El título y la fotografía de esta nota hacen parte de uno de los cientos de memes que han circulado por las redes a raíz de la publicación de una grabación del excandidato presidencial Rodolfo Hernández discutiendo energúmeno con su fórmula a la vicepresidencia Marlen Castillo.

La grabación del acalorado encuentro muestra el talante de nuestros políticos. El dinero está por encima de cualquier consideración ética y la avidez por el mínimo peso público no tiene límites.

Rodolfo Hernández le reclama a la ahora representante a la Cámara Marlen Castillo que le devuelva el dinero que se gastó en la campaña para que ella fungiera como candidata a la vicepresidencia, es decir como su fórmula.

Hernández, durante su campaña, anunciaba a los cuatro vientos que a él no le importaba el dinero y por eso había escogido a una académica ejemplar para que lo acompañara en el debate a la presidencia.

El tono de la académica Castillo es de total decepción, se siente traicionada, acorralada y llega a desesperarse, pues no cuenta con el dinero que le reclama el excandidato a la presidencia Rodolfo Hernandez.

Al parecer a Hernández nos le basta con el dinero de la reposición de votos, cuyo monto desconocemos pero que supera la ocho cifras, quiere a toda costa que la senadora Castillo le pagué todos los dineros que recibió en la campaña.

Así son nuestros políticos, marrulleros, mediocres, negociantes de baja ralea y abusadores de mujeres débiles.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.