Esta es la puja para quedarse con el negocio de la Salud en el Atlántico

La administración de los recursos públicos en Colombia es el mejor negocio del mundo. Esta es una verdad absoluta que explica el ascenso y el grado de corrupción en la administración pública, pero también explica el origen y fortalecimiento de los clanes políticos y el afán de conquistar alcaldías y gobernaciones.

Para nuestros políticos, pertenezcan o no a un clan, la razón de ser de su oficio es la conquista del manejo de los recursos públicos. Alejandro Char, alcalde distrital de Barranquilla, por tercera vez, lo sabe muy bien, sobre todo que los recursos públicos más seguros están en la salud y en la educación.

Por ello en su segundo gobierno privatizó la red pública de salud del distrito de Barranquilla, creando una empresa mixta que organizó con los hermanos Bruno y René Pérez Campanella. Este último, como representante legal de la empresa Cuidar Salud S.A.S. y Alejandro Char, como alcalde distrital de Barranquilla, firmaron la conformación de la empresa MiRed IPS que atiende desde el 1 de enero de 2018 los servicios de salud que la Ley le obliga a los entes territoriales (La atención primaria en salud, con apertura a la atención secundaria y terciaria o especializada).

El socio mayoritario de MiRed es el distrito de Barranquilla con un 65% de las acciones, y los socios privados tienen el 35%. Un gran negocio, sin dudas, que han aprovechado los hermanos Pérez Campanella para crecer y fortalecer sus empresas privadas. A la vista está el crecimiento sinigual de la Clínica Centro.

Para nada es descabellado decir que de este gran negocio salen gruesas sumas de dinero que enriquecen a funcionarios públicos del distrito de Barranquilla, pero es un asunto que deberían investigar los entes de control y judiciales.

Anuncios
Eduardo Verano de la Rosa, caricature AI Pixar style.

¿Qué pasa, entonces, en el departamento del Atlántico?

A la gobernación del departamento del Atlántico volvió por tercera vez Eduardo Verano de la Rosa, y por segunda vez de la mano de Alejandro Char. Es decir que la casa Char ha sido clave en la reelección de Verano, pero cuentan los entendidos que esta última vez las condiciones de ese apoyo fueron diferentes.

Si en la segunda reelección de Verano hubo acuerdos para cogobernar con la casa Char, en esta tercera oportunidad el candidato a la gobernación del Atlántico tuvo que firmar documentos (algunos hablan de pagarés en blanco) que lo obligaban a ceder el manejo administrativo de dos secretaría importantes como la salud y la educación.

Los hechos confirmaron esos rumores, pues los hermanos Pérez Campanella entraron a manejar, previa negociación con el alcalde Alejandro Char, la secretaria de salud del departamento del Atlántico. Los Pérez colocaron a un hombre de confianza, a Luis Carlos Fajardo, subgerente del componente primario de MiRed IPS.

Ahora, no obstante el acuerdo firmado entre el gobernador Verano y Alejandro Char, se prevé una puja para determinar quién se queda con el manejo de la Red hospitalaria del departamento, que la exgobernadora Elsa Noguera logró crear con la implementación de la ESE UNA del Atlántico, integrada por 6 hospitales y más de 30 puestos de salud, totalmente renovados.

El programa de la exgobernadora Elsa Noguera ‘Salud Para la Gente’, tenía como objetivo llevar la salud a las zonas rurales de los municipios donde nunca habían tenido un acceso fácil, por eso renovaron y dotaron más de 33 puestos de salud y 6 hospitales. La ESE UNA (antiguo CARI de alta complejidad) funciona como eje coordinador y administrativo de toda la red departamental, algo parecido a lo que hace MiRed en el distrito de Barranquilla.

La recuperación y modernización del antiguo CARI, que la segunda administración de Verano había dejando en ruinas, fue admirable en la administración de la gobernadora Noguera, al punto que ya su facturación supera los $10.000 millones de pesos mensuales. Pero ya se le venció el período a la administración encargada por la exgobernadora y le toca al gobernador Eduardo Verano tomar la riendas de esta red departamental de salud.

Los hermanos Pérez vieron la oportunidad de colocar su propio gerente y le enviaron una terna al gobernador Verano, presidente de la junta directiva de la ESE UNA del Atlántico. En la terna se destaca del nombre del Gerente de la Clínica Centro, Pablo de la Cruz, hombre de entera confianza de los hermanos Bruno y René Pérez Campanella.

Coincidencialmente, la Superintendencia de Salud le impuso una medida cautelar a la Clínica Centro de Barranquilla, por fallas en la atención de pacientes víctimas de accidentes de tránsito, lo que indica que el gerente De la Cruz no lleva una buena gestión en este centro hospitalario. Según la Superintendencia en urgencias se identificaron usuarios que requerían atención inicial, pero llevaban tiempos prolongados de espera (hasta de dos horas).

Igualmente, la investigación de la Superintendencia reveló que la clínica Centro no garantiza la asepsia y antisepsia requeridas en las áreas de cirugía y esterilización. Una situación gravísima que recae sobre el gerente Pablo de la Cruz, funcionario propuesto para la administración de la red de salud del Atlántico.

De todos modos, es demasiado tarde para que la gobernación del Atlántico inicie un proceso administrativo para escoger de una terna, un nuevo gerente para la ESE UNA, lo que le permite al gobernador atender las recomendaciones de la evaluación hecha por la Junta Directiva a la gestión de la actual administración.

O sea que la Junta Directiva podría recomendar o no la continuidad del actual gerente. No obstante, si la Junta recomienda su continuidad, el gobernador Verano puede designar un encargado, mientras se abre un nuevo proceso o concurso para nombrar el nuevo gerente a partir de una terna.

Dicen lo entendidos que el gobernador Verano está en una encrucijada, pues ha manifestado su descontento con la actitud avasalladora de los hermanos Pérez y teme que, igual como sucede en MiRed, los pacientes sean direccionados a las IPS privadas que conforman este conglomerado de salud, dejando a los hospitales de la red departamental sin posibilidad de facturar y autogestionarse.

Pero, acuerdos son acuerdos y con una llamada del alcalde Alejandro Char, seguramente Verano agachará la cabeza.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.