Por: Jairo Eduardo Soto Molina (*)

Es una dirigencia indolente “izquierdistas de parroquia, sin ética ni moral a pesar de que posan de filósofos y supuestos docentes de ética.

Anuncios

Que se las dan de interpretar a Kant sin poseer capacidad heurística.

Insensibles a las molestias y daños que ocasionan al ser cogobierno en la Unidad de salud de la cual se han beneficiado de la contratación y la tienen al borde del cierre. Tienen una visión absolutamente «umbilical» del funcionamiento de la Universidad del Atlántico.

Que se contradicen en sus cacareados discursos refritos desde los años 70s. Que “luchan” por reivindicaciones y le negaron salarios, prestaciones y cesantías a la secretaria de sus oficina y celador en el pasado del antiguo predio de ASPU que nunca han explicado que hicieron de él.

Que se han dado a la tarea de descalificar a docentes que tienen sanas aspiraciones y quieren hacer lo que ellos han dejado de hacer desde el año 2.000.

Esos “demócratas” que no aceptan el libre pensar, pero lo reclaman para sabotear, sobre todo, contra quienes para alcanzar sus objetivos, ejerciendo un absoluto fascismo –o estás conmigo, o te convido a pelear; o estás conmigo, o te impido con la fuerza que entres a trabajar; o estás conmigo, o atente a las consecuencias…– llaman fascistas a todo aquel que se atreva a criticarlos.

Estas momias sacan, cual papiro egipcio, la Convención para vivir de prebendas porque no tienen producción intelectual y la que tienen estos multicornios es de pésima calidad. Deben buscar un sarcófago e internarse en él ¡Abogan por la cooptación cuando los periodos están más vencidos que el calendario Maya! Quienes han tenido un apetito burocrático voraz poniendo a sus hijos como contratistas porque no podrían trabajar en otra parte que no sea la UA.

Su accionar constituye el fruto de un injerto espurio de una falsa democracia en una democracia criticada por ellos mismos ya que utiliza los mecanismos formales de ésta para ocultar lo que realmente es: una dictadura que se disfraza con asambleas, plenarios, congresos, comisiones y demás, detrás de todo lo cual hay una ideología del caos y un equipo avezado en el engaño y en la conducción demagógica. ¡Quienes viven como burgueses mientras hacen demagogia de obreros con los aportes nuestros!

Utilizan los guardaespaldas que el estado colombiano que critican y acusan para que no le roben de sus morrales lo aportado por su parroquia cada vez que nos pagan. ¡O se reúnen en el Country Club o Club campestre para cuadrar candidatos a la Rectoría, al superior y Pro-ciudadela! Critican al estado paramilitar, pero se reúnen con senadores a quienes la Corte Suprema de Justicia abrió investigaciones por paramilitarismo y que son causantes de la crisis de la Universidad del Atlántico. ¿Qué deben hacer sus afiliados?

El problema es muy sencillo de plantear: ¡desafiliarse! Así haré a primera hora el lunes en oficio que dirigiré al jefe de recursos Humanos Dr. Salomón Mejía solicitando que se me deje descontar la cuota mensual que representa comprar un libro cada mes. Un sindicato que perturba la academia desde hace ya muchos años. Reclaman más investigación la que nunca han hecho busquen sus proyectos deben estar en el limbo porque en la vicerrectoría de investigaciones o en Colciencias no están.

Una cúpula sindical aburguesada que utiliza a sectores del profesorado tiempos parciales y docentes del antiguo Colegio Pestalozzi para garantizar su propio estatus de vida y para poner en riesgo la estabilidad institucional a cambio de un objetivo político; a todas las formaciones comprometidas con la academia, a aquellas a las que no les preocupa la filiación política de sus profesores, sino, únicamente, sus derechos a la educación; a aquellas que llevan años soportando, como nosotros los docentes, la dictadura de las cúpulas sindicales.

La democracia es un sistema de convivencia insuperable, pero hay quienes se extralimitan en el uso de las libertades que ella concede y prefieren definirla como algo fácilmente utilizable que no acarrea consecuencia para los que atentan contra su espíritu. Los invito a leer a Norberto Bobbio para que crezcan con sus enseñanzas en sus muchas obras, tales como Política e cultura (Política y cultura, 1955), Da Hobbes a Marx (De Hobbes a Marx, ¿1965) y Quale socialismo? (¿Qué socialismo?, 1976), Bobbio analizó las ventajas y desventajas del liberalismo y del socialismo, tratando de mostrar que quienes defienden ambas ideologías basan sus actividades en el respeto al orden constitucional y en el rechazo a los métodos antidemocráticos, incluyendo, como es obvio, el análisis y la crítica a la corrupción que ha caracterizado la vida política italiana de los últimos años y el terrorismo al que se opuso con energía durante las décadas de los años 1960 y 1970. Conocí a Bobbio a través de mi cuñado Orlando Enrique Núñez Carbonell (q.e.p.d.), un comunista de toda la vida, como lo tituló la voz proletaria en su edición del 27 de febrero de 2013. ¡Quien desarrolló un papel importante en las luchas populares y partidarias, dirigente ético y solidario con una formación humanística y a quien le debo mi sólida formación académica y de quien leí gran parte de su biblioteca que era muy especializada y voluminosa!

Retornando a Bobbio es uno de los principales exponentes del socialismo liberal.

Llamado por muchos el “filósofo de la democracia”, en materia política Bobbio tendió siempre a la defensa de tres ideales autoexplicativos y que él mismo reconoció expresamente: democracia, derechos del hombre y paz; así lo citaba ya en las páginas VII a VIII de la introducción a L’età Dei Diritti: «Diritti de l’uomo, democrazia e pace sono tre movimenti necessari dellos stesso movimento storico: senzadiritti de l’uomo riconosciuti e protetti non c’è democrazia; senza democrazia non ci sono le condizioni minime per la soluzione pacifica dei conflitti. Con altre parole, la democrazia è la società i cittadini, e i sudditi diventano cittadini quando vengono loro riconosciuti alcuni diritti fondamentali; ci sarà pace stabile, una pace che non ha la guerra come alternativa, solo quando vi saranno cittadini non piú soltanto di questo o quello stato, ma del mondo» [Derechos del hombre, democracia y paz son tres momentos necesarios del mismo movimiento histórico: sin derechos del hombre reconocidos y protegidos no hay democracia; sin democracia no se dan las condiciones mínimas para la solución pacífica de los conflictos.

En otras palabras, la democracia es la sociedad de los ciudadanos, y los súbditos se convierten en ciudadanos cuando les son reconocidos algunos derechos fundamentales; habrá paz estable, una paz que no tenga la guerra como alternativa, solamente cuando seamos ciudadanos no de este o aquel Estado, sino del mundo] (p. LVIII de la introducción a la Teoría general de la política). La traduzione è mia signori.

Me preocupa el desarrollo de los procesos eleccionarios al interior de la Universidad del Atlántico. Son preocupantes las denuncias hechas por el joven German Zuluaga frente a la empresa que estará a cargo del proceso eleccionario. Realmente no hay garantías, esto debe ser obra del par mercachifles. Unos levantados académicamente sin trayectoria ni hoja de vida que creen mover los hilos del poder. De este modo van a ser derrotados.

También me preocupa que ciertas oficinas incluídos sus jefes no contestan al teléfono en horas laborales durante la pandemia si es que están trabajando desde casa. Entonces ¡cual es el mecanismo de atención?

Señor rector su hoja de vida académica y su obra intelectual (Colegio Humboldt) no serán suficientes para garantizar el éxito de su administración cuando se normalicen las actividades en la UA. Sépase rodearse. Aparte los mercachifles que opacan su gestión.

A manera de recomendación como dice Rubén Blades vayan estudien, sean gente primero hay está la salvación!

Amigo profesor desafíliese ya hay un nuevo sindicato o también se pueden afiliar a Sintradeua.

(*) Profesor investigador titular 1279 (80), Doctor en ciencias Humanas

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.