Un Juez Penal del Circuíto de Bogotá emitió fallo condenatorio contra el ex alcalde de Arauca, Benjamín Socadagui Cermeño; y su exgerente de campaña, Héctor Getulio Abril Castillo, por el delito de fraude procesal.

La investigación demostró que, en el curso del proceso electoral, el exmandatario recibió aportes económicos de particulares. Los recursos fueron usados para comprar la intención de voto de la ciudadanía con dinero en efectivo, tejas de zinc, mercados y otros elementos. Finalmente, Socadagui Cermeño ganó los comicios para el periodo 2016 – 2019.

Segúnh el ente acusador, el exalcalde y el gerente de campaña, posterior a la elección, falsificaron los soportes contables, plasmaron préstamos que no existieron y relacionaron aportes de familiares que no tenían capacidad económica. Con los informes alterados obtuvieron la devolución de recursos por parte del Consejo Nacional Electoral.

Durante la audiencia de lectura de sentido de fallo condenatorio, la Fiscalía solicitó imponer a los procesados más de siete años de prisión.

Socadagui Cermeño salió de Arauca en 1985 para estudiar arquitectura en Bogotá, pero regresó a su tierra natal luego de que fuera desaparecido en Saravena su hermano.

Aunque alcanzó a hacer carrera administrativa en la Alcaldía de Saravena, renunció para meterse del todo en la política e ingresó a  Nueva Generación Liberal, una vertiente del Partido Liberal en Arauca liderada por el exgobernador Julio Acosta Bernal, preso en La Picota mientras lo investigan por homicidio y contratación irregular.

En 1998 se eligió como concejal de Arauca, y después de que culminó su periodo saltó a la Asamblea y también se quedó con una curul. En 2003 intentó llegar a la Alcaldía de Arauca pero como Julio Acosta no le dio el respaldo, se lanzó por el movimiento Apertura Liberal.

A pocos días de que se acabara esa campaña, cayó en medio de una captura masiva de la Fiscalía que vinculó a 25 funcionarios públicos de la región así como a otro candidato a la Alcaldía porque supuestamente era auxiliador de la guerrilla del ELN en la región; sin embargo, el Tribunal Superior de Arauca lo absolvió ese mismo año.

En 2007 llegó a Cambio Radical y nuevamente entró a trabajar con el grupo político de Julio Acosta. Ese año intentó llegar a la Asamblea, pero quedó en quinto lugar y ese partido solo sacó cuatro diputados; no obstante, en 2009 llegó a ocupar una de las curules porque dos de la lista fueron destituidos.

En paralelo inició sus estudios en derecho en la Universidad Cooperativa de Colombia seccional Arauca y finalmente se graduó en 2011. Ese mismo año se reeligió en la Asamblea de Arauca y fue el diputado más votado.

En 2015 volvió a postular su nombre a la Alcaldía de Arauca con el aval de Cambio Radical y en alianza con el hoy gobernador Ricardo Alvarado, y con el respaldo del entonces gobernador Facundo Castillo salió electo con 16.289 votos.

En esa campaña fue denunciado por supuestamente presionar votación a su favor y comprar votos con apoyo del ELN, y aunque el día de la votación nada pasó, a dos meses de posesionarse fue capturado y enviado a La Picota acusado de concierto para delinquir, corrupción al sufragante y falsedad en documento.

Tras siete meses de estar privado de la libertad, salió de la cárcel por vencimiento de términos, y retornó al cargo.

Este es el proceso que hoy culmina con su condena.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Become a patron at Patreon!
Publicidad ver mapa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.