Respuesta a Carla Celia y sus amigos

0
494
Publicidad

Las señoras Carla Celia, Deyana Acosta Madiedo y otras en un chat llamado Atlántico Creativo Cultural arremetieron –ellas y sus amigas– contra el humorista Trespalacios que posteo allí para su martirio el reportaje El último carnaval de Carla Celia del portal Corrupción al Día. Airadas, con rabia, tildaron a este portal de propiciar el desprestigio de dignos trabajadores de la cultura, señalando Celia que era una falta de respeto a su trabajo y tras “arrugar” a Trespalacios en cruenta manada unánime, este terminó disculpándose.

Una de las integrantes del chat denunció que Corrupción al Día era “anónimo” (?), como si tal cualidad fuese óbice para invalidar todos los hechos allí narrados. Recordamos que nuestros escritos se soportan bajo el auspicio de la Confederación Colombiana de Ciudadanos contra la Corrupción (Entidad reconocida nacional e internacionalmente por su trabajo en la construcción del mapa de los Monumentos de la Corrupción y la Galería de Corruptos de Colombia) y si tienen algún reparo, bien pueden acudir a sus instancias de rectificación de ley. No lo hacen, pues no se exponen a nivel judicial una inspección de desafueros administrativos, culturales y políticos.

Sin embargo, precisamos que durante más de 4 años en Corrupción al Día se han presentado análisis contables, jurídicos, financieros, documentos, soportes, fallos judiciales sobre la gestión de la señora Celia en Carnaval SA, ahora Carnaval SAS. Estos son:

Los disfraces de Carnaval SA en la comparsa sobre corrupción

– Cuando la corrupción se disfraza de carnaval

Publicidad

-El contubernio Cámara de Comercio-particulares para apoderarse del carnaval

-Las letanías y mentiras de Carla Celia sobre Carnaval SA

       Sobre la señora Deyana Acosta Madiedo solo señalamos que fue directora de la Cinemateca del Caribe, Protransparencia, entidad privada de “seguimiento” de la corrupción pública y privada; Secretaría de Cultura departamental y Directora del Centro Cultural Cayena de la Universidad del Norte. Dijo que en su concepto no había nada extraño que tras su paso por estas entidades ahora fuese veedora. Lo sentimos mucho, pero su actitud es farisea, hipócrita, aplicando el famoso carrusel de conveniencias y riñe con los más elementales principios de ética. Ahora ausculta y vigila las posiciones administrativas en donde antes estuvo. Linda y honorable historia.

Por cierto, no mencionamos en el escrito su paso por el desastroso Fondo de Adaptación del sur del Atlántico (todavía con obras inconclusas) al lado de Carmen Arévalo Correa, actual directora del Parque Cultural del Caribe y la cuestionada Cecilia Álvarez Correa, implicada en el otrosí de la vía Ocaña Gamarra en donde aparece, otra vez, la empresa brasilera Odebrecht. No le queda ni regular convertirse en “veedora”. Es exactamente al revés. Usted está para rendir cuentas.

No hay ninguna falsedad en estos hechos. Tampoco pretensiones de lesionar la honorabilidad de nadie. Todo lo mencionado se puede comprobar en un 100%. Eso sí, no respondemos por problemas tempranos de amnesia o la aparición en Macondo garciamarquiana de “la peste del olvido”.

No se les olvide.

 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.