Publicidad

Por: Hernando José Escobar Medina

 El 1º de enero de 2012, Luis Miguel El Mello Cotes Habeych tomó posesión como gobernador del Magdalena en medio del jolgorio y celebración de familiares, amigos y simpatizantes.

Con 25 años de edad y casi ninguna experiencia política, pues tan solo había sido un discreto Diputado en el período 2008-2011, “El Mello” Cotes había sido propuesto como candidato a la gobernación por Alvaro Cotes Vives, su padre, ante el senador Manuel Mazenet Corrales y ex gobernador Omar Diazgranados Velásquez para enfrentar a José Luis Pinedo Campo, derrotado por Diazgranados Velásquez en los comicios del 28 octubre de 2007.

Mazenet y Diazgranados, prácticamente a ruego, convencieron al ex gobernador Trino Luna Correa de que su mejorcarta” para ganar la gobernación por tercera ocasión, en línea, era el “MelloCotes, ya que Luna Correa tenía sus reservas respecto de la lealtad política de los Cotes.

Y tuvo razón Trino Luna en sus prevenciones con el “Mello” y Álvaro Cotes, pues al día siguiente, después de haber sido elegido como gobernador del Magdalena, el “MelloCotes recibió la primera instrucción de su padre y mentor, Alvaro Cotes Vives, para que tomara prudente distancia en público del senador Mazenet y de los exgobernadores Luna y Diazgranados con el fin de evitar que su compañía terminara por afectar su imagen, en virtud de los asuntos judiciales y disciplinarios que enfrentaban quienes le habían entregado su apoyo y respaldo para elegirle.

Monumentos de la corrupción

Posesionado el “Mello” como gobernador, Alvaro Cotes Vives determinó que su hermana Rosa, esposa del ex convicto “ChicoZúñiga, se desempeñara como gestora social, fuera conociendo la cosa pública departamental y se preparara para suceder al “Mello”, como gobernadora, en las elecciones del 2015.

Desde entonces, mucho ha trascendido a la opinión pública sobre el papel que jugó y juega Alvaro Cotes Vives en múltiples y multimillonarias adjudicaciones de ilegales contratos en la Gobernación del Magdalena, tales como la adjudicación y contratación del cuestionado e investigado proyecto de la “Vía de La Prosperidad”, las contrataciones directas en la ejecución del Programa de Alimentación Escolar “PAE” que comprometen la responsabilidad penal y disciplinaria del “Mello” y la gobernadora Rosa Cotes, ante la Fiscalía y Procuraduría Generales de la Nación, la fraudulenta suscripción del Convenio Especial de Cooperación No. 096, de ocho (8) de noviembre de dos mil trece (2013), celebrado entre Luis Miguel Cotes Habeych, Gobernador del Magdalena, y Gustavo Adolfo Vélez Herrera, representante legal de la Fundación “FUPARCIS”, a instancias del hoy funcionario departamental Fabio Manjarrez Pinzón, con la finalidad de financiar una campaña al Congreso de la República en marzo de 2014, y la subjetiva y amañada licitación del Chance en el 2012 por la que está llamado a juicio y será juzgado el “MelloCotes ante la Sala Especial de Primera Instancia o Sala de Juzgamiento de la H. Corte Suprema de Justicia en el proceso penal radicado bajo el No. 10016000102-2017-00181-01 (Magistrado ponente Ramiro Alonso Marín Vásquez), en los próximos días, al haber sido responsabilizado por la Unidad de Fiscalía Delegada ante la CSJ de maniobras de corrupción en la estructuración e implementación de esa licitación y en la adjudicación y celebración del Contrato No. 674, de 11 de diciembre de 2012, cuyo objeto fue la explotación y operación del juego del “Chance” en el Magdalena y Santa Marta, entre muchas otras irregulares contrataciones. (https://caracol.com.co/radio/2018/07/11/judicial/1531264516_728350.html)

(https://www.elespectador.com/noticias/judicial/procuraduria-formula-cargos-gobernadora-y-exgobernador-del-magdalena-por-de-la-prosperidad-articulo-864409)

INFORME_FINAL_ACES RECURSOS DE REGALIAS VIGENCIAS 2011-2013.PDF

 (https://www.contraloria.gov.co/documents/20181/479006/INFORME_FINAL_ACES+RECURSOS+DE+REGALIAS+VIGENCIAS+2011-2013.PDF.pdf/959369cd-1134-4097-8af9-fcc96e88f369?version=1.0) (Ver páginas 20 a 37)

 Cuatro años después, tal como en “La Saga Negocio de Familia”, con un inimaginable despliegue de poder económico para “comprar” el apoyo mayoritario de dirigentes y candidatos a concejos y alcaldías, en todos los municipios del Magdalena, y bajo el auspicio del “Mello”, su sobrino gobernador en ejercicio, y de Álvaro Cotes Vives, su hermano, el 25 de octubre de 2015 Rosa Cotes de Zúñiga resultó electa gobernadora del Magdalena.

Las candidaturas y elección del “Mello” y Rosa Cotes, como gobernadores, han sido parte del plan urdido por Álvaro Cotes Vives para estructurar una gran fuerza política que le permitiera regir los destinos públicos en Santa Marta y el Magdalena y tener así sustantiva injerencia en la Sociedad Portuaria de Santa Marta en cuya Junta Directiva tiene asiento, con voz y voto, el mandatario departamental, control en la contratación pública departamental, esencialmente en salud, educación, vías y en la contratación directa de dudosos y onerosos estudios financiados con recursos de ciencia y tecnología y además cuota regional de poder político en el Congreso de la República para acceder a partidas presupuestales del Gobierno Nacional y a los Organismos de Control del Estado, como lo lograron en marzo de 2018 con la elección de Fabián Castillo Suarez, Carlos Mario Farelo Daza y Franklin Lozano De La Ossa. (https://corrupcionaldia.com/el-poder-detras-del-trono-en-la-politica-del-magdalena/)

¿Cómo ha logrado Álvaro Cotes Vives concentrar tanto poder, por encima de los tradicionales jefes políticos del Magdalena?

Cotes Vives, alias “Conejo”, es un ciudadano “básico, elemental y primario”, con formación académica media vocacional, quien no oculta su desbordado gusto por el diario consumo de licor y su predilección por “modelos prepago” a quienes semanalmente hace llegar a Santa Marta o Barranquilla, su “base de operaciones alterna”; alardea de haber sido compañero de Rodrigo Tovar Pupo, “Jorge 40”, en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova del Ejército Nacional.

Sus vínculos con el “Frente Resistencia Tayrona”, comandado por Hernán Giraldo Serna, alias “El Patrón” o El Señor de la Sierra”, y con el “Bloque Norte” de las Autodefensas Unidas de Colombia fueron evidenciados, ante la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, por Edgar Ignacio Fierro Flórez, alias “Don Antonio”, y José del Carmen Gelvez Albarracín, alias “El Canoso”, y su oscura “trayectoria comercial” es indagada por organismos de investigación criminal en Colombia y los Estados Unidos de América.

Cotes Vives con extraña frecuencia afirma que para tener poder político hay que tener dinero y así, con el dinero, se somete la voluntad popular y se derrotan los enemigos políticos.

(https://verdadabierta.com/los-para-memos-de-santa-marta/) (https://www.elheraldo.co/y-por-que-ellos-no-132172)

En Santa Marta se ha generado honda y silenciosa preocupación al ver como Alvaro Cotes Vives y sus hijos Luis Miguel, el ex gobernador y nuevamente candidato, y Álvaro José, se hacen acompañar en sus desplazamientos por un nutrido grupo de hombres provistos de armas automáticas y fusiles de asalto, como en los tiempos de los Carteles de Cali, Norte del Valle y Medellín, cuya presencia logra intimidar a dirigentes políticos regionales y municipales, tal como ocurrió con el gerente del Hospital Universitario “Julio Méndez Barreneche”, Tomás Diazgranados Casadiego, cuando fue coaccionado en dos ocasiones, en las instalaciones del Centro Médico Asistencial, con la “visita” de hombres armados que le exigían renunciar del cargo o con el “secuestro express” de que fueron víctimas cinco mandatarios municipales a quienes se les reclamó retribución contractual o económica en atención a los aportes que les fueron entregados, en octubre de 2015, para su elección como Alcaldes por parte de la campaña de Rosa Cotes, cuando ésta fue candidata a la gobernación.

(https://web.eventossantamarta.com/2019/02/08/el-mayor-aliado-de-las-autodefensas-en-el-magdalena-se-llama-alvaro-cotes-vives-alias-morrocoyo/)

En el Magdalena y su capital se conoce amplia y públicamente como el “MelloCotes, Alvaro José, su hermano, Rosa Cotes de Zúñiga, su tía y actual gobernadora, y Alvaro Cotes Vives, su padre, han acrecentado geométrica y exponencialmente los muy modestos patrimonios familiares poseídos antes de que Luis Miguel y Rosa asumieran su rol como gobernantes del Magdalena.

Atrás quedaron las épocas de estrechez y afugias económicas; los “MellosCotes pasaron de dormir en cama litera, como en los buques mercantes, a posar como emergentes y acaudalados “comerciantes”; residen en lujosos y ostentosos apartamentos del edificio “Aquarella” en Santa Marta, adquiridos por un pariente próximo a través del testaferrato, quien deberá entregar serias explicaciones a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) y a la Dirección Especializada de Lavado de Activos de la Fiscalía General de la Nación sobre el origen de los dineros con que fueron adquiridos estos inmuebles.

Tienen millonarios depósitos en “Paraísos Fiscales” del Caribe; son propietarios de fincas como “Tierra Grata” en Orihueca (Zona Bananera), cuyas vías de acceso fueron adecuadas con el indebido uso del Banco de Maquinaria del Departamento del Magdalena y habría sido canjeada, con “encime” de dinero por parte de los Cotes, por una que habían comprado en la zona de Puente Bomba (La Guajira); son dueños de otras fincas ganaderas ubicadas entre Guamal y El Banco, así como de cabañas y apartamentos en la zona de Bello Horizonte en Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Bogotá y Aruba.

Rosa y Alvaro Cotes Vives, sin justificación patrimonial o financiera alguna, adquirieron, por si o por interpuestas personas, dos lujosos apartamentos en el Grand Marina Residences & Resort, localizado en la carrera 1C No. 22-79 de Santa Marta; por tal razón, ellos o las personas a nombre de quienes figuren registrados los suntuosos apartamentos donde estos ciudadanos residen, deberán explicar a la Fiscalía General de la Nación sobre el origen de los millonarios recursos con los que adquirieron o compraron esos inmuebles, lo propio respecto de su fastuosa decoración y mobiliario.

Como sí lo expuesto fuese insuficiente, el “MelloCotes y su hermano Álvaro José, fanfarroneando con su nuevo “financial status”, necesitaban exhibir, ante la sociedad  samaria, su poderosa condición de  adinerados, cual “traquetos emergentes”, y para ello adquirieron el yate “ECLIPSE”, una embarcación SeaRay 455 Sundancer, con 13.72 mts de eslora y 4.27 mts de manga, equipado con acondicionador de aire, generador, GPS, radar, refrigerador eléctrico, cocina, nevera, salvavidas, radio/CD player, TV + DVD, agua caliente, horno microondas y otras lujosas comodidades, valorada en $1.500.000.000,00 y matriculada en Wilmington, ciudad del estado de Delaware, paraíso fiscal en los Estados Unidos de América.

Este es el yate “ECLIPSE”, cuyos propietarios son Luis Miguel y Alvaro José Cotes Habeych, fondeado en la Marina de Santa Marta.

De igual manera, los nuevos ricos exhiben sin pudor la adquisición de un sinnúmero de vehículos de alta gama importados y registrados, ante los organismos de tránsito, a nombre de otras personas para mimetizar a sus verdaderos propietarios: los señores Cotes Habeych y Cotes Vives.

Es indiscutible y no admite duda alguna afirmar que, por cuenta del inusitado e injustificado enriquecimiento, hace rato pasaron los tiempos en que la economía y gastos domésticos de las familias de Álvaro Cotes Vives y de Rosa Cotes y José Francisco Zúñiga Riascos, su condenado esposo, eran subvencionados y mantenidos a flote por el desprendimiento y atención del familiar generoso y próximo.

Álvaro Cotes Vives y Rosa Cotes de Zúñiga y Luis Miguel y Alvaro José Cotes Habeych pasaron de vivir modestamente en el edificio Bellavista a residir en los opulentos edificios Grand Marina y Aquarella de Santa Marta.

Evidencia adicional del enigmático acrecentamiento patrimonial y financiero de Álvaro Cotes Vives y Luis MiguelEl Mello” y Álvaro José Cotes Habeych son sus continuos viajes a Miami, Nueva York, Panamá, Chile, Argentina y España y, aún, Italia y Grecia, amén de la constante peregrinación en la geografía nacional, entre los años 2012 y 2018, de lo cual no existe registro antes del 2012, por cuanto no existía la capacidad económica para hacerlo.

El oscuro, sibilino y sorprendente acrecentamiento patrimonial y la opulencia exhibidos, a partir del 2012, por los hermanos Cotes Habeych y Alvaro y Rosa Cotes Vives coincide exactamente, en el tiempo, con la adjudicación y celebración y fraudulenta ejecución de espurios y multimillonarios contratos en la gobernación del Magdalena, celebrados con ostensible violación de los Principios rectores de la Contratación Estatal. Al respecto sobran evidencias en un sin número de procesos penales y disciplinarios que se siguen contra Luis MiguelMelloCotes y Rosa Cotes de Zúñiga.

Sin importar lo expuesto, el Clan Cotes Necesita Más, como reza su eslogan de campaña con la pretensión de volver con el “MelloCotes por más al Palacio Tayrona, sede administrativa del gobierno departamental.

Con esa ambición, para nadie es una coincidencia que el “Mello” Cotes haya buscado y logrado, con respaldo económico a manos llenas, el apoyo de candidatos a alcaldías municipales cuestionados e investigados en no pocos procesos, por la Fiscalía y Procuraduría, tales como Luis Tete Samper, en Ciénaga, Libardo García Nassar, en Fundación, su compadre de sacramento Jaime Peña Peñaranda, en Plato, Roy García Sánchez, en El Banco, entre otros.

Solicitud a la justicia colombiana

A los señores, Fiscal General de la Nación, Fabio Espitia Garzón; Directores Especializados contra el Lavado de Activos y la Corrupción de la Fiscalía General de la Nación, Luz Angela Bahamón Flórez y José Alberto Salas Sánchez; Procurador General de la Nación, Fernando carrillo Flórez; Director General de la Policía Nacional, General Óscar Atehortúa Duque, y Director de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), Javier Alberto Gutiérrez López, con el debido respeto, comedimiento y acatamiento, me permito solicitar se tome este artículo como denuncia penal y disciplinaria de su autor por la comisión de las conductas punibles tipificadas como LAVADO DE ACTIVOS, ENRIQUECIMIENTO ILICITO, ENRIQUECIMIENTO ILICITO DE PARTICULARES, TESTAFERRATO, CONCIERTO PARA DELINQUIR, CONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES, INTERES INDEBIDO EN LA CELEBRACIÓN DE CONTRATO, PECULADO POR APROPIACIÓN, FALSEDAD EN DOCUMENTO PÚBLICO, PREVARICATO POR ACCIÓN, entre Otras conductas, con responsabilidad penal y/o disciplinaria imputable a los señores LUIS MIGUEL COTES HABEYCH, ROSA COTES DE ZUÑIGA, ALVARO COTES VIVES, ALVARO JOSE COTES HABEYCH, Funcionarios y Contratistas del Gobierno Departamental que resulten implicados en las investigaciones que han de surtirse.

En Colombia la corrupción ha permeado todos los niveles de la sociedad. Los mandatarios Luis MiguelMelloCotes y Rosa Cotes de Zúñiga han determinado la comisión de delitos, ilegales acciones y reprensibles actuaciones con el protervo propósito de enriquecerse ilícitamente en desmedro de la suerte de los más pobres y vulnerables del Departamento del Magdalena. Por tal razón, la amplia exposición y denuncia de incontrovertibles verdades, en esta columna, permite exigir a los Organismos de Control del Estado Colombiano: “NO MAS CORRUPCION EN EL MAGDALENA”.

PD. Al terminar este artículo recordé la letra de la canción que hicieron popular Rubén Blades y Héctor Lavoe “Juanito alimaña si tiene maña, es malicia viva….

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.