La trama de corrupción que une al suspendido gobernador de La Guajira y al gobernador de Norte de Santander

En este tema hay mucha tela que cortar, por lo que la Confederación Colombiana de Ciudadanos Contra la Corrupción CCCCC se propone desenmarañar todo los intríngulis de este entramado de corrupción. Aquí la primera entrega.

0
1937

Un supuesto error en una cifra en un contrato fue lo que desató el escándalo que hoy tiene en el ojo del huracán al gobernador (e) de La Guajira, Wilbert Hernández Sierra, suspendido tres meses de su cargo por la Procuraduría General de la Nación, y al gobernador del Norte de Santander, William Villamizar Laguado.

El contrato firmado por ambos mandatarios por 11.400 millones de pesos, y que terminó siendo cancelado, tenía por objeto el “Fortalecimiento de las competencias comunicativas del idioma inglés en los 12 municipios no certificados del departamento (La Guajira), (…) el mismo está dirigido efectivamente a desarrollarse durante 10 meses en 38 sedes urbanas de las instituciones educativas oficiales”. Pero en el documento inicial se decía que se iba a desarrollar en 38 municipios, cuando la Guajira solo tiene 15.

La firma que llevaría a cabo el contrato era la Empresa Nuevas Tecnologías de Innovación, Ingeniería y Telecomunicaciones -Niu Telco S.A.S., cuya sede principal está en Cúcuta.  La misma que en mayo pasado firmó un contrato, para ejecutar un proyecto también de enseñanza y aprendizaje del inglés, con la Gobernación de Norte de Santander por 11 mil millones de pesos.

Los recursos, en ambos contratos provienen de las regalías y según los mandatarios estos proyectos habían sido aprobados en sus respectivos OCAD.

El gobernador Villamizar Laguado salió en defensa del contrato, al indicar que dicho proyecto estaba dirigido a la formación de 480 docentes y 10.699 estudiantes de La Guajira. Asegurando, además, que la empresa en mención tiene un convenio con la Universidad de Pamplona, que cuenta con la licenciatura en Idiomas y la tecnología que se necesita para llevar a cabo esa capacitación.

Publicidad

El mandatario reiteró que es un proyecto con recursos de regalías, que fue presentado por el departamento y que pasó toda la evaluación del Ministerio de Educación, además de ser viabilizado técnicamente y aprobado por el OCAD regional.

Pero más allá del error de la cifra en el documento inicial del contrato, las veedurías ciudadanas de la Guajira cuestionaron que la Gobernación destinara tal cantidad de dinero a un programa de bilingüismo entre comunidades étnicas, habiendo tantas necesidades insatisfechas en materia de salud o agua potable que requieren mucha más atención de carácter urgente.

La Procuraduría además de suspender al gobernador encargado de La Guajira, le abrió una investigación disciplinaria.

La primera irregularidad encontrada por la Procuraduría Regional de La Guajira fue que se hubiese firmado dicho convenio horas antes de entrar en vigencia la Ley 996 de 2015, conocida también como Ley de Garantías.

Otra de las razones por las que se abrió indagación preliminar y ordenó la práctica de pruebas, entre ellas una visita a la empresa radicada en la ciudad de Cúcuta, fue que no se encontró la ubicación de Niu Telco S.A.S. en la sede que registró en el OCAD Regional Caribe, Órgano Colegiado de Administración y Decisión, donde se aprobó la financiación del proyecto de bilingüismo en La Guajira con recursos del Sistema General de Regalías.

Según informó el órgano de control, “se busca establecer la existencia de posibles faltas en la suscripción, mediante modalidad de contratación directa, de un convenio interadministrativo con la empresa Niu Telco S.A.S.”.

Ante estas evidencias, se ordenó el traslado del proceso a Bogotá, para la apertura de investigación y la suspensión, como medida cautelar, de Hernández Sierra.

A su turno la empresa Niu Telco ha respondido en medios de comunicación que sobre el otro contrato para enseñar inglés en Norte de Santander, el cual fue firmado el 10 de abril de 2019 por un valor de 11.384 millones de pesos, el proyecto se desarrollará en 24 meses para los 39 municipios de los 40 que tiene el departamento de Norte de Santander. El objetivo es capacitar a 300 docentes en inglés, beneficiando a 61.503 estudiantes.

Belkis Mendoza, gerente académica de Niu Telco dijo a W Radio que “el proyecto indica 19 actividades, estas se desarrollan siguiendo el acta de inicio desde el 10 de abril para lo cual contrataron un equipo pedagógico y están realizando visitas a las 100 instituciones educativas, y socializado el proyecto en el Nodo Ocaña, Nodo Cúcuta y Pamplona”.

Y afirmó que están a la espera de la llegada de 20 profesores extranjeros que tienen experiencia en procesos de acompañamiento.

Lo curioso del caso es que dicha empresa aparece en distintas páginas web de información empresarial como dedicada a Actividades de telecomunicaciones inalámbricas.

Lo que va de Funtics a Niu Telco S.A.S

La empresa Nuevas Tecnologías de Innovación, Ingeniería y Telecomunicaciones -Niu Telco S.A.S, fue registrada en la Cámara de Comercio de Cúcuta el 6 de agosto de 2018, luego de que mediante la ordenanza 014 del 19 de diciembre de 2017, la asamblea de Norte de Santander autorizara al “Instituto Financiero para el desarrollo de Norte de Santander (Ifinorte) para hacer parte, integrar y constituir una empresa de economía mixta del orden departamental”.

Curiosamente ese año, la Gobernación de Norte de Santander suscribió un contrato por $17 mil millones de pesos para el fortalecimiento del uso de las TICs e instalación de redes de internet el cual fue ejecutado por la Fundación Empresarial de Nuevas Tecnologías de Colombia, Funtics, representada por Juan Carlos Cáceres Bayona.

Funtics también ganó otros tres contratos ese año por $1.400, $900 y $400 millones de pesos en Norte de Santander.

Esa fundación nació en Barranquilla en 2011 y fue investigada por presuntas irregularidades tanto en los procesos de selección como en la ejecución de contratos de ese mismo tipo en La Guajira, Córdoba y Tolima.

De hecho, en mayo de 2018 la Procuraduría le formuló pliego de cargos a la destituida exgobernadora de La Guajira Oneida Pinto porque, según la revista Dinero, el contrato que se ganó Funtics estaba presuntamente direccionado.

Y en su página web donde ofrece sus servicios, deja ver contrataciones con varias gobernaciones, pero todas fueron hasta el año pasado. Ninguna en lo que va del 2019.

Por eso, lo llamativo es que luego aparezca el representante de dicha fundación, Juan Carlos Cáceres Bayona conformando la junta directiva de Niu Telco SAS, que se recuerda nace como una empresa de economía mixta de la mano de la propia gobernación a través de Ifinorte.

De hecho su junta directiva la conforman: William Villamizar Laguado en representación de la Gobernación de Norte de Santander, Carlos Amarildo García Parada gerente del Instituto Financiero para el Desarrollo del Norte de Santander (Ifinorte), Álvaro Ureña Gómez, Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona y Ronald Leonardo Cáceres Bayona.

Los contratos de Niu Telco

Este año la gobernación de Norte de Santander, además del contrato del bilingüismo, ha firmado otros dos con esta empresa.

El uno es un “convenio especial de cooperación” cuyo objeto es “Aunar esfuerzos y recursos técnicos, logísticos, administrativos y financieros entre el Departamento, la Universidad Francisco de Paula Santander y Niu Telco para la ejecución de las actividades del proyecto denominado “Aprovechamiento de la biodiversidad con potencial acuícola para el desarrollo de la acuicultura continental en el departamento Norte de Santander, (…) conforme a lo establecido en el documento técnico, la MGA, el presupuesto aprobado por el OCAD y los estudios previos de conveniencia y oportunidad, los cuales harán parte integral del presente contrato”.

El convenio se firmó el pasado 9 de julio entre Héctor Parra López, rector de la Universidad Francisco de Paula; Edgar Parra Chacón, rector de la Universidad de Cartagena y Mayret Niño Moreno, representante legal de Niu Telco.

El monto asignado para su ejecución es de 14 mil millones de pesos de los cuales la Gobernación aportará más de 13 mil millones y el tiempo de ejecución es de 31 meses, es decir dos años y medio.

Otro contrato firmado el 29 de junio, tiene por objeto “Aunar esfuerzos técnicos, logísticos, administrativos, jurídicos y financieros entre el Departamento Norte de Santander y la empresa Niu Telco para la ejecución del proyecto “Desarrollo de capacidades de gestión de la innovación empresarial para las MiPymes del Norte de Santander”.

La cuantía es de 14.081 millones de pesos y su tiempo de ejecución será de 24 meses en los municipios de Norte de Santander.

Así las cosas, no se vislumbra un panorama claro ni para la Gobernación de Norte de Santander ni para su empresa Niu Telco, que por lo visto ha terminado siendo “experta” en “de todo como en botica”.

La Gran Estafa

De acuerdo al Certificado de Existencia y Representación Legal, expedido por la Cámara de Comercio de Cúcuta (Código de verificación y9g4SMkZD1) del 31 de julio de 2019, la firma Empresa de Nuevas Tecnología de Innovación, Ingeniería y Telecomunicaciones, Niu Telco S.A.S., Nit 901202741-5, es una sociedad por acciones simplificadas, o sea una sociedad privada.

Fue creada el 17 de julio de 2018 por documento privado y registrada el 6 de agosto de este mismo años en la Cámara de Comercio de Cúcuta, bajo el No.9362353 del libro IX.

Ese mismo día 6 de agosto de 2018, se registró la composición de la Junta Directiva, que, sin lugar a dudas, son socios de la empresa:

Miembro Nombre Identificación Cargo actual
1er. Miembro Principal William Villamizar Laguado CC. 13.485.061 Gobernador de Norte de Santander
2do. Miembro Principal Carlos Amarildo García Parada CC. 13.485.205 Funcionario de la gobernación de Norte de Santander
3er. Miembro Principal Álvaro Ureña Gómez CC. 5.497.093 Funcionario de la gobernación de Norte de Santander
4to. Miembro Principal Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona CC. 13.540.884 Presidente de la Fundación Empresarial de Nuevas Tecnologías de la Información de Colombia, Funtics
5to. Miembro Principal Ronald Leonardo Cáceres Bayona CC. 91.521.140 Vicepresidente de la Fundación Empresarial de Nuevas Tecnologías de la Información de Colombia, Funtics
1er. Miembro Suplente Sonia Arango Medina CC. 60.371.697 Funcionario de la gobernación de Norte de Santander
2do. Miembro Suplente Edwin Alexis Peñaranda Olarte CC. 88.310.658 Funcionario de la gobernación de Norte de Santander
3er. Miembro Suplente Julieth Mariela Medina Rojas CC. 1.090.426.442 Funcionario de la gobernación de Norte de Santander
4to. Miembro Suplente Luis Alejandro Caballero Moreno CC. 1.098.736.563  
5to. Miembro Suplente Carlos Enrique Páramo Samper CC. 8.673.519  

 

Tanto el gobernador William Villamizar Laguado como sus subalternos están violando la Ley, pisoteando, cual corrupto ignorante, los Artículos 6 y 127 de la Constitución Política de Colombia, y por lo tanto vulneran de manera descarada el Código Único Disciplinario del Servidor Público.

ARTICULO 6o. Los particulares sólo son responsables ante las autoridades por infringir la Constitución y las leyes. Los servidores públicos lo son por la misma causa y por omisión o extralimitación en el ejercicio de sus funciones.

Artículo 127. Los servidores públicos no podrán celebrar, por sí o por interpuesta persona, o en representación de otro, contrato alguno con entidades públicas o con personas privadas que manejen o administren recursos públicos, salvo las excepciones legales.

 

Esto indica que ningún funcionario público, sobre todo de alto rango como el gobernador Villamizar Laguado, puede actuar independientemente fuera de su cargo, como en este caso no puede por ningún motivo pertenecer a una empresa privada que celebre contratos con el Estado.

El fraude es aún peor cuando siendo parte de esta empresa privada, él mismo contrata con ella. Es aberrante desde todo punto de vista. En ningún momento se tuvo en cuenta los reglamentado en el artículo octavo, inciso f), de la Ley 80, de las inhabilidades e incompatibilidades:

ARTÍCULO 8o. DE LAS INHABILIDADES E INCOMPATIBILIDADES PARA CONTRATAR.

1o. Son inhábiles para participar en licitaciones y para celebrar contratos con las entidades estatales:

(…)

f) Los servidores públicos.

 

A esto se le suma la Ley 1952 de 2019, que en su artículo 39 habla de las prohibiciones para los funcionarios públicos, y específicamente el inciso 33,

ARTÍCULO 39. Prohibiciones. A todo servidor público le está prohibido:

1.     Incumplir los deberes o abusar de los derechos o extralimitar las funciones contenidas en la Constitución, los Tratados Internacionales ratificados por el Congreso, las leyes, los decretos, las ordenanzas, los acuerdos distritales y municipales, los estatutos de la entidad, los reglamentos y los manuales de funciones, las decisiones judiciales y disciplinarias, las convenciones colectivas y los contratos de trabajo.

(…)

33. Ejercer las funciones con el propósito de defraudar otra norma de carácter imperativo.

 

Por lo anterior, en concordancia con el Artículo 899 del Código de Comercio tenemos que todas las actuaciones ejecutadas por esta empresa están revestidas de nulidad:

ARTÍCULO 899. NULIDAD ABSOLUTA. Será nulo absolutamente el negocio jurídico en los siguientes casos:

1) Cuando contraría una norma imperativa, salvo que la ley disponga otra cosa;

2) Cuando tenga {causa u objeto ilícitos}, y

3) Cuando se haya celebrado por persona absolutamente incapaz.

 

Otras perlas de esta corruptela

En el registro mercantil señalado anteriormente se puede observar que la junta directiva, principal y suplente, el revisor fiscal y subgerente fueron nombrados el 6 de agosto de 2018. Sin embargo, extrañamente el gerente (representante legal de la sociedad) fue nombrado bajo el Acta 002 del 30 de noviembre de 2018 e inscrito en la Cámara de Comercio de Cúcuta el 26 de diciembre de 2018.

Es decir que todos los contratos que esta firma obtuvo durante el año 2018, fueron firmado por el subgerente. Se supone que el subgerente actúa siempre en representación del gerente, por lo tanto, en este no tiene ninguna validez su actuación pues no había gerente para reemplazar.

Por otro lado, como revisor fiscal, en representación del gobierno, Maibel de las Salas Piedarahita, C.C32.772.171, y TP 108413-T, está incursa en la violación del artículo 7 de la Ley 1474, que dice que el Revisor Fiscal será responsable de las irregularidades cometidas por la junta directiva de esa sociedad. La Ley le otorga un plazo de 6 meses para denunciar estas irregularidades ante un ente de control o administrativo.

Otra falsedad

En la página Web de Niu Telco S.A.S., en la sección “sobre nosotros” aparece la siguiente leyenda:

Somos una empresa de economía mixta conformada por profesionales especialistas en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) que surgió para dar soluciones tecnológicas y de telecomunicaciones a instituciones públicas y privadas, ofreciendo experiencia, calidad, flexibilidad y optimización de los recursos tecnológicos.

 

Esto es una falsedad, un engaño, pues el Certificado de Existencia y Representación legal o de inscripción de documento de la Cámara de Comercio de Cúcuta dice que Niu Telco S.A.S, es una sociedad por acciones simplificadas, o sea una empresa privada que se rige por la Ley 1258 del 2012.

Continuará…

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.