma Ley..

Para terminar, recordar que el lazo de Pablo Felipe Robledo con funcionarios de la CCB, era tan fuerte que la presidente de la entidad lo condecoró supuestamente a espalda de su Junta Directiva, lo que le costó el puesto a ella, y no sucedió lo mismo con Pablo Felipe Robledo  cuando se extralimitó en sus funciones atacando a los empresarios barranquilleros que se atrevieron a desafiar el poder de los Santo Domingo. Es bueno decir que esta Junta directiva de la Cámara de Comercio es la misma que condecoró a los españoles y a Ramón Navarro como  a los de Electricaribe por su aporte a la ciudad. Ahí están pintados.

Pablo Felipe Robledo como decimos en la Costa Caribe “tiene más leche que un papayo” no lo afecta nada, tantas denuncias disciplinarias y penales y no le pasa nada. Parece hijo de Álvaro Uribe Vélez.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.