Publicidad

El tema OCAD y SGR es tratado con causa hermética por los interesados. Pocos ciudadanos conocen de su existencia y funcionamiento por lo que parte fundamental de este reportaje periodístico consistirá en develar los intríngulis de su origen, estructura y componentes para al final, de remate del postre, algunas obras y proyectos financiados con estos recursos.

Empecemos por indicar que las regalías son recursos provenientes de las actividades mineras, de explotación de hidrocarburos y similares. Hasta el 2010, cuando se reformó el sistema de participación, la corrupción era el común denominador en los departamentos beneficiados, por su condición territorial por estar ubicados en donde se efectuaban las explotaciones. En la Guajira, entre el 2002 y 2010 se giraron entre 3.2 a 4 billones de pesos. En el Cesar de 2.4 a 3.2 billones y en Sucre, Córdoba y Bolívar de 2.4 a 3.2 billones. Gran parte de estos recursos fueron despilfarrados en obras públicas inconclusas, de dudosa utilidad o desviados a través de contratos fantasmas hacia bolsillos particulares.

Por estas circunstancias se creó el Sistema General de Regalías (SGR, superando la distribución territorial por departamentos a uno más amplia y equitativo de regiones. Con varios elementos diferenciadores: de libre inversión y esta se hará en unos entes sin personería jurídica denominados Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD) quienes estudian los proyectos —y esto es lo más importante— designan el ejecutor de los mismos. Por otra parte se deja abierta la puerta para que el Sistema General de Regalías (SGR) financie estudios, diseños y consultorías. Todo estos procesos bajo los parámetros legales del Acto Legislativo 005 del 18 de julio de 2011 y la Ley 1530 de 2012, entre otras.

Para efectos de repartir la torta según criterios de regionalización, se conformaron seis regiones: Caribe, Pacífico, Centro Oriente, Centro Sur, Eje Cafetero y Llanos. La OCAD Caribe la preside hace cuatro años consecutivos el Gobernador de Bolívar Dumek Turbay, asunto increíble por cuanto cuando parte del espíritu de transparencia del SGR y los OCAD es la renovación de sus estamentos directivos en rotación para evitar el “empoderamiento del balón” de las decisiones de planificación. La Secretaría Técnica es de Cecilia Arango, de Planeación del departamento del Atlántico.

Dumek Turbay es miembro de una familia con antecedentes en el oficio político, nativo del Carmen de Bolívar, una de las poblaciones en la zona de los Montes de María más golpeada por la violencia paramilitar y guerrillera, con alcaldes despilfarradores de recursos que muestran; como botón fehaciente de su ineptitud, una sede física administrativa que se cae a pedazos, sin baños, obsoleta y que es una verdadera vergüenza para cualquier ciudad o pueblo del mundo. Ese el drama real de infraestructura del Carmen de Bolívar partiendo de la sede del poder municipal, con el mismo desgreño repetido como terrible marca de fábrica.

Valga lo anterior para mostrar la verdadera realidad de este pueblo y la consecutiva presidencia hace cuatro años en la OCAD Caribe de un nativo del pueblo como el Gobernador de Bolívar Dumek Turbay. Veamos las obras presentadas por la Secretaría Técnica de la OCAD en que aparece el Carmen de Bolívar:

  • Implementación de 10 hectáreas de cacao plátano para beneficiar a 180 productores en El Carmen, San Jacinto y San Juan Nepomuceno por $3000 millones. Parece una versión local de agroingreso seguro en pago de favores sin ninguna transcendencia hacia las verdaderas necesidades de estas poblaciones.
  • Instalación de señales de tránsito y semáforos en las principales vías urbanas e intercesiones del Carmen de Bolívar y Magangué por $3000 millones. Lo asombroso es que en el caso del Carmen de Bolívar su red vial se encuentra absolutamente deteriorada y hace perfectamente inservible cualquier intento de señalización y semaforización.
  • Tres pistas de patinaje ubicadas en el Carmen de Bolívar, Mompox y Simití por $15.025.520 millones. Cada pista en la suma de $5000 millones de pesos lo que equivale en dinero internacional a un millón y medio de dólares!
  • Mejoramiento y rehabilitación de los aeródromos del Carmen de Bolívar y Mompox por $15.002.458 millones. Valga señalar que el aeropuerto del Carmen es perfectamente inútil, con nulo trafico aéreo pues los habitantes de los Montes de María recurren a los servicios del aeropuerto Las Brujas de Corozal, Sucre o al Rafael Núñez, de Cartagena.
  • Implementación de las medidas de reducción y adaptación del arroyo Alférez en el Carmen de Bolívar por $16.230.051. Esta es el único de los proyectos que parece tener un sustento o necesidad real en la infraestructura de este pueblo.

 

Construcción de la pista de patinaje en El Carmen de Bolivar, un municipio con miles de necesidades básicas insatisfechas.

Las necesidades del Carmen de Bolívar son inmensas. Por ejemplo, doctor Turbay, el alcantarillado eficiente con laguna de oxidación. Un parque botánico que atempere el calor que ocupe la actual desolada plaza con su respectiva ampliación. Una sede moderna para la Alcaldía. Construcción y rehabilitación del hospital. Una nueva vía circunvalar que parta desde la carretera, sigue por el arroyo Alférez, pase hasta la vía hacia La Cansona en los altos de los Montes de María y empalme con la carretera nuevamente, dando un rodeo, con la carretera a Barranquilla y Cartagena. Se pueden enunciar, a manera de ejercicio, otras necesidades del Carmen de Bolívar como una universidad, escuela de oficios por el SENA, explotación de actividades ecoturísticas en las montañas con hoteles, de la música y el arte; en fin, datos y soluciones que parece que no son de importancia para el flamante presidente de la OCAD Caribe, el gobernador de Bolívar Dumek Turbay.

Cuales son las funciones de la OCAD? Según el Decreto 1075 de 2012 que las reglamenta son organismos colegiados integrados por representantes del gobierno colombiano en sus diversas instancias territoriales con unas precisas funciones. Ellas son la definición de los proyectos de inversión, su evaluación, su viabilización, la priorización, las alertas sobre estos proyectos con los sistemas de monitoreo y control y el ejecutor de los mismos, todos en un claro marco de evitar los raponazos y los contratos “escenográficos” o plantes en que se esbozan una serie de retoricas, pero no se hacen o se ejecutan a medias. Sin embargo, siguen pasando tal como lo veremos en algunos ejemplos posteriores.

Empero, que tipo de proyectos son susceptibles por su prioridad de hacerse? Quién determina esta viabilización de inversión para que estos recursos del SGR no se pierdan en el bolsillo de avivatos. La Contraloría General de la República indica en el documento de la Regla Fiscal a que: “(…) los recursos de las regalías solamente se utilicen para financiar gastos de inversión en infraestructura de alto impacto para el desarrollo regional y local en materia de mejoramiento de su competitividad. Ello con el fin de que estos recursos no se empleen como la caja menor de actividades políticas de carácter electoral o en gastos recurrentes de carácter administrativo”. Este documento fue elaborado por un Comité Técnico Intersectorial conformado por el Banco de la República, Ministerio de Hacienda y Crédito Público y Departamento Nacional de Planeación el 7 de julio de 2010.

La articulación de estos recursos del SGR en el marco de la OCAD, debería regirse por puntuales necesidades en materia de infraestructura descritas y analizadas en los planes de desarrollo y gobierno de municipios y departamentos. Nada nuevo ni extraño y que incluso se encuentra planteado en documentos como la formulación del PND 2010- 2014 en los siguientes términos:

“Contar con un sistema urbano regional articulado a partir de ejes y áreas de desarrollo territorial, implica desarrollar un proceso de coordinación institucional entre el Gobierno Nacional y las entidades territoriales, que permita integrar los diferentes componentes de la estrategia, a través de un Programa Nacional para la formación y/o consolidación de ejes y áreas de desarrollo territorial, mediante el cual se definan los componentes, las fases, recursos e instrumentos para promover e integrar ejes y áreas de desarrollo territorial. Una fuente posible para financiar este Programa puede provenir de los recursos del Sistema General de Regalías (…) en el cual se establece un Fondo de Desarrollo Regional, cuya finalidad es la financiación de proyectos regionales de desarrollo” (PND, 2010-2014, pág. 48).

Nada de eso se cumple pues hay evidente desarticulación en la planeación en sus diversos niveles en Colombia que permite a los actores de los OCAD, (gobernadores y alcaldes) repartirse cuotas, contratos y recursos según la conveniencia política y sin articulación técnica. Eso es grave y permite que aparezcan proyectos curiosos con objetos difusos que no representan la satisfacción de las comunidades involucradas en infraestructura. Por ejemplo, en cursos de bilingüismo sin monitoreo en la Guajira y Santander.

Los que mandan en los OCAD son los gobernadores y de ello dan fe algunos alcaldes en testimonios ofrecidos a la Contraloría General de la Nación:

“(…) nosotros los alcaldes no tenemos participación ahí (…) Cuando nosotros llegamos ya no hay nada; no hay un peso; todas las decisiones las toma el gobernador, nosotros hemos solicitado varias veces que nos incluyan un proyecto que sea de tipo regional, para que nosotros podamos tener un tipo de participación activa dentro de la toma de decisiones y la priorización de algún proyecto pero no es así (…)” (Alcaldes OCAD Regional).

Desde ese enfoque, la repartida de la torta presupuestal en el OCAD Caribe es con los gobernadores de departamentos con mayor peso. De ahí se desprende las cuatro veces seguidas presidencias del Gobernador de Bolívar Dumek Turbay y de la Secretaría Técnica en manos de una funcionaria del resorte del gobernador del departamento del Atlántico Eduardo Verano. Ello explica también la insistencia en la “marihuana” de la región Caribe que aplica en el caso de Verano que la RAP sea la llamada a ejecutar estos recursos provenientes de las regalías. Blanco es, gallina lo pone…

Veamos en esta primera observación sobre la distribución de las regalías y de los OCAD, algunas extrañezas de proyectos presentados y aprobados por parte del departamento del Atlántico:

  • Desarrollo humano integral y fortalecimiento microempresarial a través del mejoramiento de competencias, destrezas de la mujer en todo el departamento del Atlántico. Total 5000 millones de los cuales aportan las regalías 4000.
  • Implementación de las propuestas para la reinserción socioeconómica de 100 familias campesinas afectadas por la ola invernal en 6 municipios del departamento del Atlántico. Costo 40.000 millones de los cuales piden 12.838 a regalías.
  • Construcción de primera etapa del recinto ferial Puerta de Oro del Caribe. Cuesta $48.500 millones, solicitando a regalías $20.000
  • Mejoramiento genético y fortalecimiento de la ganadería bovina en el departamento del Atlántico. Cuesta $285 millones y solicitan a regalías esa misma suma.
  • Construcción para la recuperación de las playas del Country en Puerto Colombia. Cuesta $22.000 y piden la misma suma a regalías.
  • Mejoramiento de las obras de recuperación ambiental de las playas de Salgar y Sabanilla entre tanque Triple A y restaurante Villa Alcatraz. Cuesta $25.000 millones y solicitaron la misma suma. Estas obras se encuentran paralizadas y en ellas se encuentra uno de los alcaldes integrantes del OCAD, Steimar Montilla, de Puerto Colombia, suspendido en marzo de 2019 seis meses por la Procuraduría.

Parece que el invento de los OCAD para la inversión de los recursos de las regalías en el desarrollo de las regiones no se cumple y todo indica que la corrupción le ha encontrado la perfecta comba a este palo —que es además difuso y difícil de detectar por sus características técnicas— para seguir engullendo estos gigantescos presupuestos.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.