Van a ajustar 14 años desde que empezaron a ejecutarse las obras de tres megadistritos de Riego; el del río Ranchería en La Guajira (2006), Tesalia-Paicol (2007) y el Triángulo del Tolima (2007), y a la fecha, lo único claro es que se han dilapidado en estos “elefantes blancos” la bicoca de $1.744.699.950.455 pesos, y que según la Contraloría General de la República el nivel de cumplimiento de beneficio a sus usuarios es del 0%.

Un verdadero y descarado despilfarros de recursos del Estado es lo que se evidencia hoy en estos megadistritos, tal como lo denunció la Contraloría, en su informe de Auditoría de Cumplimiento sobre estas obras a cargo de la Agencia de Desarrollo Rural -ADR, que declaró los avances de los trabajos como de  “Adverso de Incumplimiento Material sobre el cumplimiento de los objetivos de los mismos y los requerimientos para su terminación y puesta en marcha”.

Uno de los hallazgos de la auditoría tiene que ver con la incertidumbre que rodea la terminación de estos proyectos.

La conclusión del ente fiscalizador es que “se genera incertidumbre frente a la realidad de las cifras estimadas por la ADR para la terminación de los tres proyectos, la fecha de entrada de operación y el cumplimiento de los objetivos por los cuales fueron concebidos”.

El organismo de control consultó al Departamento Nacional de Planeación (DNP) en relación con la asignación de recursos para la terminación de estos proyectos estratégicos y su respuesta es que el tema está condicionado a la elaboración de una hoja de ruta técnica y financiera que permita habilitar progresivamente la prestación del servicio público de Adecuación de Tierras y se adecúe a la realidad presupuestal del sector administrativo, agropecuario, pesquero y de desarrollo rural.

Anuncios

Se refiere así -el DNP- a la línea de acción 3.2 del documento Conpes 3926 de 2018, que debió estar definida por la ADR en junio de 2019 y que, al cierre de este proceso auditor, fue presentada al Ministerio para su aprobación el 15 de noviembre de 2019.

El organismo de control identificó en esta Auditoría de Cumplimiento varios cuellos de botella que han incidido negativamente en la finalización de estos 3 proyectos, como debilidades en la coordinación interinstitucional que deberían tener los entes interesados e involucrados en su culminación y puesta en operación. También está la incertidumbre presupuestal que ha rodeado estos proyectos.

La Contraloría no pudo profundizar en la verificación de los costos de oportunidad de estos proyectos de distrito de riego, por cuanto la Agencia de Desarrollo Rural -ADR y otras entidades competentes, como los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural y de Hacienda y Crédito Público, así como el Departamento Nacional de Planeación (DNP), indicaron no haberlo calculado.

Proyecto Ranchería

El proyecto Ranchería no presta actualmente los servicios para los cuales fue planificado (riego, acueducto y generación de energía), lo que evidencia su incumplimiento, así como los objetivos de la política de Adecuación de Tierras, si se tiene en cuenta que, aunque la construcción de la fase I se encuentra finalizada, no han iniciado las obras de las fases II y III para que el proyecto entre en operación.

El Observatorio de Conflictos Ambientales del Instituto de Estudios Ambientales, Idea, de la Universidad Nacional, advierte que el proyecto de ‘El Cercado’, que prometía solucionar el problema del agua y la energía para los habitantes de La Guajira, «nueve años después de la inauguración de la represa no solo no ha cumplido con los objetivos iniciales, sino que además se ha afectado la situación de cerca de 100 mil pobladores».

Señala el informe del alma máter que en los municipios donde se tenía proyectado que impactara la represa ‘El Cercado’ se redujo el caudal del río Ranchería, lo que no solo empeoró la situación de las comunidades indígenas y campesinas al borde de la cuenca, sino que además produjo que se inundaran sitios sagrados para los pueblos indígenas del lugar, lo que afectó su bienestar.

«A la fecha no ha habido una debida compensación ante las graves afectaciones ambientales y culturales ya causadas», se lee en el documento del Idea.

Ya en el 2018 la Contraloría estimaba un detrimento patrimonial de $637 mil millones.

 

Proyecto Triángulo del Tolima

Actualmente las obras de las Fases I y II se encuentran culminadas; sin embargo, la fase III del proyecto se encuentra sin ejecutar, la cual corresponde a la construcción de las redes de conducción y distribución del agua a los predios, lo que se traduce en incumplimiento a los objetivos planteados para la operación del distrito, así como los objetivos de la política de Adecuación de Tierras.

Actualmente las obras de las Fases I y II se encuentran culminadas; sin embargo, la fase III del proyecto se encuentra sin ejecutar, la cual corresponde a la construcción de las redes de conducción y distribución del agua a los predios, lo que se traduce en incumplimiento a los objetivos planteados para la operación del distrito, así como los objetivos de la política de Adecuación de Tierras.

El costo total del proyecto Triangulo del Tolima está tasado en $1.252 mil billones con influencia en 24.607 hectáreas que beneficia a 7.540 familias.

De acuerdo a la Contraloría General a la fecha se han invertido en las obras del Triángulo Sur del Tolima $577.768.708.036, faltando por ejecutar la FASE III (redes 2a., 3a,  4a intraprediales), con un costo total del proyecto por $1.252.314.597.170 y un avance financiero del 46%.

Proyecto Tesalia-Paicol

A julio de 2019 y con una ejecución de recursos de más de $300 mil millones (precios de julio de 2019), el proyecto Distrito de Riego no se encuentra culminado; las obras, planeadas para desarrollarse en una sola fase, se encuentran inconclusas y no hay continuidad en varios frentes de trabajo como la conducción, los pasos sobre ríos y escorrentías naturales, redes secundarias y terciarias.

Esto se da no obstante haberse suscrito desde el 2009 el primer contrato de obra (695 de 2009) y, posteriormente, el contrato de obra 939 de 2014, con lo cual se evidencia que el proyecto aún no ha cumplido con el objetivo de prestar el servicio para el cual fue planificado.

De hecho, los contratistas e interventores, entre ellos dos empresas españolas fueron llamados a juicio para que respondan por la pérdida de 23.235 millones de pesos destinados para terminar la obra. La fase dos quedó a la deriva y las obras están en avanzado deterioro.

Cuadro comparativo de costos

El siguiente cuadro presenta un comparativo de costos de cada proyecto en función del área futura de riego, el número de familias o usuarios beneficiarios y el potencial beneficio esperado de cada uno de ellos, en donde se resalta que el costo por usuario para el proyecto Tesalia Paicol representa 10 veces el de los otros dos proyectos, es decir que, a julio de 2019 se estima que por cada usuario se invertirán $1.593 millones y el potencial beneficio del proyecto es exclusivamente de riego.

Estado actual de los proyectos

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.