Fueron tres los contratos que el alcalde de Plato, Jaime Alonso Peña Peñaranda, le adjudicó en diciembre pasado, en un lapso de 4 días, a la Fundación Cultural y folclórica Talento y Tradición por valor de $127 millones 400 mil pesos

El primero de los contratos adjudicados a la organización que dirige César Picalúa Bernal, se firmó el 21 de diciembre del 2020, para la “prestación de servicios de apoyo logístico para la realización del proyecto de generación de espacios culturales, embellecimiento, pintura artística y murales creativos en el municipio de Plato”. Su valor fue de $51.077.800 y con un plazo de ejecución de 13 días. 

En medio del confinamiento por el Covid-19 y cuando ya se había advertido sobre la gravedad de la segunda ola de contagios, a la alcaldía de Plato se le ocurrió convocar a través de esta fundación cultural jornadas lúdicas que incluyeron la concentración de 10 a 50 personas, sin especificar sus edades. 

Hubo durante 8 días talleres de pinturas con la asistencia de diez personas y lo que llamaron “Sesiones de sensibilización sobre la ‘cultura del arte’ como herramienta de transformación”, las cuales estuvieron programadas por 2 horas durante cuatro días con un aforo de 50 personas por día. También se garantizó almuerzos y refrigerios. 

Posteriormente el mismo día, le encargaron a la misma fundación cultural la “prestación de servicios de apoyo logístico para llevar a cabo actividades lúdicas, recreativas y culturales en los eventos navideños en el municipio de Plato”.  Su valor fue de $61.322.000 y con un término de ejecución de cinco días. 

Publicidad

La programación, con la que recorrieron barrios y corregimiento del municipio, incluyó un show musical con personajes de navidad, recreacionistas, pesebre en vivo y hasta show de globoflexia, sobra decir que, con las consabidas aglomeraciones, principalmente de menores de edad. 

Luego, el 24 de diciembre la administración local volvió a suscribir otro contrato con la misma Fundación para la “prestación de servicios de apoyo logístico para la realización del taller de Fortalecimiento y unificación de patrones dancísticos de danzas autóctonas plateñas en el municipio de plato”, por un valor de $15.000.000 con un término de ejecución de tres días. 

Se organizaron durante tres días conferencias con profesionales de danzas, sociología y antropología, para un auditorio de 50 personas a quienes además de refrigerios y almuerzos se les entregaron certificados de asistencia. 

Llama la atención que aparte de esta Fundación, a excepción de la Fundación Festival Folclórico de la Leyenda del Hombre Caimán, que cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura y a la que la Alcaldía apoyó con $85 millones de pesos para desarrollar esta tradicional fiesta el pasado mes de diciembre de manera virtual, ninguna otra organización o colectivo ha contado con el respaldo de la Alcaldía para convocar alguna actividad relacionada con el tema cultural. 

Valga decir que la administración municipal destinó casi $130 millones de pesos para actividades que no duraron más de 15 días y que aún no se conoce el impacto o número de beneficiados con tales actividades. 

Y aunque supuestamente se garantizó el suministro de elementos de bioseguridad y la observancia de las medidas de distanciamiento, la organización de este tipo de eventos convocados por la propia administración municipal, evadiendo su responsabilidad de autoridad civil, encargada de velar por la salud de sus gobernados, deja un mal tufillo en el ambiente. Pareciera que al alcalde Peña Peñaranda, ya se le olvidaron los días en que estuvo aislado tras resultar contagiado con Covid-19 en el mes de julio.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.