El pasado 16 de enero el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina cumplió 60 días, es decir, dos meses de haber sido golpeado por el huracán Iota que a su pasó dejó devastadas las pequeñas islas de Santa Catalina y Providencia y con graves daños varias edificaciones de la capital San Andrés. 

Al día de siguiente del fenómeno climático el presidente de la República Iván Duque, desde Cartagena, anunció que en 100 días la isla estaría reconstruida y sus habitantes serían de manera inmediata asistidos.  

17 de noviembre del 2020

“Mi meta es un plan de reconstrucción en 100 días para resolver el tema de vivienda, necesitamos materiales de construcción y alimentación. El plan que tenemos es de respuesta inmediata tenemos un plan de contingencia, ayer zarpó un barco de la Armada Nacional con 15 con 15 toneladas de ayuda humanitaria para esa isla seriamente afectada por el paso del huracán Iota”
Iván Duque
Presidente de Colombia

San Andrés, con 26 km2 y una población estimada de 100.000 habitantes, recibió los impactos del huracán Iota con más fuerza en la parte sur de la isla. La carretera circunvalar quedó destruida, cientos de palmeras y árboles caídos, algunas casas destechadas con goteras y otras destruidas. 

Pero la situación fue más crítica en las islas de Providencia (17km2) y Santa Catalina (1km2) ubicadas a 93 km de San Andrés. El huracán pasó a menos de 12 km con una velocidad de 250km/h y destruyó todo a su paso. Dejó más de 6 mil habitantes damnificados, 4 muertos y el 98% de la infraestructura destruida. 

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) entregó un informe en el que se detalló que 2.020 viviendas debían ser intervenidas en el archipiélago. 

Publicidad

En Providencia se habló de un deterioro del 98% de la infraestructura de la isla, se revisó el estado de 1.976 casas, y se encontró que 908 tenían colapso total, 935 cubiertas afectadas y solo 133 no presentaban afectaciones. 

En el caso de San Andrés, la Unidad determinó que 2.242 tenían sus cubiertas afectadas y solo 85 viviendas sufrieron colapso total. 

Ante la emergencia Duque aseguró que el plan de reconstrucción empezaría primero por la remoción de escombros, la limpieza de toda la isla, y desplegaría lo que llamó una gran movilización de capital humano, capital local sumado también al apoyo que tengamos de nuestra Armada Nacional, ingenieros militares, del Sena. 

Se buscará la reconexión del fluido eléctrico y los sistemas de comunicaciones, el sistema de agua y alcantarillado, el aeropuerto El Embrujo y los muelles, por donde llegarán las ayudas humanitarias. 

Sin embargo, pasados dos meses del incidente, los hechos no reflejan la celeridad del Estado para conseguir la meta en esos 100 días. 

Aunque solo apenas a principios de enero salió el primer listado de personas damnificadas por el Iota en Providencia, la gerente Susana Correa, ha afirmado que se entregaron: “más de 2.500 kits de alimentación, más de 2.800 kits de aseo, más de 2.013 carpas, además de 1.950 toldillos y 1.275 frazadas, al igual que carpas”. La UGRD también anunció que empezarían con la entrega —ya retrasada— de tejas. 

Pero, pasadas unas semanas los isleños damnificados denunciaron que las carpas que les suministraron no eran las adecuadas pues no eran impermeables y se mojaron, tampoco se cerraban, y el viento las tumbaba. Y lo peor, se denunció que algunos efectivos de la Armada nacional se estaban quedando con las ayudas de ropa y calzado que llegaban para los damnificados, como se evidenció en un video que circuló por redes sociales. 

Esto sin contar que para acceder a las ayudas del Gobierno, los afectados debían inscribirse por internet a una plataforma censal, cuando en la Isla aún no se reestablece en su totalidad el fluido eléctrico y mucho menos el acceso a internet. 

Casi dos meses después del paso del huracán familias enteras siguen mojándose bajo los escombros o cimientos de sus casas a la espera de algunas tejas o unas carpas en buen estado que resistan la lluvia. 

En recorrido que hizo la cadena radial Caracol el pasado 14 de enero las fotografías tomadas captan los estragos de la devastación y lo poco que se ha hecho en la recuperación de las islas.

100 días pero a paso de tortuga 

Duque fue rápido para nombrar gerente del famoso Plan de 100 días para la reconstrucción de San Andrés, a Susana Correa, la actual directora del Departamento para la Prosperidad Social (DPS). 

Pero en cambio, a los pocos días del lanzamiento del Plan de 100 días, la propia gerente confirmó que las cuentas para los 100 días iniciarían no de inmediato, sino el 10 de diciembre de 2020, es decir casi un mes del paso del huracán. Y luego, argumentando dificultad en la remoción de escombros y las demoras en la concertación de los diseños, se fijó el arranque para el primero de enero con una fecha de culminación el 10 de abril. 

Sin embargo, la reconstrucción no será total, ni se culminará este año, pues luego de aquella afirmación calenturienta de Duque, como varias que ha hecho de manera irresponsable el mandatario, lo que hoy se ha proyectado es que en los próximos tres meses se podría concretar la construcción de 430 viviendas, lo que equivale a 37% de las casas nuevas que se comprometió a edificar el Ministerio de Vivienda este año. De estas, apenas 130 se supone deberán estar listas antes del 10 de abril, y las otras 300 que quedarán en proceso de construcción. 

Otras obras que se ejecutarían antes del 10 de abril son la construcción de 70 establecimientos comerciales, de 205 afectados tras el huracán, y la reparación de 102 establecimientos turísticos, de 167 que deben recuperarse. 

También se tiene presupuestada la reconstrucción del hospital de Providencia y de las cinco sedes educativas, y el inicio de las obras de reconstrucción de la estación de Bomberos, de la Policía Nacional y de la Alcaldía Municipal. También están pendientes los trabajos en la línea de baja tensión de energía, lo que permitirá culminar la reconexión en las viviendas. 

En síntesis, los 100 días que supuestamente se tomaría el Gobierno para “reconstruir” a las islas afectadas, se llevará más de un año. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.