Todos lo sabemos: en Colombia predomina la cultura del dinero fácil y por ello las dos caras de esa moneda son la corrupción y el narcotráfico.

O vives de la corrupción o vives del narcotráfico si quieres riquezas, lujos, poder y reconocimiento. Si no transas con esta moneda estás condenado al silencio o a morir por los brazos armados de los dos modos de vida.

El ejemplo más patético de esta cultura y el poder de esa moneda, se puede observar claramente en Buenaventura, en Sahagún (Córdoba), en Valledupar. Allí no hay necesidad de hacer estudios sociológicos ni antropológicos para coincidir con nuestro análisis.

Pero ¿cómo se sostiene esa moneda, cómo es posible que no deje de circular y adquiera más valor cada día?

Dos pilares fundamentales sostienen esta cultura: el sistema (político, económico y social) imperante y el brazo armado que protege ese sistema y se encarga de eliminar sus enemigos.

Anuncios

Nuestro sistema (político, económico y social) está diseñado para robar, para enaltecer la impunidad, para abrazar la violencia, para hacer leyes que favorezcan a los corruptos, para que la justicia proteja a los poderosos, etc. Solo así esta moneda de cambio, sostén de nuestra cultura mafiosa, adquiere valor cada día.

Caso Matamba

El caso Matamba ha vuelto a los medios con nuevas revelaciones, pero es necesario ir más allá de las meras acusaciones que trasmiten los medios. Por eso hicimos la introducción en los párrafos anteriores.

Observen cómo se destapan algunos secretos. Resulta que Mario Antonio Castañeda que el año pasado fue capturado cuando conducía un auto de la UNP, transportando 140 kilos de cocaína, en el departamento del Cauca. Desde ese momento se le conoció como el “narco chofer”.

Castañeda le ha contado a los investigadores de la Fiscalía muchas cosas, algunas de las cuales son piezas claves del rompecabezas que muestra cómo funciona el brazo armado que sostiene la cultura descrita en los primeros párrafos.

Por ejemplo, confesó que él fue la persona que recogió a Matamba cuando se fugó de la cárcel y lo llevó a una finca en el Magdalena medio que era propiedad de Jhon Fredy Galló “Pájaro”.

Y aquí viene la gran revelación: Según Castañeda, presenció que Zapateiro le envío a “Pajaro” armas, fusiles y granadas para custodiar los movimientos de Matamba. Recomendamos a, lector ver los siguientes videos:

«Pájaro dio al encargado de la finca la orden de traer comida y el regalo que dejó el general Zapateiro. Luego trajo unas lona y comenzaron a repartir armamento Recibieron fusiles, pistolas y granadas, además decían que el general Zapateiro era parte del grupo», contó Castañeda.

Pero es que eso no fue todo, Castañeda habló de otro hombre, nada más y nada menos que Carlos Eduardo Téllez comandante del Gaula de la policía de Bogotá, quien, según Castañeda, organizó la logística para la fuga de Matamba.

«fue él el que proporcionó los vehículos, permisos y organizó toda la logística para llevar a cabo la fuga. Además, mantenía a 'Matamba' en Bogotá, en el Gaula, para brindarle colaboración en otras actividades que realizaban», dijo.

Entonces, ¿qué podemos deducir, elucubrar, concluir, de todo esto? Siempre recurrimos a la apofenia para estos casos, y los resultados son infalibles. En toda esta trama podemos ver patrones, conexiones para descubrir cómo funciona lo que hemos denominado el brazo armado de la moneda de cambio de nuestra cultura mafiosa predominante.

Todo indica que este brazo armado está dirigido por figuras del alto mando militar y de policía (activos y en retiro) que utilizan escuadrones especializados (activos o retirados) de las fuerzas castrenses en alianzas con organizaciones delincuenciales dueñas del negocio del narcotráfico.

Todo esto explica la demencial matanza de defensores de derechos humanos, de líderes sociales y ambientales, y hasta la fuga de de Aida Merlano. Solo los corruptos con enorme poder de dinero pueden acceder a este brazo armado.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.