En el corregimiento más pobre de Fundación Magdalena los corruptos hicieron feria con un inútil acueducto

Desvelando los entresijos de la corrupción: el oscuro panorama detrás de la construcción del acueducto en Doña María, Magdalena.

0
1267

La improvisación y la mediocridad en los asuntos públicos también son propios de corruptos, que en su afán de favorecer a particulares para apropiarse de recursos estatales, generan procesos de contratación de obras inútiles.

Este es el caso de la construcción del sistema de acueducto y alcantarillado en el corregimiento de Doña María, municipio de Fundación, Magdalena. Sin duda, se trata de uno de los corregimientos más pobres y abandonados en este departamento.

El alcalde anterior (2020-2013) Carlos Sierra Sánchez, a finales de diciembre de 2023, inauguró con bombos y platillos el pequeño acueducto que le costó a las finanzas municipales $4.420.216.955. El alcalde hizo abrir una válvula y de un tubo salió un chorro de agua.

Pero los habitantes del corregimiento Doña María, desde ese día, no volvieron a ver más agua. El acueducto no pudo arrancar por dificultades técnicas y su operación quedó “congelada” debido a problemas serios con permisos ambientales y porque los terrenos donde se construyó tienen claros reclamos de posesión.

Banderas de corrupción

Por esta “bellaquería” a los pobres habitantes del corregimiento de Doña María, el exalcalde Carlos Sierra Sánchez debe responder ante la Ley. Si en este pequeño contrato tramó esta arbitrariedad que merece de inmediato una investigación penal, ¿cómo habrá obrado en el resto de la contratación pública que llevó a cabo durante su gobierno?

Anuncios

Recordemos que Sierra Sánchez estaba apadrinado por Joaquín “Wafi” Vélez, esposo de la exalcaldesa de Fundación Mallath Martínez Cantillo, también excandidata a la gobernación y hoy diputada del departamento del Magdalena. Este dato es importante para lo siguiente:

La primera bandera roja por sospecha de corrupción la encontramos en el contrato de Obra Pública Número L.P.-006-2022 , que, como único caso en Colombia, lo firma una asesora del alcalde URA ANGELICA CLARO QUIMBAYO, es decir una persona que no es funcionaria de la alcaldía en nombre del alcalde, y LUIS ALFONSO NEGRETE RAMOS,

La primera bandera roja por sospecha de corrupción la encontramos en el contrato de Obra Pública Número L.P.-006-2022 , que, como único caso en Colombia, lo firma una asesora del alcalde, AURA ANGELICA CLARO QUIMBAYO, es decir una persona que no es funcionaria de la alcaldía en nombre del alcalde, y LUIS ALFONSO NEGRETE RAMOS, representante legal de la ASOCIACIÓN REGIONAL DE MUNICIPIOS DEL CARIBE
ARCA con NIT. 900316958-2.

Por mucho que el despacho del entonces alcalde de Fundación justifique que esta delegación conferida está respaldada por el Decreto número 010 del 21 de enero de 2020, el artículo 11 de la Ley 80 de 1993 es claro:

ARTICULO 11. DE LA COMPETENCIA PARA DIRIGIR LICITACIONES O CONCURSOS Y PARA CELEBRAR CONTRATOS ESTATALES. En las entidades estatales a que se refiere el artículo 2o.: 
1o. La competencia para ordenar y dirigir la celebración de licitaciones o concursos
 y para escoger contratistas será del jefe o representante de la entidad, según el caso. 
  
2o. Tiene competencia para celebrar contratos a nombre de la Nación, el Presidente de la República. 
 
3o. Tienen competencia para celebrar contratos a nombre de la entidad respectiva: 
  
a) Los ministros del despacho, los directores de departamentos administrativos, los superintendentes, los jefes de unidades administrativas especiales, el Presidente del Senado de la República, el Presidente de la Cámara de Representantes, los Presidentes de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura y de sus Consejos Seccionales, el Fiscal General de la Nación, el Contralor General de la República, el Procurador General de la Nación, y el Registrador Nacional del Estado Civil. 
  
b) A nivel territorial, los gobernadores de los departamentos, los alcaldes municipales y de los distritos capital y especiales, los contralores departamentales, distritales y municipales, y los representantes legales de las regiones, las provincias, las áreas metropolitanas, los territorios indígenas y las asociaciones de municipios, en los términos y condiciones de las normas legales que regulen la organización y el funcionamiento de dichas entidades. 
  
c) Los representantes legales de las entidades descentralizadas en todos los órdenes y niveles. 
  
El subrayado es nuestro.

El Decreto de un alcalde jamás puede estar por encima de una ley de la república en Colombia. La jerarquía normativa en nuestro país está establecida en la Constitución Política, que es la norma suprema del país, seguida de las leyes de la República, los decretos legislativos y reglamentarios, y finalmente los actos administrativos como los decretos municipales.

En general, un asesor jurídico del despacho de un alcalde no tiene la autoridad para firmar contratos en nombre del alcalde. La firma de contratos por parte de funcionarios públicos, como un alcalde, generalmente está sujeta a procedimientos y requisitos específicos establecidos por la ley y las normativas internas de la entidad pública.

En el caso específico de los contratos de obra, estos suelen requerir la autorización y firma del alcalde o de un funcionario designado con poderes específicos para ese fin, como un secretario de obras públicas o un director de contratación. Los asesores jurídicos, si bien pueden participar en la revisión y redacción de contratos, por lo general no tienen la capacidad legal para firmar contratos en representación del alcalde o de la entidad municipal.

No obstante, si le damos el beneficio de la duda al decreto municipal número 010 del 21 de enero de 2020, aunque haya firmado el contrato una asesora jurídica externa autorizada, el responsable de cualquier hecho irregular es el ordenador del gasto, es decir, el alcalde municipal.

¿Quién es Aura Angélica Claro Quimbayo?

la abogada, Aura Angélica Claro Quimbayo, se desempeñó como asesora jurídica del entonces alcalde (2020-2013) Carlos Sierra Sánchez, pero llama la atención su papel reiterativo y permanente firmando toda la contratación en reemplazo de Sierra.

O sea que el exalcalde Sierra Sánchez no desempeñó su cargo en los procesos de contratación, era más bien una figura decorativa, pues aseguran que Joaquín “Wafi” Vélez y su esposa Mallath Martínez manejaban todo en la alcaldía de Fundación.

Y sustentan esta aseveración con el hecho ya explicado, de que el alcalde Sierra no firmaba ni un contrato, pues todos tenían que llevar la rúbrica de Aura Angélica Claro, ficha clave de Vélez y Martínez para controlar la inversión y el gasto público del municipio de Fundación.

Este hecho merece una nueva publicación que muy pronto daremos a conocer con detalles.

Otra bandera roja por sospecha de corrupción se levanta en el proceso de selección del contratista ganador, es necesario investigar a fondo con qué criterios realizaron los puntajes con que calificaron el factor técnico de calidad, el apoyo a la industria nacional y el apoyo en contratación de personas con discapacidad. Como también los aspectos jurídicos , financieros y técnicos de cada uno de los proponentes.

Pero lo más grave de todo, fue el resultado de la obra, un acueducto inservible y con graves problemas jurídicos sobre la propiedad del terreno donde fue construido.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.