En defensa del oficio más hermoso del mundo

0
166
Por: Juan José Hoyos

“Recuerden que hoy se les acaba el plazo para dejar a Álvaro Uribe Vélez en paz. De lo contrario mataremos magistrados. ¿Cuántos magistrados mataremos por día? Tres al día”… “Los antiuribistas deberían ser eliminados y enviados a campos de concentración como se hizo en la segunda guerra mundial”…

Cortesía

Estos son algunos de los mensajes amenazantes contra periodistas de mi país que grupos de ultraderecha que dicen defender al expresidente Álvaro Uribe Vélez han difundido a través de las redes informáticas. Los mensajes aparecen suscritos con la firma [email protected]

“Vamos a matarle a usted y a sus camarillas de periodistas por publicar cosas en contra de Uribe” le dijeron a la periodista Vanessa de la Torre, de Noticias Caracol, a quien también insultaron vilmente llamándola “prepago” y acusándola de consumir drogas en las sesiones del noticiero.

“A este tipo hay que eliminarlo” le dijeron a Matador, el caricaturista de El Tiempo, a quien ya amenazaron de muerte otra vez hace algunas semanas.

María Jimena Duzán, de la revista Semana, fue una de las primeras víctimas de esta cadena de amenazas. En mensajes enviados a través de su cuenta de Twitter, los agresores sugerían que iban a atacarla física y sexualmente.

Publicidad

Otro periodista que ha recibido mensajes intimidantes es Daniel Samper Ospina, columnista de Semana. Los autores de las amenazas le recordaron las acusaciones que contra él hizo el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien lo inculpó de ser un “violador de niños”. Uribe fue obligado por la Corte Suprema de Justicia a retractarse y ofrecer disculpas al periodista.

La cadena radial RCN también denunció que su equipo de periodistas recibió mensajes amenazantes por vía telefónica esta semana. Según informó la cadena, un hombre que se identificó como miembro de un grupo al margen de la ley amenazó de muerte a los periodistas Jorge Espinosa y Juan Pablo Latorre. También amenazó a la directora de RCN Radio, Yolanda Ruiz, quien en ese momento se hallaba “al aire” dirigiendo la emisión del noticiero.

Según la Fundación para la Libertad de Prensa, Jineth Bedoya, de El Tiempo, y dos colegas suyas de La Silla Vacía, también recibieron mensajes amenazantes por parte del Bloque Central de Las Águilas Negras. La organización difundió un panfleto en que las señalaba como pertenecientes a la guerrilla y las declaraba objetivo militar.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) calificó de “alarmante” esta situación y dijo en un comunicado que en los últimos años se ha registrado un aumento considerable en el número de amenazas contra periodistas en Colombia. Mientras que en el año 2015 la FLIP documentó 59 casos de amenazas, en 2016 la cifra ascendió a 90 y en 2017 llegó a 129. En el año 2018, en solo siete meses, se han registradas 89 amenazas. A esta situación se suma el asesinato de 24 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos en el último mes.

La lista de periodistas amenazados también incluye a Ricardo Ruidíaz, Catalina Vásquez y Jhanuaria Gómez, de Antioquia, y a Laura Montoya, de Putumayo. Casi todos están desprotegidos.

Yo también hago parte de esa lista. Hace pocos días, como lo informó este periódico, mi casa fue asaltada por ladrones profesionales que violentaron una puerta de seguridad blindada, con láminas de acero, destruyeron sus cerraduras y robaron mi computador.

Me uno al reclamo doloroso de la periodista Vanessa de la Torre, de Caracol Televisión: “¿En esto se está convirtiendo Colombia?”. También me hago sus mismas preguntas: ¿Qué harán para poner fin a esta situación de ignominia contra los periodistas ―nunca antes vista en Colombia― la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y, sobre todo, Iván Duque, el nuevo presidente de los colombianos, que anhela un país unido y reconciliado?

TOMADO DE EL ESPECTADOR (Ver artículo original aquí)

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.