Publicidad

La Procuraduría General de la Nación confirmó la sanción de destitución e inhabilidad general por diez años al director (e) de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Néstor Guillermo Franco González, por irregularidades en la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del municipio de Chía -PTAR II-. En fallo de segunda instancia, el Ministerio Público estableció que el convenio suscrito en 2015 por la CAR Cundinamarca con la Empresa de Servicios Públicos de Chía -Emserchía- y la alcaldía del municipio, por más de $35 mil millones, no se encontraba en condiciones de ser ejecutado.  El órgano de control determinó que los estudios y diseños para iniciar las obras fueron elaborados en el 2011, y por lo tanto eran obsoletos para ejecutar el proyecto, lo que ocasionó modificaciones al convenio y un reajuste en el valor de los trabajos, que ascendió a $62.875 millones.  Para la Procuraduría quedó demostrado que se quebrantó el principio de planeación en la ejecución de las obras, porque no se tomaron las medidas necesarias para asegurar la construcción de la planta en los términos y valores inicialmente previstos. También se vulneraron los principios de moralidad y legalidad, toda vez que no se respetaron las normas que obligaban a las partes a tener los estudios y diseños adecuados antes de firmar el convenio de construcción.  Por esos hechos, la Procuraduría confirmó la calificación de la conducta de Franco González como una falta gravísima cometida a título de culpa gravísima.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.