Los chats de la repartija de $ 1,5 billones en refrigerios

28 empresarios dejaron rastro de cómo manipularon la contratación del PAE de Bogotá.

0
578
El cartel denunciado por la SIC logró manipular por 10 años la contratación del PAE de Bogotá. Foto: Luis Lizarazo / EL TIEMPO
Por: Unidad Investigativa TOMADO DE EL TIEMPO (Ver artículo original aquí)

“Estoy como a tres cuadras con Jairo y Almansa (…). Sería importante esperar a la de los pliegos (…). Me dijeron que era solo por escrito (…) Estamos trabajando en algunas cosas que son de interés común”.

Decenas de chats como este sirvieron para que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) descubriera un cartel de 28 empresarios y una asociación que por 10 años manipuló la contratación del Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Bogotá.

Su poder era tal que se enviaron mensajes con párrafos completos para incluirlos en pliegos licitatorios del Distrito. De hecho, se cree que se acercaron y presionaron a funcionarios de las administraciones de Samuel Moreno, Gustavo Petro y hasta de Enrique Peñalosa

La trama tiene como protagonista a Germán Trujillo, el poderoso esposo de la exgobernadora Cielo González, de Cambio Radical, quien tiene casa por cárcel por timar al departamento de Santander facturando tamales a 30.000 pesos a nombre de talleres de grúas.

Pero también aparece Juan Carlos Almansa, de Americana de Alimentos y Servicios, junto con Luis Hernando y Hayder Mauricio Villalobos. Se trata de los mismos socios de Mauro’s Food, implicada en el ‘carrusel de la contratación’, y en otra investigación por irregularidades con la Agencia Logística del Ejército.

Publicidad

 

“Envío carta a la cual se le hizo el lobby respectivo. Y necesito que por lo menos cuatro empresas la envíen (…) cámbienle el parlamento y ajústenla”, se lee en otro correo en el que uno de los empresarios pide que todos ayuden a bloquear una licitación que iba a perder, denunciando falsas irregularidades ante la Contraloría Distrital y en la Personería.

Y en otro más le dicen a Juan Alemán, de La Campiña, que no olvide que están trabajando en cosas de interés común: “Tenemos todo listo para inscribir una veeduría y meternos al proceso por dentro”.

En efecto, se probó que por medio de presiones y tutelas eliminaban a la competencia, logrando incidir en 21 procesos por 1,5 billones de pesos del PAE, que deberían beneficiar a 750.000 niños del sistema público de educación de la capital.
Incluso, la SIC tiene pruebas de que este cartel conformó la Asociación Colombiana de Proveedores de Alimentos (Asoproval), para lograr condiciones favorables a sus intereses en los pliegos de contratación. Cada miembro pagó 6 millones mensuales para sostenerla.

“Estas personas se están metiendo con lo más sagrado de la sociedad, que son los niños, y con lo más sagrado de los niños: su alimentación”, dijo Pablo Felipe Robledo y remitió el caso a la Fiscalía.

UNIDAD INVESTIGATIVA
[email protected]
Twitter: @uinvestigativa

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.