Al resultar sorprendido repartiendo transformadores a cambio de votos en barrios históricamente asolados por el mal servicio de energía eléctrica, el alcalde del municipio de Codazzi, Cesar, Luis Vladimir Peñaloza Fuentes, puso la última cuenta en el extenso rosario de escándalos que ha protagonizado en ese municipio, desde que fue elegido en ese cargo.

Este sábado, a las siete de la mañana y un día antes de las elecciones para alcaldías y gobernaciones regionales en todo el país, cinco personas fueron “pilladas” por la comunidad a bordo de un camión, repartiendo un paquete de al menos quince transformadores eléctricos en barrios que llevan meses sin servicio de luz energía eléctrica por falta de estas unidades. La denuncia establece que el alcalde estaba negociando los transformadores por votos para unasu tía de él, candidata a la alcaldía.

“Los retenidos dijeron que esos transformadores eran del alcalde “Luchito” Peñaloza. La comunidad llamó a la policía y el camión fue retenido por una patrulla y llevado a la estación. Y vaya sorpresa, el alcalde llegó a ordenar que le devolvieran el camión y la comunidad se molestó y evitó que se lo entregaran. Fue aquí donde el alcalde le dio bofetadas a Nathaly Hernández Nieto, quien estaba registrando el hecho con su teléfono celular. La agresión quedó grabada y se hizo viral en las redes sociales”, dijo Eduardo Mayan, líder comunitario.

Pocos minutos después la estación de Policía fue rodeada por la comunidad. “El alcalde fue protegido por los uniformados y lo metieron a la estación, pero fue sacado por la parte trasera. Fuimos a poner la denuncia en la fiscalía pero no hay fiscales disponibles porque todos fueron trasladados provisionalmente por esto de las elecciones”, dijo Nathaly Hernández, la joven agredida por el alcalde.

Entre la gente que llegó a la estación de policía estaban líderes del barrio El Tiburón, un sector deprimido de Agustín Codazzi, en donde completaron cuarenta y dos días sin el servicio de energía eléctrica, precisamente por falta de un transformador. Muchos aseguran que hace seis días los visitó Iveth Cecilia Lafourie Perdomo, tía del alcalde y candidata a la alcaldía, quien ofreció solucionar el problema de la falta de energía, pero a cambio de votos:

Publicidad

“El alcalde mandó gente con los transformadores para que votáramos por su tía. Nos cuenta el conductor que los transformadores fueron comprados por gente de la alcaldía en Montería y comenzaron a repartirlos a las cinco de la mañana”, dijo otro dirigente.

Un alcade nefasto

Luis Vladimir Peñaloza Fuentes, quien ganó la alcaldía por Cambio radical entre otros ocho aspirantes, ha sido un funcionario nefasto para Agustín Codazzi, opina la misma gente del pueblo.

Tan sólo el diez de octubre, regresó a su despacho después de pagar una suspensión por seis meses. “Pasa más tiempo en Montería, de donde es oriundo, que en Codazzi. Tiene tantas denuncias que la pasa defendiéndose, y cuando sale la embarra, ya sea borracho o por declaraciones que da en los medios en donde lo conocen como un personaje vulgar y poco digno de su cargo “agregó Nathaly Hernández.

“Luchito” Peñaloza había sido suspendido por la Procuraduría Regional del Cesar por negarse al pago de 101.262.500 pesos a la Caja de Compensación del Cesar Comfacesar. Ese pago había sido ordenado por el Juzgado Segundo Administrativo Oral del Circuito de Valledupar con fecha del 22 de noviembre del 2016. No hizo el pago argumentando que desconocía la deuda por no haber sido adquirida en su mandato. Regresó a su cargo el pasado 10 de octubre.

Por otro lado existe una investigación por el manejo de los subsidios para el servicio de aseo para el municipio de Codazzi. El ministerio Público cree que existen serias irregularidades en el giro de los dineros para subsidiar los estratos 1,2, y 3 de esa localidad.

“Hizo un contrato irregular con la Fundación María Fuentes, de una sobrina y giró el dinero sin tener en cuenta las normas de contratación. Esta investigación incluso lo podría llevar a la cárcel”, agregó la señora Nathaly Hernández.

Otra cuenta que debe aclarar el controvertido “Luchito” Peñaloza, tiene que ver con un contrato que adjudicó en tiempo record y para una fundación que manejo una fuerte partida presupuestal. Se trata de la Fundación manejada por Nathaly Caballero Hernández, una mujer nacida y residenciada en Chigorodó (Antioquia), a quien comisionaron para prestar “servicios de apoyo gestión de la alcaldía de Codazzi”

Ese contrato se dio para la Fundación Salud Región. Una de las funciones de esa organización era “ejecutar interventoría a los procesos del régimen subsidiado”.

La Contraloría General de la nación indaga porqué “no se hizo concurso de méritos y se aprobó un viernes y de inmediato se giraron los fondos. Esa empresa había sido fundada dos semanas antes y se llevó miles de millones de pesos con un trabajo que nadie vio”, dijo el dirigente opositor David Hernández.

Uno de los procesos que se adelanta contra el controvertido alcalde “Luchito” Peñaloza es atribuido a la falta de control sobre su lengua, al atender a los periodistas del departamento del Cesar. En una entrevista, le pareció normal reconocer que estaba pagando de su bolsillo los servicios de un ciudadano identificado como Jairo Flores “para conseguir votantes y personas que apoyaran el proceso”.

Por esta exótica causa es investigado por corrupción al sufragante. Para bajarlo de la silla de la alcaldía se creó el Comité Codazzi Sin Futuro” que inició un proceso de revocatoria de mandato por no cumplir uno solo de los puntos de su programa de gobierno.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.