Las comisiones Económicas Conjuntas de Cámara y Senado aprobaron en primer debate los 126 artículos que componen el proyecto de ley sobre el Presupuesto General de la Nación para la vigencia 2022. De paso aprobaron el polémico artículo que modificaría la llamada Ley de Garantías para que las entidades del Estado puedan contratar meses antes de las elecciones legislativas y presidenciales del próximo año. 

Anuncios

En la actualidad, dicha Ley prohíbe que gobernadores, alcaldes municipales y/o distritales, secretarios, gerentes y directores de entidades descentralizadas, celebren durante los cuatro meses anteriores a las elecciones, contratos o convenios con recursos públicos. 

En el proyecto del presupuesto que presentó el Gobierno se lee: «a partir de la publicación de la ley, suspéndase el inciso primero del artículo 38 de la ley 996 de 2005 y, en consecuencia, las entidades del orden nacional y territorial podrán celebrar convenios administrativos e interadministrativos para la ejecución de recursos públicos». 

La modificación generó polémica y rechazo de algunos sectores políticos quienes denunciaron que con ese cambio se buscaría afectar las elecciones de 2022, pues es evidente que la contratación estatal podría ser un efectivo mecanismo para la corrupción del elector, pues se cambiarían contratos de trabajo por votos

Además de esta queja, a nivel jurídico es absurdo mediante un proyecto de ley que nada tiene que ver, intentar modificar una ley que no guarda ninguna relación con la unidad de materia. 

El senador, Gustavo Bolívar, de la Colombia Humana, al referirse a tal artículo, aseguró que «quien propuso ese artículo le está haciendo trampa al país. Y quienes lo voten también», al tiempo que añadió que el Presupuesto General de la Nación busca «capitalizar con capital privado a Positiva Seguros, una empresa el estado». 

Por su parte, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, al defender la modificación propuesta instó a los congresistas a «no tenerle miedo a la reactivación económica, que es hoy la prioridad en la construcción del país. Y la reacción es primero con inversión social, incentivando la generación de empleo y atendiendo al micro y pequeño empresario». 

Así mismo, señaló que no es el momento de aplazar esas necesidades porque significa aplazar la respuesta a la necesidad social del país, e insistió en que no están desmontando la ley de garantías sino que se trata de un ajuste temporal de un inciso de un parágrafo, lo cual es completamente diferente. 

Sobre el argumento que presentó el gobierno para modificar esa ley, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, le dijo a La W Radio que los empresarios no están de acuerdo con tumbar ese instrumento de garantía electorales. 

«Estas decisiones se pueden tomar, pero deben ser muy bien pensadas. Yo haría eso, alejaría las decisiones de los periodos electorales», comentó. 

En esa emisora recalcó que no pueden caer en que se trata de una herramienta para la reactivación económica como la plantea el Gobierno nacional. «No podemos caer en ello. No podemos correr el riesgo en Colombia de que existan filtraciones para que haya corrupción», dijo. 

El presidente, Iván Duque, habló desde Estados Unidos de la polémica modificación y aseguró que respalda al Congreso y que sí firmaría la Ley ya que el país se encuentra en diferentes condiciones, «si ya no existe la figura de reelección presidencial, se debería acabar con esa normativa», confirmó el mandatario. 

Sin embargo, esto mismo no pensaba el jefe de Estado cuando era senador y Juan Manuel Santos estaba como presidente de Colombia e intentaba eliminar la Ley de Garantías. 

«Se permite que la contratación estatal se adecue en función de los intereses del partido de Gobierno y eso lacera a la democracia colombiana. Hay que buscar que la ley de garantías se mantenga porque da ejemplos de la contratación estatal y evita que el partido de Gobierno perpetúe sus instancias de poder con los candidatos de sus efectos. Estaremos eliminando los partidos minoritarios con vocación de oposición», dijo Duque siendo senador. 

Es decir, como ya nos tiene acostumbrados a estos “olvidos involuntarios”, para Iván Duque varias medidas que su antecesor Santos tomó o iba a tomar en aquel entonces, eran inviables y atentaban contra el bienestar de los colombianos; pero ahora de Presidente de la República resultó presentando y aprobando iniciativas iguales a las de su antecesor, e incluso peores y más corruptas. 

En el caso de la Ley de Garantías vale recordar que fueron varios los presidentes que han querido eliminarla, pero nunca lo hicieron.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.