Es de sentido común argumentar que los drones son una gran herramienta tecnológica, pero requieren unos complementos importantes para poder ser usados en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo tal como lo ha utilizado el ejército de los Estados Unidos.

Se requiere de una sofisticada red de comunicaciones que incluye vigilancia satelital y un trabajo de inteligencia arduo y preciso. Con estas dos fuentes de trabajo y la ayuda de los drones, el ejército de los Estados Unidos le ha dado duros golpes al terrorismo.

Pero en Barranquilla no contamos con esos dos elementos, por lo tanto nos parece una tontería volar drones mientras la inteligencia de la Policía no tenga idea dónde están los delincuentes. Éstos aparecen por doquier y en cualquier momento, asaltando, asesinando y burlándose de los agentes que vuelan los drones.

Por ejemplo este atracador que vestido con un uniforme de la empresa Air-e hace de las suyas en un día, en diferentes sitios de la ciudad.

La ciudadanía está inquieta, desesperada y molesta, ya no aguanta más inseguridad. Veamos que dice un ciudadano común refiriéndose a hechos violentos en uno de los barrios más populares de Barranquilla:

Publicidad

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.