Como si no le fuera suficiente el salario que gana y todas las prebendas y beneficios de todo tipo que obtiene siendo congresista, el representante a la Cámara por el Guanía, Carlos Cuenca Chaux, de Cambio Radical, se ha apropiado de un terreno baldío en Puerto Carreño, Vichada.

Así lo han denunciado varios medios de comunicación, por ejemplo, la revista Cambio sostiene que Cuenca estaría a cargo hace más de tres años de un terreno que supera las 370 hectáreas, conocido como Sabanas de Zafiro, que supuestamente habría comprado, pero de acuerdo con la Agencia Nacional de Tierras (ANT), no se trataba de un predio privado.

Según el informe de la revista, la ANT descubrió este caso debido a que en este terreno fue construida una finca llamada La desconocida, que fue adquirida por el congresista cuando esta se encontraba en poder de Moisés Ernesto Amaya, que aparece en un informe de un conflicto por la ocupación de un área también baldía.

Amaya se lo habría arrebatado de manera violenta a otro campesino llamado Isaac Monroy Encinosa, quien inicialmente ocupaba el terreno.

Debido a que la ANT ha buscado recuperar estos predios que serán utilizados para la reforma agraria, desde hace varios meses se busca a los implicados en la posesión irregular de los terrenos, incluyendo al congresista, pero este ha negado estar involucrado en el caso en varias ocasiones.

Anuncios

Pese a la solicitud, no se ha permitido el ingreso de los funcionarios de la ANT para los procedimientos de identificación del predio.

Cambio indicó que el representante fue notificado el 3 de noviembre de 2023 sobre la intervención al territorio señalado, por lo que en su respuesta, Chaux indicó: “No es de mi interés, ni he generado o manifestado solicitud ante alguna entidad respecto a titulación de baldíos, razón por la cual no entiendo la razón por la cual aparezco como parte interesada, como tampoco es mi interés continuar incluido dentro de dicho procedimiento”.

Sin embargo, en la primera visita que realizaron funcionarios de la entidad fueron atendidos por un trabajador de la finca que les indicó que su patrón era Carlos Cuenca Chaux, lo que hizo que la ANT emitiera un comunicado en el que argumentó que el predio era ocupado por el congresista.

Al no ser un campesino que ha ocupado durante más de cinco años el lote, ni poder comprobar que sobrevive del trabajo que elabora en este lugar, la ley no protege a Cuenca Chaux, que en consecuencia está obligado a entregar el territorio que le pertenece al Estado.

Este no es el primer escándalo en el que se ve involucrado Cuenca.

Ante esto, el pasado mes de abril la ANT emitió una resolución en la que ordenó al representante Cuenca devolver el lote por el que no se le reconocerá ningún tipo de mejora o inversión.

Hasta ahora no ha habido una respuesta de Cuenca.

Este caso guarda similitudes con el denunciado en 2019 por la Liga Contra el Silencio, en el cual se expuso cómo el entonces representante a la Cámara por Vichada Gustavo Londoño García y el empresario Nicolás Laserna Serna se habían apropiado de manera irregular del predio «Buenavista» en Vichada, a través de un proceso judicial que desconoció que se trataba de un baldío de la Nación.

En ese caso, la ANT interpuso una acción de tutela que fue fallada a su favor por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Villavicencio, declarando la nulidad del proceso agrario mediante el cual se adjudicó el predio.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.