Para millones de colombianos que han sufrido la inoperancia y tortura al usar el sistema estatal de salud, el reciente pronunciamiento del expresidente Santos no es mas que una insensatez, por no decir una falta de respeto.

Santos lanzó este mensaje en su cuenta de tweeter:

Es una total falta de respeto a la inteligencia de los colombianos. ¿Por qué estos personajes nos toman como tontos y se despachan con estupideces? Seguramente porque hay mucha gente que todavía les cree a ciegas, piensan que lo que ellos dicen es sabiduría pura.

No nos interesa defender al presidente Petro y su gobierno, pues nuestro trabajo es llamar la atención y denunciar la corrupción en todas sus formas, venga de donde venga. La mentira y la manipulación de la información es una forma de corrupción. Por eso, esta nota.

Analicemos los tres enunciados del mensaje:

Anuncios

Colombia tiene uno de los mejores sistemas de salud en el mundo. Lo dice alguien que jamás en su vida ha pedido una cita en una EPS. Lo dice alguien, cuya familia jamás en la vida ha usado el sistema estatal de salud. Lo dice alguien que tuvo una emergencia en su salud y salió corriendo a los Estados Unidos a tratarse.

Santos no conoce ni ha vivido en carne propia el sistema de salud de Colombia. Todo lo conoce en papeles y en discursos, no tiene una verdad fáctica en su interior.

Segundo enunciado: No lo digo yo, lo dice la revista @TheLancet. Primero tira la piedra, y después esconde la mano. No tiene la valentía de afirmarlo él, quien, además se supone, debe conocer al dedillo toda la radiografía de la corrupción en ese sector. Entonces, nos quiere tirar en la cara la revista The Lancet.

Pero el tiro le salió mal, pues el estudio de esta revista el claro y contundente, júzguelo usted amable lector: Colombia ocupa el puesto 81 de 120 países encuestados.

Chile ocupa el puesto 49 y Cuba el 55, dos países con gobierno de izquierda. Gobiernos que asocian como destructores de todo lo bueno.

El tercer enunciado dice: Por su puesto hay mucho por mejorar, pero no podemos destruir lo que hemos construido.

De entrada presupone y magnifica lo que los dueños del negocio han promulgado por los medios tradicional de comunicación, que la reforma a la salud va a destruir el sistema. Ese es el caballito de batalla para desinformar a la gente, parta asustarla e inyectarle el gusano del miedo.

¿Qué ha construido este señor si se dedicó a perfeccionar del sistema corrupto que maneja el sistema estatal de salud? Eso es lo que hay que destruir, acabar de raíz, la corrupción que en el gobierno de Santos se afianzó y creció como espuma.

Le aconsejamos al expresidente Santos que calladito le va mejor.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.