Por Miguel Chajín Flórez. Sociólogo

Estoy perplejo de corroborar una vez más que la estupidez humana no tiene nada que ver con el conocimiento de alguien, pues el sentido común nos dice que la persona más escolarizada debería en alguna proporción tener más capacidad crítica, discernimiento, acercamiento a la verdad, sustento en la argumentación, e incluso referentes científicos reconocidos, para hacer un planteamiento.

Tuve que leer varias veces el artículo que enlazo abajo, de Salud Hernández Mora, que ha decir verdad no podía creer que se escribiera con tanto odio por el ser humano, el desprecio del derecho y de la ciencia, sino porque para mí es una de las muchas pruebas de que se puede ser estúpido con mucha información, e incluso títulos universitarios que seguramente tiene.

A fin que este corto escrito y reflexión no se convierta en una respuesta agresiva o insultante ante alguien con mente genocida como la señora Hernández, quiero compartir algunas cosas para que después que usted lea su artículo también reflexione.

1) Un periodista serio debe tener en cuenta que la información es el soporte de su profesión, así que las opiniones no son más que eso, doxa, ideología, creencias, e incluso desinformación y poco conocimiento; así que afirmar que las sustancias que llaman vacunas sean la solución para lo que llaman pandemia, está muy distante de un trabajo serio en el campo periodístico.

2) Relacionado con lo anterior, es obvio que un periodista no puede saber todo de todo, porque incluso a estas alturas del desarrollo científico ningún profesional tiene el dominio de su campo disciplinar, pues para citarle dos españoles que hablan sobre el alcance de la información y del conocimiento en esta era digital, como lo son el sociólogo Manuel Castells, reconocido como autoridad mundial en el tema, y Antonio Cruz Suárez, Doctor en Ciencias Biológicas, de la Universidad de Barcelona, también profesor, el gran problema del mundo actual es lo poco que conocemos entre una avalancha de información.

Ya lo decía el sabio médico catalán, José Letamendi y Manjarrés, que “el médico que sólo sabe de medicina; ni medicina sabe”; por eso la señora Hernández pudiera haber concertado, por ejemplo, una cita con la Doctora Chinda Brandolino, que por cierto es una médico que obedece al perfil del médico ideal del cual habla el sabio catalán; o pudiera haber entrevistado a María Eugenia Barrientos, médico y microbióloga, pero no; ella prefirió disparar como una terrorista sin argumentar por qué tienen que perseguir como criminales a los que están huyendo de un genocidio vestido de pandemia, creada en la OMS, los grandes conglomerados de comunicación y nunca debatido públicamente.

3) Si la señora Hernández entendiera algo de ciencia y de academia lo que debía estar promoviendo es un debate científico sobre el tema, y, por cierto, no la prensa terrorista que desprecia la verdad, la libertad y la vida. Hasta me gustaría ver un debate entre la Señora Salud Hernández, con la periodista Cristina Martín Jiménez, que también es española, y escribió un libro sobre la pandemia, para que emita las mismas opiniones de ese desastroso artículo.

https://www.semana.com/opinion/articulo/si-no-te-vacunas-que-te-despidan/202140/?fbclid=IwAR0VFYnq_bV6t8cYwaZ-fBRY89h1i50OX1cqEHWxm2x1ruU_nLW_BaOVfF8

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Become a patron at Patreon!
Publicidad ver mapa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.