En un operativo adelantado por la Dijín de la Policía Nacional, fue capturado por orden de la Fiscalía General de la Nación el actual Inspector de Policía de San Juan del Cesar (La Guajira).

Juan Carlos Daza García, Inspector en ese municipio del sur de La Guajira, está acusado de cometer actos ilícitos relacionados con cobrar extorsiones, aprovechándose de su cargo y fue capturado en desarrollo de un gigantesco operativo de la Dijín contra una banda compuesta por civiles, en contubernio con agentes de la Policía, informó la misma institución.

La administración municipal de San Juan del Cesar aún no se ha pronunciado sobre este escándalo. Sobre los policías capturados se informó que fueron identificados como el Intendente Johnny Enrique Castaño Pulgar, jefe de la Unidad Básica de Investigación (Ubic) en San Juan, y el Patrullero Manuel María Barros Tilles, adscrito al Comando de Riohacha.

«Mediante labor investigativa especializada de agente encubierto, se logró demostrar de que el señor Juan Carlos Daza García, Inspector de Policía del municipio de San Juan del Cesar, en coordinación con policías y agentes corruptores generaron estrategias para la omisión de controles en el funcionamiento de establecimientos abiertos al público (máquinas de azar) en el municipio», señala el informe policial dado a conocer sobre el caso.

Además, agrega, «facilitaron el aprovechamiento ilícito de recursos naturales para su transporte y posterior comercialización, con el fin de obtener remuneración económica».

La operación se adelantó en el marco de la ‘Lucha frontal contra la corrupción’, y participó personal adscrito al área Investigativa Anticorrupción de la Dijín y SIPOL de La Guajira.

Se logró establecer también que la organización transportaba de manera ilícita recursos naturales (carbón vegetal) entre otras actividades delincuenciales, agrega el informe.

«Los policías recibían un promedio de $10.000.000 mensuales, por parte de los agentes corruptores. Esta cifra variaba según la cantidad de mercancía del aprovechamiento ilícito de los recursos naturales e ilícito de la actividad monopolística de arbitrio rentístico, durante cada mes», concluyó el reporte.

La operación la llevó a cabo la Dijin con su unidad especial élite de Anticorrupción, y contó con el aval de la Fiscalía 4 Seccional de Administración Pública de Riohacha.

Viejas andanzas

Pero lo más grave de este caso es que Daza García, ya había sido capturado en mayo de 2015 acusado de secuestro extorsivo agravado.

Para la época, el acusado también fungía como inspector de Policía del mismo municipio y fue detenido junto con otras dos personas atendiendo órdenes de captura emanadas por el Juzgado Tercero Municipal de Riohacha por el delito de secuestro extorsivo agravado.

Según se conoció en la audiencia de legalización de captura en la capital guajira, los acusados habrían retenido a un menor de edad para presionar el pago de  una deuda que tenían los familiares de este hace unos dos años y la cual no había sido cancelada.

El fiscal afirmó que “es grave que hayan usado este mecanismo para cobrar y no otros que existen en el marco de la ley”.Absurdo que después de estos hechos Daza García no haya sido nunca desvinculado del cargo, en el cual está nombrado desde el 2010.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.