Lo peor del coronavirus: los bancos

0
1387

Un micro empresario que hace 15 años es cliente del banco AV Villas del grupo Aval de Sarmiento Angulo, y con el cual no mantiene ninguna deuda pendiente, acudió a la entidad crediticia confiando en que le otorgarían un préstamo para el pago de la nómina de sus empleados, conforme los anuncios hechos por el Gobierno nacional, relacionados con los alivios económicos que darían las entidades financieras a los pequeños empresarios, en medio de la pandemia del coronavirus y la recesión económica que golpea a Colombia y el resto del mundo.

Pero cuál sería su sorpresa cuando la propia gerente de la sucursal en Bogotá le respondió que no había autorización para otorgar créditos sin los requisitos que en tiempos normales se exigen a los peticionarios y que el proceso podría demorar entre uno y un mes y medio.

El hombre disgustado no perdió oportunidad para advertir que lo dicho por el Presidente Iván Duque sobre el supuesto respaldo a los pequeños empresarios, no era más que una farsa.

Y no es el único microempresario que ha cuestionado la veracidad de los anuncios hechos con bombos y platillos por el primer mandatario hace ya más de un mes cuando decretó la emergencia social, económica y ecológica para paliar los efectos negativos a la economía del país.

En el Decreto 457 del 22 de marzo el Gobierno nacional impartió instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del Coronavirus Covid-19 y el mantenimiento del orden público.

Publicidad

Allí se determinó la destinación de $14,8 billones por parte del Gobierno para atender la crisis, de los cuales $7,5, billones irían con destino a la banca, supuestamente para que tuvieran recursos para aprobar créditos a los sectores más golpeados por el confinamiento decretado por el mismo Gobierno.

Sin embargo, el papel aguanta todo y más bien muy poco es lo que se ha visto el alivio.

Incluso la misma bancada del Partido Conservador denunció que las entidades bancarias no están entregando nuevos créditos, ni respetando los periodos de gracia y el plazo de pago establecido a micro, pequeñas y medianas empresas por el Gobierno.

La Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), señaló que el confinamiento decretado por el Gobierno les ha generado “problemas de liquidez para mantener el pago de nómina, costos fijos, y demás obligaciones tributarias y financieras”. 

La bancada azul le solicitó a la Superfinanciera revisar y reportar los bancos que están incumpliendo con las medidas también dispuestas por Duque para amortiguar las consecuencias para este sector económico.

Mediante una carta, los representantes y senadores conservadores afirmaron que si bien el Gobierno autorizó líneas especiales de crédito que suman más de $20 billones de pesos, así como también el fortalecimiento del Fondo Nacional de Garantías, que cubrirá hasta el 90 % del valor de los créditos, las entidades bancarias generan situaciones que van en contra de esa decisión. 

Según expresaron, el mundo financiero no está respetando los periodos de gracia y los plazos de pago establecidos por Duque. 

“Se presenta una dilatación entre la solicitud del crédito y el tiempo de respuesta de la misma, lo cual implica un riesgo para el empresario quien no cuenta con los recursos de manera inmediata para cumplir con el pago de nómina; no están dando créditos nuevos sino reestructurando los actuales; y a pesar que se ofreció el no pago de las cuotas de créditos vigentes durante tres meses, los bancos siguen haciendo descuento de las cuotas correspondientes”, aseguró la colectividad.  Es decir, los bancos no tienen en cuenta la coyuntura actual para el cobro de cartera”. 

En otras palabras a los bancos poco les ha importado poner en riesgo a los pequeños empresarios, un sector que representa el 80 % de la fuerza laboral del país y genera alrededor de 17 millones de empleos. 

Finalmente, hicieron el requerimiento que la Superfinanciera ponga especial atención en los bancos que limitan la oferta del crédito solo a clientes y empresas que desean fidelizarse, mientras niegan las líneas crediticias del Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancoldex). 

Ni habrá créditos para todos, ni se dejarán de cobrar intereses: Asobancaria

En respuesta a la avalancha de críticas de quienes se preguntan, entonces dónde están los $7,5 billones de pesos que se supone giraron a las entidades bancarias para dar una mano a este sector productivo, el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, aseguró que solo hasta el miércoles pasado fue que el Gobierno ofreció respaldo a través del Fondo de Garantías a los bancos del 90% para apoyar a las Mipyme a pagar sus nóminas. Y que los créditos con ventajas estarán disponibles para las pymes a partir de este lunes 20 de abril. 

Sin embargo, fue enfático en que no a todas las pequeñas y medianas empresas se les pueden otorgar créditos y que este anuncio del Gobierno no significa que no se les hará estudios de riesgo.

Es decir, nuevamente queda claro que los tales alivios son una farsa pues el mismo presidente de Asobancaria afirmó que aún hay un riesgo del 10% y que igualmente se solicitará todos los documentos requeridos para acceder a un préstamo porque son los que exige la norma.

“Nosotros administramos ahorro del público y se coloca bajo unos estudios de riesgo (…) No podemos apostar con plata que no es nuestra, es la plata de la gente”, afirmó, sin precisar si les ingresaron a sus arcas los $7,5 billones que el Gobierno anunció, y porqué no considera de la misma manera el 90% de respaldo que se les otorgará a través del Fondo Nacional de Garantías.

En cambio, afirmó que “esta política pública del Gobierno no quiere decir que todas las pymes que vayan a los bancos a solicitar un crédito van a recibir un sí seguro y automáticamente el desembolso del dinero”.

“Hay que bajar un poco las expectativas. Todo el mundo no va a tener probablemente el crédito, hay que hacer estudio de riesgo porque igual hay un riesgo del 10%. Se deben acercar a su entidad bancaria, pero deben tener obviamente la documentación, eso no es que llegue y se dice cuanto se le da, eso requiere un análisis de riesgo”.

Castro expuso que no se va a garantizar el 100% de los créditos, por ejemplo en Pymes que nunca han tenido una contabilidad o están reportados porque han tenido moras en el pasado.

Sobre las tasas de interés fue claro en que los anuncios del Gobierno no quieren decir que no va a haber cobros de intereses, porque sí los habrá.

“Nunca se dijo que no se van a cobrar intereses, porque no cobrar intereses es poner en riesgo plata de esos trabajadores. Se determinarán unas tasas de interés que, contrario a lo que se ha dicho, no han estado creciendo. Se han dado créditos y en su mayoría han estado muy por debajo de las tasas de interés”.

Recalcó que en el caso de la refinanciación de créditos, no todos se vieron beneficiados con esta opción de los bancos porque tenían mora superior a 60 días antes que iniciara esta emergencia, pero no obstante informó que en 14 días se refinanciaron créditos por un total de $90 billones de pesos.  

El representante de los bancos señaló que a esta crisis sanitaria y económica que se avecina por la inminente recesión mundial, no se le puede añadir además una crisis financiera.

“La banca se debe a sus clientes pero también a sus ahorradores, no podemos poner en peligro el dinero de los ahorradores, lo que no quiero es tener que responder porqué se desapareció el dinero de la banca y ahora no hay con qué responder a la gente por su CDT y ahorros”, aseveró.

Por último refirió que la primera línea está dirigida para apoyar a las Mipyme a pagar sus nóminas ofreciendo el 90% de las garantías. La suma total de esa línea es de $12 billones de pesos.

La segunda línea estará dirigida al capital del trabajo, es decir para pagar a sus proveedores o adquirir insumos. Esta es por $3 billones de peso y tendrá garantía del 80%.

La tercera está dirigida a los trabajadores independientes, que tendrá una garantía de 80% y recursos por $1 billón de pesos.

En síntesis, al igual que otros rimbombantes anuncios que ha hecho el Gobierno nacional en medio de la emergencia por la pandemia del coronavirus, este se quedará en eso, en meros anuncios, pues ni habrá créditos para todos, ni tendrán las tan esperadas flexibilidades en los intereses.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.