Más de 2,7 millones de personas pagaron de más debido a que 14 compañías que prestan el servicio aplicaron mal el cálculo tarifario.

Factura de la Triple A, muchas explicaciones para golpear al usuario.

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios ordenó a 14 empresas que prestan el servicio de acueducto y alcantarillado en el país a devolver a sus usuarios más de $15.770 millones por la mala aplicación del cálculo tarifario.

En total, 2,7 millones de suscriptores en 19 ciudades del país fueron objeto de estos cobros no autorizados según la verificación realizada por la entidad entre 2017 y 2018 en el marco de su ejercicio de vigilancia y control.

Lea también: Investigan al alcalde de Bucaramanga por contrato de acueducto que no se ejecutó

En el hecho están involucradas la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá E.S.P., la Empresa de Servicios Públicos de Pamplona S.A. E.S.P., la Empresa Industrial y Comercial de Servicios Públicos de Chiquinquirá, Centroaguas S.A. E.S.P. de Tuluá, la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado S.A. E.S.P. Oficial, la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander S.A. E.S.P., la Empresa De Servicios Públicos de Puerto López Espuerto S.A. E.S.P, la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla S.A. E.S.P., Aguas Kpital Cúcuta S.A. E.S.P., Empresas Públicas de La Ceja E.S.P., la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Duitama S.A. E.S.P., Empresas Públicas de Marsella E.S.P., Empresas Públicas de Rionegro S.A. E.S.P. y Servidonmatias E.S.P. S.A.S.

Específicamente, la Superintendencia encontró que estas empresas aplicaron de forma inadecuada la metodología del régimen tarifario expedida por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA). La entidad explicó que en estos casos se actualizó mal el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

La Superservicios aseguró a través de un comunicado que la devolución está en proceso y que para que se entregue el 90 % del monto, que será devuelto a más de 2,12 millones de usuarios en Bogotá, Pamplona y Chiquinquirá, aún deberán pasar cuatro años. Para las ciudades restantes (Puerto López y Cúcuta) en promedio tomará 24 meses.

Los usuarios podrán verificar la devolución a través de su factura.

La superintendente, Natasha Avendaño, aseguró que seguirán con el trabajo de vigilancia y control “para lograr nuestro objetivo como entidad técnica encargada de proteger los derechos de los usuarios con relación a las tarifas de los servicios públicos”.

 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.