El parrillero fue quien tomó fotos a los documentos del periodista y las envió de manera sospechosa.
Publicidad

Como sospechoso puede calificarse el hecho acontecido en las instalaciones de la URI de la Fiscalía, de Barranquilla. En medio de un operativo por la alerta de una supuesta bomba, la cual resultó falsa, un patrullero de la Policía Metropolitana, Mebar, al parecer adscrito al cuadrante de ese sector del Centro de la ciudad, se dirigió hasta donde se encontraba el director de LAMETRONOTICIAS.COM y le solicitó su identificación.

El comunicador le mostró su cédula y el carné del medio, pero, vaya sorpresa, el uniformado le tomó una fotografía a los documentos y vía WhatsApp se la envió al sargento Ruiz, encargado de la URI, y quien fue denunciado por abogados en este medio por supuestos actos de corrupción.

El periodista le preguntó al policía por qué había tomado foto a sus documentos, a lo que este respondió: “ya la mandé a la Central”.

Consultados algunos abogados y funcionarios del poder judicial sobre lo ocurrido, coinciden en señalar el hecho como irregular y que esa forma de obtener la información del director del medio de comunicación podría ser utilizado con fines non sancta, por lo el comunicador hace un llamado a las autoridades policiales a tomar los correctivos a que haya lugar con sus subalternos.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.