Tampoco es un insulto, es la realidad que no debemos ocultar los medios de comunicación. Ser imbécil es en esencia alguien falto de inteligencia y la palabra (el logos) viene del  latín imbecillis ‘débil’, ‘enfermo’, ‘pusilánime’.

La primera frase de Aristóteles en su tratado de Metafísica es contundente: Pántes anthropoi tou eidénai oregontai physei: Todos los hombres apetecen el saber (la sabiduría) por naturaleza. Pero parece que en Buenaventura Aristóteles se equivocó, pues todos apetecen lo contrario, comenzando por el alcalde.

Víctor Hugo Vidal, alcalde de Buenaventura, además de ser un hombre débil y enfermo, es pusilánime. Ha demostrado con creces que es parte de la realidad que ha llevado a Buenaventura a ser uno de los municipios más corruptos de Colombia, y quizá el número uno.

Es evidente que es un alcalde igual a sus antecesores, mediocre y sin los elementos de juicio para sacar adelante una de las urbes más ricas (en todo sentido) del país. Si quieren una prueba, observen este video:

Ahora, analicen este otro video:

Anuncios

Este pobre alcalde está perdido en su incapacidad. Buenaventura le quedó grande, es una ciudad demasiado compleja, en donde todos los males sociales se reproducen como plagas. Victor Hugo Vidal realmente no tiene los elementos para salir de esa crisis.

Buenaventura necesita elegir líderes de verdad, elegir gente capaz, preparada, proba, honesta, firme, y que le hable claro y contundente al gobierno nacional.

No podemos perder este bello rincón del país, rico en todo, en cultura, en hidrografía, en comercio, en ecosistemas, en gastronomía, etc.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.