Para que a un fiscal del sistema judicial colombiano sea nombrado fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia se necesitan tres cosas esenciales: 1. pertenecer al círculo de poder del fiscal general de la nación, 2. Estar dispuesto a cumplir las órdenes, lineamientos y objetivos de la política impuesta por el fiscal general, y 3. no tener ninguna mancha que perjudique la imagen del fiscal general.

Aparentemente, el fiscal Paulo Xavier Romero Julio cumplía esas tres condiciones, por lo que fue promovido a fiscal Séptimo delegado ante la Corte Suprema de Justicia.

Estaba ganando el mismo sueldo de los magistrados de las altas cortes y sobre él solo estaban como jefes al fiscal general y a la vice fiscal general. Todo un privilegio que solo tienen doce fiscales delegados ante el más alto tribunal.

Pero una grabación telefónica revelada por el periodista Daniel Coronell, echó abajo la cortina que oculta la pérfida corrupción que a diario se vive en el sistema judicial colombiano. Se trata de un diálogo entre el ex-concejal conservador de Cartagena Jorge Alonso Useche Correa y el entonces fiscal seccional de Cartagena Paulo Xavier Romero.

Esa grabación era una pieza fundamental de una investigación realizada por la Fiscalía en el 2016, con la finalidad de neutralizar “una empresa criminal” que se dedicaba a conseguir puestos, dádivas y recursos en Cartagena.

Anuncios

En la llamada, llena de palabras de grueso calibre, festejan la ilegal elección de la contralora de Cartagena Nubia Fontalvo. El concejal le dice al fiscal Romero que no se dejaron robar la Contraloría y el fiscal le pide puestos al concejal.

El fiscal Paulo Xavier Romero utiliza expresiones cómo “¿Cuánto me va a dar?”, “¿Qué me va a dar”, “¿cuándo le hago llegar las hojas de vida?, “necesito que le ayuden allá en el concejo y usted conmigo acá en fiscalía”.

Este es el diálogo:

–Ya mostramos finura compa, nos la quería robar, un poco de hipócritas estaban ahí y los enfrentamos– dice el concejal

–Entonces ¿Quiénes ganan la contraloría?– pregunta el fiscal

–Nos la ganamos nosotros, esa vaina es de nosotros

–Pero nosotros ¿Quiénes?– pregunta el fiscal Romero

–De los azules con el gobierno

–Los azules nada más con el gobierno – ratifica el fiscal como pidiendo una ampliación de la información

–Y bueno los aliados que nos ayudaron ahí, pero esa es una tarea que hicimos nosotros…con Jose

–¿Cómo quedó la votación? –pregunta el fiscal Romero

–Quedamos once

–¿Once a ocho? – vuelve a preguntar el fiscal

–Once a ocho no, los otros hijueputas son es vivos, cuando vieron que estaban perdidos se fueron

–Ah pero entonces ustedes están demostrando es un…

–Ah pues

–Hoy es viernes, no joda, y este man ya está bebiendo o está alcoholizado –dice el fiscal

–Estamos celebrando la Contraloría con los colegas –afirma el concejal Useche

–Ah sí, bueno, bueno. Oiga compita ¿cuándo le hago llegar las hojas de vida? –pregunta el fiscal Paulo Xavier Romero

–Apenas las tengas listas me las mandas para allá con el que sea, me las mandas para el concejo

–Escucha, escúchame –pide el fiscal– tú sabes que están las dos hojas de vida

–Ajá

–Está la de mi asistente porque necesito que le ayuden allá en el concejo y usted conmigo acá en fiscalía

–Ajá, eso es a Edwin…

–Y usted me dirá: ¿Cuánto me va a dar? ¿Qué me va a dar? –pregunta nuevamente el fiscal Paulo Xavier Romero

–OK, dale. Apenas que me definan el cupo ahí siempre lo voy llevando, a medida que me vayan soltando. Ya con este detalle que tuvimos deben empezar a soltarme algunas cositas –ofrece el concejal– entonces mándeme esa vaina, mándemelas, mándemelas todas en un solo paquete.

–Ah bueno, compita

–Mándamela con tu asistente el martes a las 8:30 pa saber en seguida quién es y hablar con ella

–Ah bueno, compita –repite complacido el fiscal– y bendiciones

­–Compa, un abrazo mi hermano

–Bueno, compadrito

Como se puede apreciar, es toda una trama delincuencial y de corrupción que valió para que el concejal de Cartagena Jorge Alonso Useche Correa fuera capturado. Pasó un año en la cárcel y salió por vencimiento de términos. Ahí se notó la mano de el fiscal seccional de Cartagena Paulo Xavier Romero.

Al fiscal Xavier Romero no le pasó nada, ni lo nombraron, pasó de agache.

Hoy, ante la contundencia de la denuncia del periodista Coronell, la Fiscalía acaba de anunciar que «ante la gravedad de los hechos revelados se dio por terminado el encargo que cumplía el doctor Romero Julio en la Fiscalía Séptima Delegada ante la Corte Suprema de Justicia”.

Los procesos del fiscal

Se estableció que Romero Julio figura en varios procesos disciplinarios que se suman a la reciente destitución.

El fiscal fue sancionado en 2013 con suspensión de un mes por infringir varios artículos en un proceso. Entre esas conductas estaba abandonar o suspender sus labores sin autorización previa y recibir cualquier tipo de remuneración de los interesados en un proceso, por actividades relacionadas con el ejercicio del cargo. 

En 2017, el Consejo Seccional de la Judicatura resolvió formular pliego de cargos en contra del doctor Paulo Xavier Romero Julio, en calidad de fiscal seccional 45 de Cartagena, pero hoy de nuevo se ve envuelto en un escándalo por una grabación de la conversación de él con el concejal conservador Jorge Alonso Useche Correa.

En ese tiempo Romero era fiscal seccional número 17 de Cartagena y en el audio se escucha cuando le dice al concejal que no se dejaron ganar la Contraloría.

Romero Julio también dictaminó un polémico fallo sobre unos predios en Cartagena a favor de un tío del exmagistrado Gustavo Malo, condenado a nueve años de prisión por el ‘cartel de la toga’.

#

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.