Publicidad

En un tema tan delicado como la práctica médica, que en estos días de pandemia se ha convertido en el acervo fundamental para enfrentar la multiplicación acelerada de contagios con el virus Sars Cov 2 y la muerte de miles de colombianos, El Espectador se ha dedicado a difamar y menoscabar, sin pruebas ni investigación a un conjunto de galenos que en el frente de batalla le ganan la pelea a coronavirus utilizando con la profesionalidad del caso el dióxido de cloro.

Publica, bajo la autoría flamante de “Investigación” de la Redacción de su diario, la nota “Los cuestionados “maestros” de médica que promueve dióxido de cloro para “tratar” Covid-19, con la única intención de desinformar y dañar la imagen de la médica Merci Blanco Bocachica, quien con valentía grabó un mensaje en video dirigido a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

La médico Blanco le explica detalladamente y con fundamento científico los procesos bioquímicos que acontecen en el organismo cuando se utiliza el dióxido de cloro para combatir virus, bacterias, o cualquier patógeno que ataque el cuerpo. Explica con claridad por qué es inocuo este producto y cómo es efectivo en un 100% para la eliminación de cualquier virus, y en especial el Sars Cov 2.

De entrada, El Espectador dice: Merci Blanco Bocachica promueve el uso del dióxido de cloro para tratar pacientes con COVID-19, pese a que autoridades alertaron sobre los peligros de su consumo y reiteraron que no es un medicamento. Dos de sus “maestros”, Andreas Kalcker y Orlando Gaitán, son considerados charlatanes. Afirmaciones que no parecen venir de un periódico serio y que investiga a profundidad para que sus lectores mejoren en conocimiento y percepción de la realidad, veamos.

Es verdad, Merci Blanco Bocachica, igual que cientos de médicos en Colombia y miles en Latinoamérica, promueve el uso del dióxido de cloro para tratar pacientes con Covid-19. El Espectador ignora que este es un movimiento muy grande de profesionales de la salud que está salvando miles de personas contagiadas, y que están utilizando el dióxido de cloro con argumentos científicos y la experticia de investigadores que llevan más de 25 años desentrañando todos los pormenores fisicoquímicos de esta sustancia.

Publicidad

Son tan importante los logros que han venido obteniendo estos grupos de médicos y especialistas, a lo largo del continente, que países como Ecuador y Bolivia han autorizado el uso del CDS (solución de dióxido de cloro) para combatir la pandemia de covid-19. Ecuador no lo ha hecho oficialmente, pero el gobierno y las fuerzas militares están apoyando las investigaciones y el uso del CDS para el tratamiento de pacientes con esta enfermedad. Bolivia si lo oficializó a través del Ministerio de Salud y autorizó a algunas universidades a producir el dióxido de cloro.

Lo que no es verdad, y muy tendencioso, es lo que sentencia El Espectador, diciendo: pese a que autoridades alertaron sobre los peligros de su consumo y reiteraron que no es un medicamento. Si, el Invima lo hizo como lo dice este periódico, pero lo hizo sin ningún argumento científico, sin sustentación alguna ni respaldo de investigación que demuestre lo que dijo el funcionario público que, ni siquiera, sabe qué es el dióxido de cloro. El Invima no tiene cómo demostrar los peligros que presupone si se ingiere esta sustancia.

Esta entidad solo repite, como loro, lo que dice la FDA, la cual tampoco aporta estudios científicos para decir argumentos insulsos como: Recientemente, la FDA recibió nuevos informes de personas que experimentaron vómitos severos, diarrea severa, presión arterial baja potencialmente mortal causada por deshidratación e insuficiencia hepática aguda después de beber estos productos. La FDA no tiene conocimiento de ninguna evidencia científica que respalde la seguridad o efectividad de los productos MMS, a pesar de las afirmaciones de que la solución es antimicrobiana, antiviral y antibacteriana. https://web.archive.org/web/20190814102219/https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-warns-consumers-about-dangerous-and-potentially-life-threating-side-effects-miracle-mineral

Remata El Espectador su presentación de la nota con algo fuera de tono e irresponsablemente declara que el reconocido investigador biofísico, Andreas Kalcker es un charlatán.

Pero por el desconocimiento que vemos en El Espectador sobre el tema, los charlatanes son ellos, sus periodistas, que se autodenominan investigadores, caen en la estupidez y la ridiculez con simplezas eufemísticas e invalidando a personas porque simplemente les da la gana, o porque así se lo mandaron a decir. Eso es corrupción.

A continuación, El Espectador subraya una gran mentira y pretenden ser contundentes al repetir que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) desmintió que consumir dióxido de cloro, usado comúnmente como desinfectante, cure el coronavirus. Los hechos le están demostrando a este periódico y al Invima que se escudan detrás de una arrogante mentira que lanzan irresponsablemente en su medio nacional, fomentando la ignorancia y la pereza mental.

Solo basta investigar a través de la Web cómo Ecuador está superando su crisis sanitaria con el uso del dióxido de cloro y otras terapias alternativas, cómo en Bolivia, departamentos y municipios organizan brigadas con CDS para combatir el virus, cómo en México importantes centros hospitalarios tratan a sus pacientes afectados de covid con los protocolos del dióxido de cloro. En España, Perú, Argentina y otros países del mundo centenares de médicos recomiendan el uso del CDS.

Los periodistas investigadores de El Espectador basan sus especulaciones sobre el dióxido de cloro y sobre Andreas Kalcker, desarrollador del CDS, en una historia judicial que en se vio involucrada la médica Merci Blanco y que pertenece a su vida privada y nada tiene que ver con esta sustancia, que hoy está ayudando a miles de personas que se libran en 12 horas del coronavirus.

No se toman el trabajo de analizar el contenido del video que la médico envió a Claudia López, ni de rebatir punto por punto los estudios científicos publicados por Andreas Kalcker. ¡Qué falta de rigor y mediocridad!

Le recomendamos que investiguen y estudien bien todo sobre el dióxido de cloro que seguramente lo van a necesitar.

 

https://corrupcionaldia.com/wp-content/uploads/2020/05/Dio%CC%81xido-de-Cloro_-Llamada-a-la-comunidad-cienti%CC%81fica-a-investigar._qSpxeYKydSg_360p.mp4?_=1

 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.