Una nueva denuncia de la corrupción que rodea a los distintos estamentos del Estado colombiano, la falta de transparencia y ausencia total de procesos de meritocracia quedó al descubierto ante la opinión pública este fin de semana, en la columna del director del Instituto Anticorrupción, Camilo Enciso, publicada en el portal Los Danieles, donde detalla los jugosos contratos con que se ha favorecido a colaboradores directos del ex candidato a la alcaldía de Bogotá por el uribismo, Miguel Uribe Turbay. 

Desde su columna titulada “La vacuna del delfín”, Enciso afirma que personas cercanas al ex secretario de Gobierno de Bogotá en el mandato de Enrique Pañalosa, recibieron contratos cuantiosos cargados a la subcuenta Covid para atender la emergencia por la pandemia, cuyo dinero es manejado por el gobierno de Iván Duque y que además es la encargada de distribuir los recursos para la adquisición de las vacunas. 

La columna señala que según el decreto 559 del 15 de abril de 2020, la Subcuenta Covid debe tener un gerente general. La escogida por el Gobierno para tal cargo fue Adriana Lucía Jiménez

Jiménez era abogada en la Secretaria de Gobierno de Bogotá con un salario de $3.888.041, con su nuevo contrato, pasó a ganarse $14.673.713 mensuales. 

Enciso también da a conocer que existen otras personas cercanas a Miguel Uribe beneficiadas con contratos de esta Subcuenta, tal es el caso de Claudia Candela Bello, asesora principal de la campaña de Turbay a la alcaldía y a quien también le asignaron un contrato de $14.673.713 mensuales. 

Publicidad
Claudia Candela Bello

Juan Sebastián Castro Gaona fue jefe de la oficina asesora de Planeación en la administración de Peñalosa, actualmente trabaja en la Subcuenta Covid y recibe $10.565.073 por mes. Lo mismo pasa con Cristian Francisco Pulido Acuña, quien trabajó en la Secretaria de Gobierno y que con la Subcuenta del Gobierno Duque gana lo mismo que Castro. 

Juan Sebastián Castro Gaona

Castro trabajó en el Concejo de Bogotá entre abril de 2014 y diciembre de 2015; Uribe era presidente de la corporación desde febrero de 2014. Tras su paso por el Concejo, fue contratado en la Secretaría de Gobierno.  

“Uno de los contratistas más beneficiados es el general en retiro Gustavo Rincón Rivera, fracasado excandidato a la Presidencia de Acore (entidad que agrupa a los militares retirados), que firmó contrato por 12 millones mensuales con el objeto de prestar servicios de asesoría jurídica”, denuncia el columnista. 

Gustavo Rincón Rivera

Finalmente, el director del Instituto Anticorrupción @camiloencisov, expuso que esta Subcuenta “avanzó en la contratación del Consorcio Primero Salud, en un contrato que tiene por objeto la producción y difusión de contenidos relacionados con la pandemia para el periodo comprendido entre septiembre de 2020 y enero de 2021. El precio del contrato ascendió a casi 18 mil millones de pesos e incluyó algunas obligaciones inusuales, como la producción de piezas tales como “carro valla con sonido”, por 60 millones, y “perifoneo”, por 24 millones”. 

“Mientras tanto, el Gobierno nacional sigue radicando proyectos de ley anticorrupción, hablando de meritocracia y el presidente Duque hace una gentil invitación a quienes ejercemos el control social y la veeduría ciudadana a “no hacer politiquería con la vacunación”, cierra la columna. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.