El Ascenso de Alcira Paola Sandoval Ibáñez

De Alcira Paola Sandoval Ibáñez se puede decir que el retorcido y oscuro entramado de la política en el municipio de Soledad la eligió, la moldeó y la llevó hasta la alcaldía, sin que ella tuviera que mover un dedo.

De la Indiferencia a la Política

En una exhaustiva investigación por las calles de la capital mundial de la butifarra, quedó claro que Alcira Sandoval fue arrastrada por la corriente turbia de la política municipal a través del trabajo de su padre, el arquitecto Jairo Sandoval Oyola, exsecretario de planeación en la administración de Alfredo Arraut Valero (2001-2009). En aquel entonces, Alcira era una joven desinteresada en el activismo político, según cuentan quienes la conocen.

“Parecía indiferente, pero sus padres y amigos la impulsaron y promocionaron. Desde adolescente, le asignaron pequeños cargos que fueron creciendo hasta que se convirtió en médico internista en SaludCoop de Soledad. Para las elecciones locales 2020-2023, aún en SaludCoop, la inscribieron para el concejo de Soledad como segundo renglón del contador público Marco Florián Barrios, quien ganó la curul con creces. Sin embargo, el ciudadano Willian Donado Gravini tenía un as bajo la manga y demandó esa curul porque Florián Barrios tenía contratos firmados como contador de varios colegios públicos en el municipio, lo cual está prohibido por la ley. La demanda resultó en la pérdida de la curul para Florián Barrios, y Alcira Paola se encontró con el puesto de concejal servido en bandeja de plata”, explicó un dirigente político de Soledad.

La Transición de Médico a Concejal

Para entonces, Alcira ya era una simpática médico internista, una soñadora que trabajaba solo para cubrir sus necesidades personales. Ese cargo no era extraño para su familia, pues su madre había sido una respetada enfermera en el municipio.

Cuando Alcira apenas se acomodaba en su nuevo cargo como concejal, comenzaron a susurrarle al oído, esta vez con seriedad, los líderes políticos cercanos a su familia. “Ya estás lista”, le dijeron.

Anuncios

“Te veo más como alcaldesa que como concejal”, fue la sugerencia de un emisario del cuestionado Eduardo Pulgar Daza, condenado por corrupción pero que, aun así, logró elegir a su entonces esposa Karime Motta como representante a la Cámara por el partido de la U”, revela otro especialista en política soledeña.

“Ella había pasado de conducir una vieja Ford Bronco blanca y roja, heredada de su padre, a tener su propio vehículo y, más tarde, su propio conductor, todo pagado por los impuestos de los soledeños”.

La Influencia de Eduardo Pulgar Daza

“¿Por qué Alcira Paola escuchó la propuesta de Eduardo Pulgar Daza? Simple. Pulgar era el epicentro de grandes escándalos de corrupción en Colombia. Escándalos que lo llevaron a la cárcel, pero nunca disminuyeron su descomunal poder político. Pulgar, separado de su esposa Karime Motta, ya manejaba Soledad a través de uno de sus títeres, Rodolfo Ucross Rosales, y una red de concejales, líderes y empresarios corruptos. Rodolfo es hermano de Annie Josefina Ucross Rosales, actual pareja de Pulgar Daza y mejor amiga de Alcira Sandoval Ibáñez. Con esta relación directa, Alcira no dudó en redactar su carta de renuncia al cabildo, la cual fue aceptada de inmediato por Cielo María Racedo Ibáñez, prima de Alcira Paola y presidenta de la corporación”, reveló un exalcalde de Soledad que pidió anonimato.

La Alianza con la Casa Pulgar

Un experimentado exfuncionario de la administración de Soledad añadió:

“Cuando se acordó con la casa Pulgar llevar a Alcira Paola a la alcaldía, se dejó claro que no podía hacerlo bajo las banderas del cuestionado exsenador, entonces preso en La Picota de Bogotá. Así que optaron por publicitar que Alcira Paola «no aceptaría el apoyo de dirigentes corruptos y conseguiría el cupo para disputar la alcaldía de Soledad, como lo ordena el pueblo y la constitución por firmas» …y así se hizo”, detalló el informante.

Alcira Sandoval Ibáñez lanzó una campaña de recolección de firmas con pompas, papayeras, saltimbanquis, carros de sonido y voladores. Se presentó en la registraduría con 140.117 firmas, un poco más que el promedio de electores por candidato en Soledad.

La Carrera Electoral

Y así empezó la carrera. Los analistas sabían que, de una lista de hasta doce aspirantes, serían dos o tres los que llegarían con el apoyo de grandes caciques políticos. Así sucedió.

Uno a uno, los aspirantes se alinearon sumisamente con el grupo que apoyaba a Alcira Sandoval. Cumpliendo con lo pactado, el nombre de Eduardo Pulgar Daza no se mencionó en las reuniones políticas para apoyar a Alcira, aunque todos hablaban de él en las calles.

Incluso antes de que Alcira levantara su brazo victoriosa, ya se conocían los nombres de los miembros del gabinete. Planeación para fulano, educación para mengano, Hacienda para perencejo. Pero el silencio sobre un cargo llenó de asombro a los soledeños. “El secretario de gobierno viene de afuera”, se comentaba. Y llegó un misterioso militar de carrera.

El Nuevo Secretario de Gobierno

Se posesionó casi en secreto. Nadie habló. Pero poco después, gracias a las redes sociales, se supo quién era el secretario de Gobierno de Soledad.

Se trata del teniente coronel del ejército (r) Carlos Valencia Núñez, exfuncionario del INPEC, quien fue el carcelero de Eduardo Pulgar Daza cuando estaba detenido en Bogotá.

“Fue quien arropó a Pulgar en La Picota, lo trajo hasta el Batallón Francisco Javier Vergara y Velasco y lo hizo sentirse como en casa”, dijo otro analista.

Carlos Valencia Muñoz es director nacional de los centros de reclusión militar del INPEC, analista en seguridad y defensa nacional de la Escuela Superior de Guerra e inscrito en un escalafón especial en carrera diplomática para cónsul en la categoría de ministro consejero.

“Ese es el carcelero de Pulgar, el de la gorra roja. Raro que se haya dejado ver de la gente”, dijo un profesor al verlo salir desprevenido a un parqueadero desde su posesión.

El Nuevo Estilo de Vida

Entre tanto, Alcira Sandoval Ibáñez, ya olvidó la imponente pero pasada de moda camioneta Ford Bronco que le dejó su padre. Ahora llega a los eventos en una reluciente Toyota Prado, blindada, de color blanco marfil, seguida de otras dos camionetas blindadas llenas de escoltas uniformados que abren paso a la nueva alcaldesa de Soledad.

“¿Renunciará a la alcaldía cuando lleguen las elecciones al Congreso?”, se preguntó en voz alta un profesor pensionado.

La Victoria Electoral

Con el 44,28 % de los cerca de 200.000 sufragios, los soledeños eligieron a Sandoval Ibáñez como su nueva primera mandataria cuando la Registraduría Nacional reportó el 94,99 % de las mesas escrutadas.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.