Publicidad

Si el gobierno está convencido que mientras no se descubra una vacuna para controlar el Coronavirus 19, la única alternativa que tenemos para no infectarnos e infectar a los demás es aplicar el confinamiento en nuestras casas y tomar todas las medidas necesarias para cuidarnos como el uso de tapabocas, guardar la distancia de dos metros y estar constantemente lavándonos las manos con agua y jabón o con alcohol, entonces debe proponernos una alternativa económica para subsistir a este encierro.

Para decretar la cuarentena y pedirles a los ciudadanos que permanezcan en sus casas, se necesita contar con recursos financieros para llevarles los alimentos necesarios para su subsistencia alimenticia. Nuestro Departamento no tiene los recursos suficientes para llevarles esas ayudas financieras a sus habitantes, menos cuando este año ha perdido el 50%, o   más de sus ingresos corrientes y ante la situación social que vivimos a pesar de tener el menor desempleo del país 14%, pero la mayor informalidad 57.6%.

Es de todos conocidos que el país, tiene una deuda social con los atlanticenses y especialmente con las ciudades de Barranquilla y Soledad, por haber acogido en este territorio al mayor número de desplazados del país, por uno u otro motivo, quienes llegaron con la esperanza de encontrar un camino y bienestar para su familia. Esa deuda social nunca la han pagado, de ahí los recursos propios que tuvimos que invertir en la satisfacción de las necesidades básicas insatisfechas al incrementarse de la noche a la mañana la población a atender, que nunca la Nación retornó.

RENTA BÁSICA POR 5 MESES A FAMILIAS VULNERABLES

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera De La Espriella, comparta el sentir de muchos colombianos de que la única salida para poder aplicar una cuarentena con éxito, es con una “Renta Básica“ para todas las familias pobres y vulnerables, de la cual hacen parte los desempleados, los trabajadores informales que viven del día a día, el pequeño empresario, los  trabajadores independientes, los restaurantes de comidas corrientes, para que reciban un salario mínimo sin incluir transporte $877.803 pesos, durante tres meses, y en el cuarto y quinto mes, reciban $438.902 , pesos, equivalente al 50% de un salario mínimo.

Publicidad

No hay duda alguna que esta Renta Básica mejora las condiciones socioeconómicas de las familias beneficiadas. Sus nuevos ingresos contribuirán a la reactivación de la economía al demandar bienes y servicios, lo que implica generar empleo y frenar la recesión económica que estamos padeciendo.

Apoyamos una “Renta Básica” para todo el país, pero le solicitamos al  gobierno que tome al Departamento del Atlántico como modelo, por ser uno de los departamentos más golpeados por la pandemia y  uno de los mayores con la informalidad en el trabajo.

Los beneficios que representa sobre la población y la economía está “Reta Básica “son:

  1. Permite optimizar el sistema de beneficios sociales. Al aprobarse será el único existente, es decir, desaparecen por el tiempo estipulado programas como Adulto mayor, Ingreso Solidario, Jóvenes en Acción, Familias en Acción y otros.
  2. Disminuye el estrés de las personas
  3. Reduce la delincuencia y la prostitución.
  4. Mejora la salud de las personas.
  5. Genera empleo, al reactivar la economía y disminuye los niveles de pobreza extrema.

¿CUÁNTO COSTARÁ LA RENTA BÁSICA?

El costo para el Departamento del Atlántico, es del 0.001% del PIB ($1060 bill), es decir,  $265.000 millones mensual,  $1.06 billones en cinco meses.

Esos recursos que recibirán 301.656  familias, se destinarán en un alto porcentaje para adquirir bienes y servicios esencial de primera necesidad, lo que implica incrementar la demanda agregada de la economía, generar empleo y por ende impulsar la reactivación económica del país.

La “Renta Básica” para el país, tiene un costo de $35.1 billones de pesos, equivalente al 3.3% del PIB, si se aplica a 10 millones de familias, 32 millones de colombianos, que recibirían mensualmente un salario mínimo de $877.803 pesos, que al multiplicarlo por 10, da como resultado $.8.8 billones mensuales, que al multiplicarlo por cuatro da $35.1 billones de pesos.

Lo anterior significa que el Departamento del Atlántico, recibiría el 2.85%, del total de la “Renta Básica”.

Este concepto de Renta Básica Universal no es nuevo, desde el siglo XVIII se viene hablando del tema. Pero su ímpetu se ha sentido con esta crisis económica y social que sea ha presentado con la pandemia que estamos viviendo y para la cual no estaba preparada el mundo, y por supuesto menos en los países del tercer mundo por las falencias existentes en salud, educación, trabajo formal, vivienda.

Por ello, en países como España y Chile, sus gobiernos decidieron otorgarl una Renta Básica a las familias vulnerables. Países como los estados Unidos aprobaron entregarle a cada ciudadano US$1.200 dólares, y reconocer US$500 por hijos menores de edad, aparte de contar con un seguro de desempleo. Igual aplicaron en Canadá, Alemania, Holanda, Francia, Italia y México actualmente tramita una ley en ese sentido.

La Renta Básica, no debe ser bandera de un partido político o de gobierno. Es una salida a la crisis que piden a gritos los atlanticenses  y por supuesto todo el país. Esa “Renta Básica”, se necesita este año, lo antes posible en la medida que se demore su decisión  los resultados no serán los mismos.

Vale destacar que periódicos como el New York Time, defiende la Renta Básica y citica al gobierno colombiano por apoyar a los banqueros y no a los pobres del país. El 19 de julio, el periódico El Espectador en su editorial le dice al presidente Duque, que vea lo necesario e importante que es para su gobierno darle paso a una ley donde se apruebe la “Renta Básica”.  También la presidenta del FMI Kristalina Georgiva, apoya esa iniciativa y le dice a los gobernantes que gasten, porque ella sabe que sólo incrementando el gasto público se puede reactivar la economía. En el mismo sentido se han pronunciado economistas de todas partes del mundo, incluso premios Nobeles.

¿DE DÓNDE SALDRÁN LOS RECURSOS PARA LA RENTA BÁSICA?

Por los recursos no hay que preocuparse, tenemos el beneplácito del FMI, CEPAL, BIRF, BID, Organismos a los cuales podemos acudir para replantear nuestra deuda externa con ellos y con los Fondos e Entidades Financieras Privadas, e igualmente con la Banca Nacional.

 Colombia ha sido uno de los países que con la Pandemia ha sido de los más golpeados al presentar una recesión cercana o superior al 8%, un déficit fiscal del 8.2% PIB, un déficit en cuenta corriente del 6% del PIB, y un desempleo del 21.4%, que puede llegar al 30%, si descontamos los inactivos que se han incrementado en los últimos años, y una deuda pública del 56.8% del PIB, equivalente a US$160.950 millones, con una calificación promedio de BBB-.

 Nunca habíamos sufrido un choque tan fuerte en nuestra economía. La crisis financiera de los años 2008-2010, no la sentimos por tener un precio del petróleo entre US$70 y  US$142 el barril, el  carbón, por encima de  US$100 dólares tonelada. Hoy tenemos un petróleo Brent  entre US$20 y  US$43, y un carbón por debajo de US$50 tonelada.

Tenemos previsto en el presupuesto de este año, pagar $53.6 billones en el servicio de la deuda, de los cuales $23.7 billones,  para pagar el principal y $29.9 billones,  en intereses y para el año entrante $71 billones, equivalente al 25% del presupuesto 2021. Es un crimen contra el pueblo colombiano pretender seguir favoreciendo a los banqueros con el pago de $71 billones, y no utilizar esos recursos para aprobar una “Renta Básica”, invertir en obras de infraestructura, aumentar la inversión en salud y educación. No hacerlo es ir en contra del pueblo. No hay derecho a semejante atropello por parte del Ministro Carrasquilla y el presidente Duque. El Congreso no debe aprobar ese presupuesto

El gobierno tiene argumentos sólidos para renegociar su deuda solicitando:

 1. La condonación de una parte de la deuda externa.

2. se congele el pago de intereses sin costo alguno por dos años.

3.  Renegociar los intereses de esa deuda.

4. Con la deuda interna renegociar plazos de pago y monto de intereses. Nuestros banqueros saben que este gobierno y los anteriores con sus decisiones los han favorecido. Con pandemia son los únicos generando utilidades. En lo corrido del año  $4 billones.

¿Cuántos billones se pueden recibir por esos conceptos durante los años 2020-2021? El Ministro Carrasquilla debe saberlo con exactitud. Creemos que lo mínimo a conseguir serían unos $50 billones. No podemos olvidarnos que los colombianos siempre hemos honrado nuestra deuda y la seguiremos honrando, pero para poder seguir honrándola tenemos que salir de esta recesión económica que está destruyendo todo el tejido social y empresarial del país.

Otra fuente de recursos la tenemos con la propuesta de la ANDI, de contribuir con un 0.7 5%, del pago de la nómina de sus empresas afiliadas a incrementar los recursos del programa “Ingreso Solidario” a partir del mes de julio del 2021.

Es bueno que los señores de la Andi, como de los demás gremios del sector productivo entiendan de una vez por todas que los colombianos no necesitamos limosna, ni necesitamos en el corto plazo aumentarle los impuestos, a pesar de que tenemos el recaudo más bajo de los países de la OCDE, ya que el nivel de recaudo nuestro el del 16.5% del PIB, porcentaje que no se espera modificar en el largo plazo, ya que para 2030, se proyecta en el MFMP, ingresos del 15.7%, cuando el recaudo en la OCDE es del 35%.

¿QUÉ QUEREMOS DE LOS GREMIOS ECONÓMICOS?

Señores empresarios, lo que el país requiere de ustedes y de los partidos políticos y por supuesto la sociedad civil es “un pacto social”. Donde se comprometan a:

  1. Renunciar durante los años 2020-2021-2022, a los beneficios otorgados en las reformas tributarias de los años 2018 y 2019. Esos significaría captar por parte del gobierno alrededor de unos $25 billones
  2. No evadir el impuesto a la renta y el IVA. Esta evasión nos cuesta a los colombianos según la DIAN, CEPAL, Banco Mundial, BID, FMI, el 35% de los recaudos que para este año se tiene presupuestado $160 billones, lo que equivale a $56 billones de pesos.
  3. Comprometerse a no sacar el dinero generado en el país, para paraísos fiscales y ponerlo a producir en Colombia para que contribuya en la generación de empleo y mayor nivel de recaudo tributario.
  4. Contribuir a disminuir los niveles de corrupción que representa el 5% del PIB, unos $53 billones anuales, según informe de la Procuraduría, Contraloría y Fiscalía dejando de sobornar a los funcionarios públicos o no permitiendo el soborno por parte de los funcionarios públicos. La ANDI, tiene estudios sobre este tema que podrían contribuir.
  5. Por parte de los Organismos de Control del país, penalizar ejemplarmente a los miembros de juntas directivas que con sus decisiones erradas le causen un detrimento patrimonial al gobierno central, Departamental y Municipal o Distrital. El país no puede seguir permitiendo que se siga haciendo un mal uso de las Regalías, o se invierta en proyectos sin los estudios de factibilidad elaborado responsablemente en proyectos como :Reficar, Bionergy, Hidroituango, Magdalena(Navelerna), Ruta del Sol, Tunel de la Línea, proyectos de trasporte masivos(trasmetros), entre otros, que le han significado al país, pérdidas superiores a los US$3.000 millones, equivalente a $11 billones de pesos, sin que nadie pague por esos “errores”.
  6. Sancionar drásticamente como lo hacen los países desarrollados el lavado de dinero, ña fuga de capitales y la evasión- elusión tributaria.

Otra alternativa para conseguir los recursos es recurrir a un préstamo del Banco de la República por $50 billones o más, o  recortar algunos gastos que no son indispensables o que se pueden posponer para el año 2022.

CONCLUSIÓN

  1. Necesitamos una “Renta Básica” para todos los colombianos durante cinco meses de un salario mínimo los tres primeros meses y del 50%, los meses cuarto y quinto.
  2. El costo de esa Renta Básica para el país es de $35.1 billones, o sea el 3.3%, del PIB, beneficiando a 10 millones de familias.
  3. Tomar como modelo al Departamento del Atlántico, para aplicar una”Renta Básica Universal” permanente como un pago por la deuda social de la Nación con Barranquilla y Soledad.
  4. El Costo de esa “Renta Básica” en los cinco meses para el Atlántico, sería de $1.06 billones este año. Durante el año 2021, los 12 meses serían $3.18 billones, o sea el 0.003% del PIB.
  5. Los recursos para financiar la “Renta Básica” saldrían de la renegociación de la deuda pública, la disminución de los gastos que se pueden aplazar, de un préstamo al Banco de la República, de una menor evasión-elusión de los impuestos, de la sanción al lavado de dinero y fuga de capitales.
  6. Se necesita voluntad política del gobierno del presidente Duque y de los parlamentarios para aprobar la “Renta Básica”}
  7. El Ministro Carrasquilla no puede seguir engañando al pueblo colombiano pintándole pajaritos en el aire, como lo ha hecho con las proyecciones del MFMP, que sin aplicar “Renta Básica” pretende reactivar la economía logrando una recesión de tan solo el 5.5% del PIB, este año, y el año entrante crecer a una tasa del 6.6% del PIB. Tasa que no logramos en años normales. Esas proyecciones están desenfocadas. Sin “Renta Básica” tardaremos años para recuperarnos.
  8. Agradecerle a la señora gobernadora, Elsa Noguera, la defensa ante el gobierno nacional de la “Renta Básica” especialmente por haber influido en que el senador Arturo Char, le solicitará al presidente Duque en su discurso que se apruebe lo antes posible la “Renta Básica”, y el lograr convencer a los senadores y representantes del Atlántico para que se comprometan en sacar adelante el proyecto que se presentó al Congreso recientemente por parte del senador Iván Marulanda, quién ha venido liderando esta iniciativa a nivel nacional, e impulsen la idea de que se tome al Departamento del Atlántico como modelo el año entrante.

Tengan la plena seguridad que los beneficios sociales y económicos serán superiores al costo del programa. Ojala se aprobará en forma permanente en el departamento del Atlántico, para evaluar sus resultados y después extenderlo a todo el país, o a los Departamentos más deprimidos. Recursos tenemos solo falta un “nuevo acuerdo social” entre todos sus estamentos que nos lleve a disminuir las desigualdades, garantizarle a la población un sistema de salud,  de educación de alta calidad y una vivienda digna.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.