Ana María Aljure, secretaria Gerneral del distrito de Barranquilla.

De nada vale iluminar calles y parques para ganar imagen si la corrupción en el distrito mantiene a cientos de familias trabajadoras en la profunda desesperación de caer al abismo de la miseria y pasar la peor navidad de sus vidas.

Anuncios

Se trata de los aseadores, vigilantes y trabajadoras de los comedores de las instituciones educativas del distrito, contratados por una empresa, que el distrito de Barranquilla seleccionó para que llevara a cabo el servicio de mayordomía de todas estas instituciones. Hablamos de la empresa Mayordomía y Servicios S.A., cuya representante legal Adriana Margarita Macías Ospino firmó contrato con la funcionaria Ana María Aljure, en representación de la alcaldía distrital, por un valor de $13.921.913.880. y un período de 10 meses.

El distrito de Barranquilla se vale de un estudio previo realizado para el efecto, “de conformidad a lo ordenado dispuesto en el Decreto 1082 de 2015”, por el cual, se anota en el texto del contrato, se hace necesario contratar LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE ASEO Y LIMPIEZA INTEGRAL EN LAS DIFERENTES INSTITUCIONES EDUCATIVAS DEL DISTRITO DE ARRANQUILLA.

Hasta ahí todo parece perfecto, a pesar de los cuestionamientos que en su momento surgieron con los resultados de esta licitación pública, y que además merece un análisis más adelante. Pero la realidad es otra cuando los tentáculos de la corrupción aprisionan toda posibilidad de una gestión honesta, eficiente y generadora de desarrollo.

Una prueba fehaciente de esta última afirmación está plasmada en la siguiente desesperada comunicación que nos envía una indignada rectora de un colegio, que reproducimos a continuación:  

“Es preocupante la situación del personal de servicio generales, no le han pagado la liquidación del año pasado y ahora no le pagan el salario al que tienen derecho y se han ganado con su trabajo, en el día de hoy tuve que comprarle el almuerzo, porque ni para eso tenían, por favor ni en navidad se puede ser justo y correcto en el actuar de las personas que están a cargo de la empresa que contrata a este personal.

Así es, pobres trabajadores  del aseo ya  hoy es 16 de diciembre y nada de pago.  A las manipuladoras del comedor escolar tampoco les han pagado.  Supuestamente ayer venció el último plazo para hacer efectivo el pago y nada. Pobres y desamparadas nuestro personal de aseo y del comedor.  Les espera una triste navidad.

El personal de aseo hace un excelente trabajo, por favor, deben recibir su pago oportuno.

Así es. Acá tengo a tres personas encargadas del aseo de la IED Las Flores y nada de nada. Ellas han continuado con su labor, incluso los sábados están asistiendo al colegio.

Mi solidaridad con la situación que padecen los colaboradores de las escuelas  son muy buenos trabajadores  y no se les compensa con un buen salario y además de  ello les pagan atrasado.  Me uno a las voces de compañeros que se atreven a  manifestar alguna inconformidad en contra de quienes tienen el poder de solución  a estos inconvenientes

Los  aseadores y  celadores y manipuladoras son tan  importantes en las escuelas como los rectores.  Perdón  los aseadores celadores y manipuladoras.

Así que no al TRATO DISCRIMINATORIO, Dios, que le paguen para felicidad de toda su familia. Por favor, que les cancelen, ellos realizan un excelente trabajo en nuestras escuelas. A demás, se les debe a varios la liquidación.  Voces de solidaridad para todos ellos, diurnos y nocturnos.  Unida a éste clamor.

El pago urgente al personal de aseo y comedores, se hace imperativo. Me comentaron que hoy les pagaron  la primera quincena de noviembre.   Le pagaron a algunos nocturnos el resto nada me parece una falta de respeto.

Escuchen por favor el clamor de todos los rectores, que con piedad pedimos la cancelación de los salarios que se le deben a las manipuladoras de los comedores y al personal de apoyo de las Instituciones educativas del distrito.”

 

LO QUE HA GIRADO EL DISTRITO

Si la alcaldía distrital de Barranquilla es incapaz de administrar y ejecutar este tipo de gestión en beneficio de las instituciones educativas oficiales de la ciudad, debe tener la suficiente claridad para seleccionar una empresa idónea y con capacidad financiera que preste estos servicios.  En ese sentido la funcionaria Ana María Aljure debe responderle a la ciudad cuando firma estos contratos.

Por un lado vemos que el distrito de Barranquilla viene cumpliendo con pagos regulares que al 9 de septiembre de este año sumaban $4.982.448.188 y que discriminamos en los siguientes gráficos:

 

1.

 

2.

 

La primera pregunta que surge entonces de esta situación es por qué el distrito permite (en cabeza del supervisor de este contrato) que esta situación llegue a estos extremos lamentables.  Y seguidamente el tufo de la corrupción nos obliga a preguntarnos por qué el distrito seleccionó a esta empresa sin el suficiente respaldo financiero para una gestión como esta.

Mucho se rumora en los pasillos sobre el tema, sembrando una estela de dudas que iremos despejando con el desarrollo de esta investigación como la utilización de estos tipos de contratos para la financiación de campañas políticas.

Publicidad ver mapa

1 COMENTARIO

  1. Eso es la misma gente de ASEOCOLBA, el grupo COLBA y la familia TAFUR, que a donde llegan todo lo corrompen y ademas no cumplen con ningún compromiso.
    Fíjense bien en todas las entidades donde está este grupo y esta familia y no solo ellos, sino con todas las empresas del grupo, como empieza a oler a podrido.

  2. Eso es la misma gente de ASEOCOLBA, el grupo COLBA y la familia TAFUR, que a donde llegan todo lo corrompen y ademas no cumplen con ningún compromiso.
    Fíjense bien en todas las entidades donde está este grupo y esta familia y no solo ellos, sino con todas las empresas del grupo, como empieza a oler a podrido.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.