Seis años tardó la Procuraduría General de la Nación para por fin inhabilitar y sacar de la vida política –a pesar de que está preso desde agosto del año pasado- al excongresista, Bernardo Miguel Elías Vidal, conocido popularmente como el Ñoño Elías. 

El contumaz “Ñoño” Elías queda Inhabilitado para ejercer cargos públicos por 12 años, lo que ha sido considerado como una condena risible y ridícula, no obstante se sabe que todos estos personajes siguen actuando en cuerpo ajeno.

Todo comenzó con el escándalo de Odebrecht que estalló entre el 2012 y 2014 y que salpicó a varios parlamentarios de Colombia por haber recibido coimas a cambio del favorecimiento de contratos a la multinacional, la Procuraduría lo inhabilitó por 12 años para ejercer cargos públicos.  

Según el ente de control, el Ñoño aprovechó su condición de integrante de la Comisión Tercera del Senado encargada de estudiar y debatir asuntos relacionados con el presupuesto de rentas y gastos de la Nación para ejercer influencias políticas y suscribir un contrato de estabilidad jurídica con Odebrecht. 

Elías Vidal ya habría sido condenado por la Corte Suprema de Justicia a ocho años de prisión. El alto tribunal lo encontró culpable de los delitos de concierto para delinquir agravado en concurso heterogéneo con el ilícito de lavado de activos. Además, le impusieron una multa de $13.600 millones de pesos. Según las investigaciones se habría apropiado de $1.600 millones de pesos de forma irregular. 

Publicidad

Si seguimos usando energías no renovables

Este es el tiempo que nos queda.

El congresista cesarense Alfredo Ape Cuello también fue salpicado por el mismo escándalo, debido a que fue señalado de ser parte del grupo ‘los Bulldozer’ y haber negociado con Odebrecht la construcción de la vía Ocaña – Gamarra, pero hasta la fecha ha salido airoso. 

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.